Dolor de espalda causado por el síndrome ocluso-postural

Marta Valle

Resulta llamativo el número de mujeres que padecen malestares nocturnos en diferentes localizaciones de la espalda como las cervicales o las lumbares sin que, a priori, hayan encontrado algún tipo de explicación directa. Sin embargo, es posible concretar este problema en una patología específica si estas contracturas en la zona posterior del cuerpo aparecen acompañadas de otros síntomas como cefaleas o ronquidos. Dado el caso, es probable que estemos sufriendo un síndrome ocluso-postural, una enfermedad poco conocida pero que puede acarrear serios problemas musculares.

Causas de la aparición del síndrome ocluso-postural

El síndrome ocluso-postural proviene de una mala posición adoptada por la dentadura a la hora de morder. Problema que, a su vez, puede desarrollarse a partir de una anomalía respiratoria proveniente de la infancia y que no ha sido solventada convenientemente. Esta mala disposición de los dientes al morder puede provocar una desviación en la mandíbula, especialmente durante las horas de sueño ya que no controlamos conscientemente esta postura, que termine definiéndose en continuas contracturas tanto cervicales como dorsales. Otras señales que pueden ayudarnos a detectar una enfermedad como la descrita son las ojeras marcadas o una forma facial más bien alargada.

Pero el síndrome ocluso-postural no solo tiene consecuencias directas sobre la salud de nuestra espalda, sino que también puede ocasionar un desequilibrio en la masticación que afecte tanto a la digestión como a la nutrición de la afectada, fomentar la respiración bucal y limitar la higiene dental hasta el punto de desatar un desarrollo más patente de enfermedades periodontales y caries. Por si fuera poco, la propia elaboración oral del lenguaje puede verse deteriorada llegando a requerir la intervención de un logopeda.

Dado el origen del problema, este síndrome ocluso-postural ha de tratarse desde varias perspectivas. En primer lugar, en caso de padecerlo, hemos de recurrir a un odontólogo para que pueda alinear correctamente la dentadura con el objetivo de conseguir una oclusión dental lo suficientemente óptima de forma que no sea posible desestabilizar las estructuras musculares asociadas al cuello y a la espalda. Por otro lado, necesitamos un proceso de relajación neuromuscular a través de la colaboración de un profesional de la fisioterapia.

Puedes leer más artículos similares a Dolor de espalda causado por el síndrome ocluso-postural, en la categoría de Espalda en Diario Femenino.