Remedios caseros para quitar las bolsas de los ojos

Marta Valle

Remedios caseros para las bolsas en los ojos

Tanto las ojeras como las bolsas que residen debajo de los ojos resultan problemas estéticos bastante frecuentes que, además, pueden dar una apariencia de envejecimiento patente hasta en los rostros más jóvenes. Son diversos los factores que pueden influir en la generación de estas anomalías: por un lado, un exceso de melanina -la llamada hiperpigmentación- muy común en ciertos tipos de pieles y, por otro lado, la dilatación de los capilares proveniente de problemas vasculares. Sea como fuere, podemos disminuir la influencia en nuestro rostro de estas bolsas mediante el uso de remedios caseros.

Combatir las bolsas en los ojos con remedios caseros

Un truco muy sencillo pero a la vez muy efectivo consiste en darnos pequeños golpes en la parte afectada usando tan sólo la punta de los dedos. Estas bolsas aparecen, en muchas ocasiones, debajo de los ojos a causa de una acumulación anormal de líquido en este área -al igual que puede ocurrir en las alergias-, por lo que esta técnica puede ayudarnos definitivamente a drenar este líquido y, por tanto, mitigar el efecto que estas bolsas disponen sobre nuestro rostro.

Otro remedio casero muy efectivo para combatir el desarrollo de molestas bolsas debajo de los ojos redunda en la elaboración de compresas relajantes. Para ello, necesitamos sumergir dos bolsitas de infusión de manzanilla en una taza llena de agua caliente. Una vez transcurridos unos minutos, hemos extraer las bolsas del recipiente y dejar enfriar convenientemente el líquido. Seguidamente, mojaremos dos bolas de algodón en la infusión y las aplicaremos sobre los ojos -con los párpados cerrados- y las mantendremos en esa posición a lo largo de un cuarto de hora.

Una última alternativa casera para paliar el desarrollo de ojeras resulta en la elaboración de una crema descongestionante. Hemos de colocar 50 gramos de lanolina en un bol y calentarla al baño María. Debemos remover la sustancia con una cuchara de madera hasta que se derrita y posteriormente añadir 25 gramos de germen de trigo. Finalmente, depositamos la combinación resultante en un bote hermético y agregamos 30 gotas de esencia de albaricoque. Mezclamos bien y aplicamos directamente sobre las bolsas mediante masajes circulares.