Remedios caseros para los nervios: ¿nerviosa yo?

Marta Valle

Remedios caseros para los nervios

La sociedad moderna se encuentra repleta de numerosas situaciones complejas que pueden generar un continuo nerviosismo que impacta directamente en nuestro estado de ánimo. Es posible que este estado se derive de una época concreta en la que estemos pasando mucha ansiedad debido a cuestiones familiares, laborales o escolares. También se puede generar un escenario tal en el que dicho problema se alargue indefinidamente en el tiempo. Esta anomalía dispone la capacidad de desarrollar a largo plazo un mayor número de problemas. De esta forma, proponemos una serie de remedios caseros de fácil preparación con los que capear el temporal.

Calmar los nervios con remedios caseros

La valeriana supone uno de los remedios caseros más conocidos para calmar problemáticas como el nerviosismo, la ansiedad o el insomnio. Existen muchísimas posibilidades de ingerirla, ya sea en forma de infusión preparada en casa, comprada en un supermercado o directamente en comprimidos. Para la elaboración casera, tan sólo hemos de hervir un litro de agua, añadir posteriormente 30 gramos de esta hierba, colar la mezcla y dejarla reposar hasta que se encuentre tibia. Dependiendo del estado de nerviosismo en el que nos encontremos, podremos tomar hasta cuatro o cinco tazas a lo largo de una jornada.

Otra estupenda alternativa casera para combatir los efectos en el organismo de los nervios consiste en lavar y pelar dos manzanas. Una vez realizado este paso, hemos de colocarlas en una licuadora junto a un poco de agua. Posteriormente, pondremos a hervir el jugo resultante de esta operación y, una vez llegue al punto de ebullición, agregar una pequeña cantidad de sal. Hemos de remover bien la mezcla y tomarla caliente dos veces al día.

Las propiedades de la manzanilla pueden ser de gran ayuda a la hora de aliviar los nervios corporales. De hecho, la infusión de esta hierba supone uno de los remedios caseros más conocidos a la hora de aliviar la ansiedad gracias su capacidad, por un lado, de relajar nuestro organismo y, por otro, de reducir el riesgo de que esta problemática se incremente en exceso. Se recomienda tomar sólamente una taza antes de acostarnos, puesto que una ingesta abusiva podría provocar otro tipo de molestias.

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para los nervios: ¿nerviosa yo?, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.