La impotencia de sufrir dolores de espalda

Marta Valle

Los dolores en la espalda se encuentran íntimamente ligados a nuestras emociones hasta tal punto que un estado depresivo puede agravar considerablemente una anomalía de este tipo. Según algunas investigaciones realizadas al respecto, las mujeres que sufren depresión clínica pueden ser hasta cuatro veces más propensas a padecer molestias crónicas tanto en el cuello como en la espalda. Esta clase de dolores crónicos produce, por otro lado, un sentimiento de impotencia ya sea por la falta de comprensión de la gente que rodea a las enfermas o por el hecho de tener que enfrentarse diariamente a una circunstancia como la descrita.

Combatir activamente los dolores en la espalda

Y es que según los especialistas en la materia, aquellas mujeres que tienden a manifestar sentimientos de impotencia ante estas anomalías se enfrentan al dolor de una forma pasiva, lo que, en definitiva, puede generar que la dolencia se convierta en un problema común en la vida de dichas personas. Científicos españoles señalan al respecto el hecho de que las pacientes de dolores en la espalda vivan esta problemática como si fuera una suerte de estigma que genera que se sientan inferiores y diferentes al resto, mermando sustancialmente su calidad de vida.

Una de las claves de la impotencia de las mujeres que padecen dolores crónicos en la parte posterior del cuerpo radica en la circunstancia que de que estas anomalías les impiden realizar sus tareas cotidianas con la normalidad deseada. Además, se sienten incomprendidas por el carácter absolutamente subjetivo de las molestias, algo que solo es percibido por quién lo padece.

Las mujeres con problemáticas focalizadas en la espalda suelen despreciarse a sí mismas debido a una plausible percepción de debilidad por el resto de la sociedad. Este importante escollo mina efectivamente su autoestima y puede llegar a provocar severos problemas emocionales que deriven en una constante sensación de impotencia y tristeza. Dado el caso, resulta importante comunicarle este tipo de sentimientos a los médicos que traten la dolencia pues resulta información esencial en la forma de encarar tanto el diagnóstico como el posterior tratamiento.  

Puedes leer más artículos similares a La impotencia de sufrir dolores de espalda, en la categoría de Espalda en Diario Femenino.