Remedios caseros para la dorsalgia

Marta Valle

Remedios caseros para la dorsalgia

La dorsalgia resulta una de las dolencias más frecuentes entre las mujeres. De hecho, las investigaciones al respecto sugieren que alrededor del 80% de la población mundial femenina padece, en algún momento de sus vidas, un dolor en la zona posterior del cuerpo. Los factores que pueden invocar una problemática como la mentada disponen diversos orígenes, aunque resulta pertinente afirmar que los más frecuentes son las malas posturas cuando estamos sentados en el sofá, en la silla del trabajo o frente al ordenador. Dado este escenario, existen una serie de remedios caseros orientados a paliar las molestias asociadas a las dorsalgias.

Aliviar las dorsalgias con remedios caseros

Uno de los mejores remedios caseros para paliar las dorsalgias reside en la realización de una serie de ejercicios que permitan aliviar las cargas, así como reducir el impacto de los dolores que aparecen vinculados a dicha problemática. Tanto los profesionales de la fisioterapia como los entrenadores que podemos encontrar en un gimnasio pueden orientados en el tipo de ejercicios que podemos realizar para lograr este objetivo. En la mayoría de casos, se trata de simples actividades que van a potenciar la relajación de la zona de forma muy efectiva.

Los masajes suponen otra alternativa casera realmente magnífica para solventar los problemas vinculados a las dorsalgias. Para ello, podemos elaborar en nuestro domicilio un poco de alcohol de romero metiendo dos ramas frescas de esta planta en un frasco de un litro de alcohol y dejándolo reposar durante un período de siete días. Pasado ese tiempo, podremos llevar a cabo friegas en sentido vertical, así como palmaditas, pequeños pellizcos y un pequeño masaje utilizando los dedos pulgares a lo largo de los dos lados de la columna vertebral.

La salvia es una planta medicinal con multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo que, por tanto, puede servirnos perfectamente como remedio casero para aliviar una problemática como la dorsalgia. Se trata de un potente antiinflamatorio natural que va a ayudarnos a aliviar los dolores musculares asociados a esta anomalía. Con este objetivo, podemos preparar una infusión utilizando las hojas de esta planta. Para obtener unos resultados perfectos, habremos de tomar esta bebida unas tres veces al día.