Pies cansados: remedios caseros para aliviar tus pies

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Uno de los problemas más frecuentes de los pies es la hinchazón o el cansancio acumulado. Por soportar todo el peso del cuerpo y también por la escasa atención que prestamos al cuidado de los pies, es la zona que más se resiente al finalizar el día. Pero tenemos algunos remedios caseros para los pies cansados y sentir un gran alivio de forma inmediata.

Remedios caseros para los pies cansados

No hace falta buscar complicados tratamientos para los pies cansados. Hay algunos remedios caseros que nos pueden aliviar el cansancio de los pies de forma inmediata y uno de los mejores es el clásico baño de pies de agua con sal. Si además queremos sentir una mayor sensación de ligereza y frescor, lo mejor es alternar el baño de pies con agua fría y agua caliente.

También podemos conseguir un efecto de auténtico spa y aliviar los pies cansados si los sumergimos en agua tibia con lavanda, una planta que además de tener propiedades antiinflamatorias proporciona un gran descanso. El tomillo y el romero también son dos remedios de la fitoterapia que reducen la sensación de cansancio en los pies si los añadimos al agua del baño.

Pero debido a que la causa de los pies cansados es tanto la mala circulación como el escaso cuidado que les dedicamos, la mejor forma de evitar este problema en los pies es la prevención. Para ello, la alimentación juega un papel esencial y si reducimos la cantidad de sal que ingerimos cada día, notaremos cómo el cansancio de los pies se reduce.

Los ejercicios de pies son perfectos para evitar el cansancio en esta zona. Caminar descalza o ejercitar la planta del pie con una pelotita antiestrés son los mejores tratamientos preventivos para los pies cansados. Y lo que no puede faltar para disfrutar de unos pies bonitos, relajados y sanos es el masaje con algún aceite relajante e hidratante.