Remedios caseros para la fascitis plantar

Remedios caseros para la fascitis plantar

La fascitis plantar es una patología que produce dolor en los talones de uno o de los dos pies, pudiendo llegar a incapacitarnos para realizar nuestras tareas diarias dependiendo de lo agudos que sean los síntomas que se presenten asociados a ella. Esta enfermedad consiste en una inflamación de la fascia plantar, una capa gruesa que recorre el área comprendida entre el talón y los dedos del pie y cuya función principal reside en proteger al pie amortiguando todos y cada uno de los impactos recibidos durante actividades como caminar, saltar o correr. Dado que los tratamientos médicos suelen ser lentos y complejos, muchas mujeres recurren a remedios caseros para la fascitis plantar los cuales logran amortiguar las molestias y dolores que produce. 

Remedios caseros para la fascitis plantar

Hay que tener en cuenta que la fascitis plantar es una enfermedad difícil de identificar y que, por tanto, pueden pasar meses antes de que seamos conscientes de su presencia. Una vez aparezcan los primeros síntomas, habremos de recurrir a nuestro médico de cabecera con el objetivo de radiografiar los pies y observar cuáles son los daños que se han desarrollado. Una vez dado este paso, podremos complementar el tratamiento médico administrado por el profesional con remedios caseros como los que te proponemos a continuación:

+ Agua tibia y sal: En un recipiente que sea lo suficientemente grande como para colocar los dos pies, vierte dos litros de agua tibia con tres cucharaditas de sal de Epsom (la puedes conseguir en cualquier farmacia o tienda especializada en la venta de productos naturales). Realiza este proceso dos veces al día dejando que los pies estén en remojo durante quince minutos.

+ Jengibre: Hierve agua en un cazo junto con una cucharadita de jengibre rallado durante cinco minutos. Pasado este tiempo, retíralo del fuego y déjalo reposar durante diez minutos. Cuélalo y tómate dos tazas diarias. El jengibre es considerado un buen remedio analgésico que ayuda a aliviar el dolor causado por la fascitis plantar.

+ Estiramientos musculares: Presiona los dedos del pie contra la pared mientras mantienes el talón en el suelo. Repite el proceso varias veces. Esta acción puede ser muy importante especialmente después de haber realizado cualquier actividad que haya estrenado el pie enfermo.

+ Miel y vinagre de manzana: Añade en un vaso con agua tibia una cucharadita de miel y otra de vinagre de manzana. Tómate esta mezcla dos veces al día. El vinagre de manzana tiene propiedades antiinflamatorias que también ayudan a calmar los síntomas del dolor de pies.

Remedios caseros para la fascitis plantar

+ Aplicar hielo sobre la zona afectada: Este es uno de los remedios caseros más efectivos para acabar con el dolor procedente de una fascitis plantar. Si en casa no dispones de compresas frías o de bolsas de hielo, una alternativa muy buena es envolver hielo picado en un paño limpio y ponértelo directamente en la planta del pie cuatro veces al día durante un periodo máximo de unos quince minutos, de manera que la inflamación disminuya y las molestias se reduzcan. Es muy efectivo sobre todo las primeras 48 horas tras el inicio de los síntomas. 

+ Truco de la botella: Otro remedio casero muy bueno para complementar el tratamiento médico de la fascitis plantar reside en la realización de masajes con figuras cilíndricas como latas o botellas muy frías. Esta clase de estiramientos nos permitirán masajear, ejercitar y fortalecer todo el arco del pie aliviando, de esta manera, todo el dolor causado por la inflamación de la fascia plantar. Para ello, tan sólo tenemos que situar el objeto seleccionado en el suelo, colocar el pie dañado sobre él y realizar varias pasadas mientras se aplica una ligera presión.

Masajes: Las molestias producidas por la fascitis plantar son mucho más intensas por la mañana, por eso, es aconsejable que lleves a cabo estiramientos con una cinta y algunos masajes antes de levantarte. Para los masajes haz pequeños movimientos circulare con el dedo pulgar empezando por el talón y ascendiendo hasta el inicio de los dedos del pie. Estos masajes no deben durar más de diez segundos y puedes realizarlos también tras muchas horas de haber estado sentada o tumbada.

+ Papel aluminio: Este es un remedio que logra calmar mucho los dolores de la fascitis plantar, pero que no es efectivo en todo el mundo. Hay personas que lo han probado y han obtenido resultados excelentes y otras que han tenido que optar por otras alternativas. Consiste en envolver el pie afectado en papel aluminio y después ponerse un calcetín. Deberás dejarlo toda la noche y repetir el proceso al día siguiente. 

+ Cúrcuma: El agente activo de la cúrcuma, la curcumina, posee propiedades analgésicas que pueden disminuir los síntomas provocados por la tensión y la inflamación. En este caso, se puede aplicar de manera tópica o también se puede preparar un té mezclándola en agua con un poco de miel.

Tamara Sánchez  •  miércoles, 13 de septiembre de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Pies de celebrity: las famosas con los pies más bonitos

    Pies de celebrity: las famosas con los pies más bonitos

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x