Cómo influye el tipo de almohada en los dolores de espalda

Evita el dolor de espalda con la almohada perfecta

Marta Valle

Papel de la almohada en los dolores de espalda

Todas nos hemos levantado alguna vez de la cama con un fuerte dolor en las cervicales, y es que tan importante como fortalecer la espalda a través del ejercicio físico y cuidarla mediante una higiene postural correcta, resulta el propio descanso. Elegir una almohada incorrecta puede provocar, en el medio plazo, que comencemos a desarrollar dolencias en la zona alta de la espalda que, en los casos más extremos, lleguen a impedirnos la movilidad del área afectada. Por tanto, la selección de estos complementos para el sueño va a ser fundamental a la hora de conciliar nuestra salud con el descanso.

Cómo encontrar la almohada ideal

Si detectamos frecuentemente dolores en la parte alta de la espalda cuando nos despertamos por las mañanas, nuestra prioridad debería pasar por consultar a especialistas en la materia tales como médicos y fisioterapeutas. Si éstos no detectan ninguna sintomatología extraña que les conduzca al diagnóstico de alguna patología grave, es probable que nuestra problemática redunde en el uso de una almohada incorrecta.

Por lo tanto, es en este instante cuando debería dar comienzo la búsqueda de la almohada que se adapte a nuestras necesidades específicas. Tarea harto complicada pues podemos fracasar en numerosas ocasiones antes de dar con la opción correcta. E, incluso, dado el caso, puede darse una coyuntura tal que la forma en la que le demos uso no sea la ideal para el reposo de nuestro cuello. Hay varios factores objetivos a tener en cuenta a la hora de elegir una buena almohada aunque el gusto personal va a resultar una influencia decisiva en la selección final.

La mejor almohada para evitar el dolor de espalda

Debemos dedicar tiempo y tener mucha paciencia  en nuestra búsqueda. Elementos como el grosor de la almohada van a depender de las preferencias de cada una de nosotras, aunque lo ideal pasa porque esta abarque la distancia que separan las cervicales de los hombros. Existen almohadas diseñadas específicamente para los dolores en las cervicales, sin embargo no son realmente necesarias para evitar dichas problemáticas. Por último, debéis recordar que este elemento sirve, precisamente, para descansar el cuello y que hemos de evitar que los hombros se apoyen en él.

Si sufres dolores de espalda, estos son algunos ejercicios que te ayudarán a reducir las molestias.