¿Descanso o actividad para el dolor de espalda?

¿Descanso o actividad para el dolor de espalda?

Una vez nos vemos afectadas por cualquier lesión o patología que perjudique cualquiera de las áreas que componen la espalda, nuestra reacción natural tiende a pasar por una minimización de las actividades que conforman nuestra rutina e, incluso, por dejar de practicar cualquier ejercicio físico que realicemos habitualmente. Sin embargo, es un médico el que debe determinar si una dolencia en particular necesita reposo absoluto, moderado o algún tipo de ejercicio específico de cara al proceso de recuperación.

¿Descanso o actividad cuando nos duele la espalda?

Según las recomendaciones que realizan en la actualidad tanto los médicos como los fisioterapeutas, aunque bien es cierto que resulta recomendable guardar cierto reposo durante las primeras 48 horas tras la lesión o la generación de la dolencia, esta actitud, de prolongarse en el tiempo, podría terminar perjudicando nuestra salud. De esta forma, la actividad a través de ejercicios específicos de la espalda es absolutamente necesaria para lograr una completa recuperación del área afectada.

Resulta aconsejable ponerse a disposición de especialista para conseguir una prescripción efectiva y personalizada de la actividad física que se debe aplicar a cada caso en particular. De forma que podamos evitar el riesgo a recaer en la lesión, debemos seguir siempre meticulosamente los detalles que estos expertos nos proporcionan para cada ejercicio. Uno de los deportes que más se recomiendan en la actualidad es la natación terapéutica, consistente en una serie de ejercicios, realizados en el interior del agua, terapéuticos que ayudan a relajar y fortalecer la espalda.

En cualquier caso, el diagnóstico en sí y las recomendaciones posteriores para la recuperación van a depender esencialmente del grado de dolor que sintamos y de la zona afectada. Los programas de rehabilitación, en consonancia con esta idea, pueden llegar a ser muy diversos. Así pues la visita a especialistas cualificados resulta absolutamente fundamental.

A modo general, encontramos que la clave reside en la perfecta combinación de periodos de reposo con otros de actividad en los que se incluyan tablas de ejercicios, con carácter terapéutico, que ayuden a recuperarnos de la dolencia en concreto.

Marta Valle  •  jueves, 2 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x