Remedios caseros para la calvicie femenina

Marta Valle

Remedios caseros para la calvicie femenina

La calvicie entre las mujeres es una anomalía que se da con más frecuencia de lo que pensamos. Factores como la herencia genética, el exceso de estrés, las hormonas o el propio proceso de envejecimiento pueden provocar la aparición de la llamada alopecia femenina. Existen diversos niveles de gravedad dependiendo de la cantidad de pelo que se desprenda desde la raíz del cuero cabelludo, aunque en cualquier caso la mejor solución pasa por una rápida reacción consultando directamente con un especialista en dermatología. Una vez prescrito el tratamiento médico, podremos complementarlo con una serie de remedios caseros.

Combatir la calvicie femenina con remedios caseros

El bálsamo de cebolla tiende a ser muy efectivo contra el desarrollo de alopecia en las mujeres ya que ayuda a contrarrestar la excesiva caída de cabello. Para preparar este remedio casero, hemos de poner a hervir un litro de agua para después -en el momento de la ebullición- añadir una cebolla pelada. Una vez que la planta se encuentre bastante blanda y el agua se haya reducido aproximadamente a la mitad, debemos colar el jugo resultante. Cuando hayamos terminado de realizar estos pasos, tan sólo debemos aplicar el bálsamo directamente sobre el cuero cabelludo antes de acostarnos, dejándolo reposar durante toda la noche.

Quizá la alternativa casera más sensata para combatir la calvicie femenina resida en un cuidado estricto de la alimentación. De esta forma, podemos añadir a nuestra dieta alimentos ricos en zinc como las fresas, los espárragos, el apio, las patatas, los plátanos, las berenjenas o los huevos. Los frutos secos como las avellanas o las nueces, las legumbres y la soja son productos ricos en cobre y, por tanto, muy aconsejables para proteger el cabello.

Un remedio casero muy fácil de preparar consiste en añadir dos cucharadas pequeñas de pimienta roja a una taza llena de aceite de oliva. Una vez revuelta la combinación resultante, podremos masajear con ella nuestro cuero cabelludo con el objetivo de fortalecer el pelo y evitar una caída masiva del mismo. Si lo aplicamos de forma constante y diaria, comenzaremos a ver resultados palpables a las dos semanas aproximadamente.