Dolor de espalda: simples gestos diarios para prevenir las molestias

Aunque no lo creas, ciertos hábitos te están provocando dolor de espalda

María Fernández

Dolor de espalda: simples gestos diarios para prevenir las molestias

Cuidar tu postura corporal dice mucho sobre ti misma y la actitud con la que te presentas al mundo, pero también es importante para tu bienestar. Una mala posición continuada puede repercutir en un dolor de espalda muy problemático pero, con estos simples gestos diarios puedes prevenir las molestias. ¡Se acabó el dolor!

Gestos para aliviar el dolor de espalda

Puede que no seas consciente, pero te vamos a demostrar que tienes una serie de hábitos que están haciendo un flaco favor a tu espalda. Si aplicas los siguientes trucos en tu día a día, a la larga notarás que la zona lumbar y cervical se te carga menos. Toma buena nota.

1 ¡Manos al bolsillo!

Cuando tengas que estar de pie durante mucho tiempo, mete a ratos las manos en los bolsillos traseros de tu pantalón. Puedes introducir una o las dos, según lo que te resulte más cómodo. Con este simple gesto te obligarás a ti misma a mantenerte bien erguida.

Cómo aliviar las molestias de espalda 

2 La postura frente al ordenador

Mantener la espalda recta mientras trabajas en la oficina es imprescindible para prevenir el dolor de espalda. Pasas muchas horas frente al ordenador, por lo que necesitas empezar desde ya a adoptar una buena postura. El problema es que, aunque cada mañana te propongas mantenerte muy recta, poco a poco se te olvidan los buenos propósitos y te vas encorvando. Como consecuencia, cuando llega la hora de irte a casa, tienes un dolor de espalda insoportable.

¡Tenemos la solución para ti! Colócate una pequeña nota adhesiva en uno de los lados de tu pantalla del ordenador en la que te recuerdes a ti misma que tienes que sentarte bien. Puedes dibujarte un monigote sentado correctamente, una frase motivadora…

Por cierto, la postura correcta para prevenir el dolor es: los pies en el suelo completamente apoyados, las piernas en posición recta a 90 grados, los codos pegados al cuerpo, los antebrazos y muñecas en línea recta, la cabeza y el cuello rectos y los hombros relajados con el monitor a la altura de los ojos o un poco por debajo. Puede parecer complicado, pero te ayudará a acabar con el dolor de espalda y cuello.

El dolor de espalda y la postura del ordenador

3 Llévate un cojín a la oficina

Además de ese pequeño papel adhesivo en tu pantalla, ponerte un cojín en la espalda puede ayudarte a evitar los dolores de espalda en la oficina. Colócalo en zona baja o media de la espalda y notarás, pasadas las horas, notarás un gran alivio.

Dolor de espalda en el trabajo

4 El ejercicio que estabas buscando

La entrenadora personal Carolina Domínguez te enseña a hacer un ejercicio muy útil para corregir la postura. Lo puedes practicar en cualquier momento, porque no necesitas ningún material: mientras esperas que se calienta la leche en el microondas, en tu descanso del trabajo, mientras tu hijo hace los deberes de matemáticas…

El objetivo de este ejercicio es abrir la parte anterior del pecho y fortalecer la zona posterior de los hombros. Para ello, colócate de pie, con las piernas ligeramente dobladas, y flexiona los codos llevándolos hacia atrás.

Lo puedes ver en el siguiente vídeo.  

5 Anda como si te cruzarás con tu ex

¿Caminas con la espalda encorvada? ¡Se acabó! Andar bien erguida te ayudará a prevenir el dolor de espalda, ya que todos tendemos a encogernos. El truco está en hinchar el pecho y echar los hombros ligeramente hacia atrás, es decir, caminar como si te estuvieras cruzando con tu ex y quisieras demostrarle lo bien que te va sin él.

Esta postura corporal no solo te ayudará a controlar tu dolor de espalda, sino a caminar con más autoestima y confianza en ti misma.  

Gestos diarios para aliviar el dolor de espalda

6 El último remedio contra el dolor de espalda

Este truco es un poco rudimentario pero, puede ayudarte en momentos puntuales. Pídele a alguien con el que tengas confianza (para que no piense que estás loca) que te ponga un celo de hombro a hombro en tu espalda desnuda. Así, cada vez te encorves, notarás que te tira y no tendrás más remedio que ponerte de nuevo recta. Poco a poco te irás acostumbrando y no te lo tendrás que poner más.  

Cómo aliviar el dolor de espalda con trucos fáciles

7 El móvil, el peor enemigo de tu dolor de espalda

Cada vez nos pasamos más horas al día mirando el móvil pero, ¿te has parado a pensar en qué postura lo miras? Mantener el cuello agachado durante tanto tiempo puede causarte molestias, porque lo acabas forzando. Cuando inclinas demasiado la cabeza, tu columna acaba resintiéndose. Siempre que utilices el móvil, intenta sostenerlo un poco más arriba, a la altura de los ojos.    

Gestos para aliviar el dolor de espalda con más facilidad

8 Las manos, al volante

Si haces un viaje largo en el que tienes que conducir durante muchas horas, te recomendamos que coloques ambas manos en el volante. El hábito de poner el codo sobre la ventanilla puede, a la larga, acabar causar molestias porque no es una postura natural de tu espalda.

Evitar el dolor de espalda al conducir

9 Cámbiate el bolso de lado

Seguro que tu bolso está lleno de ‘por si acasos’ y demás objetos que van sumando peso, convirtiéndolo en una penitencia. Notarás mucho alivio en tu espalda y hombros si vas cambiándotelo de lado cada cierto tiempo.

El bolso y el dolor de espalda

10 La clave contra el dolor de espalda: hacer ejercicio

Hacer ejercicio es imprescindible para sentirte bien. No solo tendrás mucho bienestar, sino que te ayudará a generar endorfinas para ser más feliz. Si tienes dolor de espalda, no todos los ejercicios son aptos para ti. Debes tener cuidado con ciertos movimientos, mientras que otros te ayudarán a prevenir las molestias. Consulta con un tu médico o fisioterapeuta para saber qué rutinas te vienen bien.

Ejercicios para aliviar el dolor de espalda y otras molestias

Y tú, ¿qué gestos diarios aplicas para evitar el dolor de espalda?