La solución definitiva para los dolores de espalda

Marta Valle

Solución definitiva para el dolor de espalda

El dolor de espalda es una problemática amplia que puede abarcar desde una molestia leve y constante hasta punzadas repentinas de carácter agudo que dificultan, de forma patente, el movimiento del cuerpo. Las estadísticas más recientes al respecto nos muestran que alrededor de un tercio de la población femenina mundial padece un dolor crónico en la zona posterior del cuerpo, es decir, que tienen dolores durante, al menos, tres meses consecutivos al año. Lejos de atajarse, parece que es una anomalía que se encuentra en auge, por lo que las iniciativas a la hora de buscar soluciones definitivas también se están incrementando en consecuencia.

Tratar de forma definitiva el dolor de espalda

Como hemos comentado anteriormente, el dolor de espalda es muy complejo y polifacético, debido al gran número de factores que pueden desencadenar su desarrollo, por lo que resulta obvio pensar que tampoco existe una solución única a dicha problemática. Sin embargo, la comunidad científica afirma -a lo largo de los años con una mayor insistencia- que los culpables de este malestar son los músculos autóctonos de la columna vertebral, es decir, toda aquella estructura muscular de la espalda que sirve para proporcionar protección y estabilidad a todos los segmentos encargados del movimiento.

Si partimos de la premisa básica de que la gran mayoría de dolores en la espalda disponen un origen puramente muscular, podemos ver reducido el enfoque del tratamiento y, por tanto, hablar de criterios más unificados en este sentido. De hecho, los estudios realizados al respecto demuestran que en un 85% de los casos, las molestias disminuyen considerablemente o desaparecen con métodos que potencien selectivamente la musculatura de la zona afectada.

Con este tipo de ejercicios selectivos, se consigue no sólo la curación de las estructuras musculares lesionadas sino también la mejoría de las funciones de la columna vertebral. De esta forma, la solución al dolor de espalda -especialmente en los casos crónicos- redunda en la mejora en el incremento de la estabilidad muscular en el área que circunda la columna vertebral. Esta metodología aparece contraviniendo todos aquellos tratamientos orientados a disminuir las molestias en el corto plazo o, lo que es lo mismo, cuestiona la eficacia de la aplicación de frío o calor, la fisioterapia, el láser o la electroterapia.