Soy virgen, ¿usar la copa menstrual me romperá el himen?

Y los tampones, ¿acabarán con mi virginidad?

María Fernández

Soy virgen, ¿usar la copa menstrual me romperá el himen?

¿Si soy virgen qué artículos de higiene puedo utilizar cuando tenga la regla? ¿Los tampones o la copa menstrual me romperán el himen al introducirlos?

Estas son dos preguntas frecuentes que surgen a muchas mujeres cuando aún no han mantenido relaciones sexuales. Y la respuesta es clara y concisa: puede escoger el artículo para la menstruación que tú quieras. Pero, ¿cuál es la relación entre el himen y la copa menstrual o los tampones?

La relación entre el himen y la copa menstrual y los tampones

+ ¿Qué es ‘ser virgen’?

La virginidad es un concepto que varía mucho según quien que lo maneja. Algunas personas consideran que se deja de ser virgen cuando el himen se rompe o cuando se practica el coito por primera vez, mientras que otras tienen una percepción más emocional de la virginidad. Se trata de un debate abierto en el que caben distintas consideraciones partiendo de que es un concepto más allá de la condición física de la mujer. En cualquier caso, debe ser la mujer la que decida cuándo desea dejar de ser virgen.

Copa menstrual y tampones cuando no me he roto el himen

+ ¿Qué es exactamente el himen?

El himen es una parte de la vagina de la mujer que despierta mucho interés y desconcierto, a partes iguales. Según el doctor Francisco Estaca, ginecólogo del Hospital La Milagrosa, el himen es “una membrana cutáneo mucosa que cierra parcialmente la extremidad inferior de la vagina”. Su forma, tamaño y espesor cambia en cada mujer, igual que cada una tiene unos labios o una constitución distintos. El himen puede tener forma de media luna, pero también puede ser circular, irregular…

Por lo tanto, a diferencia de lo que creen muchas mujeres, el himen no es un tejido plano que cubre la vagina, sino que es una mucosidad que tapa la apertura parcialmente. Si fuera una pared completamente cerrada, a las mujeres que no hubieran tenido nunca relaciones sexuales no les podría salir la menstruación o el flujo vaginal.

+ ¿Cuándo se rompe el himen?

En cuanto a las situaciones en las que se puede romper el himen, este ginecólogo asegura que “básicamente son dos: las relaciones sexuales y el parto”.  Aunque no son las únicas en las que puede suceder, son los supuestos más habituales en los que se produce la rotura del himen.

Por otro lado, además de tener una forma distinta, el himen de cada una tiene una flexibilidad diferente y, a lo largo de la vida de la mujer va estirándose o retirándose. De ahí, que cada mujer tenga una experiencia diferente ante las mismas situaciones. Es posible que haya mujeres que, a pesar de haber mantenido relaciones sexuales, siguen teniendo himen y otras que no lo han hecho y no lo tienen.   

El uso de la copa menstrual y el tampón cuando eres virgen

+ ¿El himen se rompe al usar copa menstrual o tampón?

El doctor Estaca explica que no es habitual que el uso de la copa menstrual o del tampón rompa el himen: “Lo normal es que no, ya que es un proceso que se debe realizar de forma suave”.

De esta forma, cuando se introduce algunos de estos artículos para la regla en la vagina, el himen “queda rodeando al tampón o a la copa menstrual, como si fuera el cuello de una botella con el tampón”. Por lo tanto, si se introduce de la manera adecuada, no deberían dañarlo.  

Por lo tanto, y como señala este ginecólogo, una chica que no tiene el himen roto puede utilizar el tampón o la copa menstrual. “Lo único que necesita es confianza, saber utilizar los diferentes tamaños y utilizar algún lubricante sobre el tapón o la copa menstrual. De hecho, hay chicas que empiezan a utilizar, sobre todo, tampones desde sus primeras reglas que suelen presentarse a edades muy tempranas”.

¿Se rompe el himen al usar la copa menstrual o el tampón?

+ Cómo introducirse correctamente una copa menstrual

Es importante saber cómo introducir correctamente tanto la copa menstrual como los tampones para no sufrir molestias de ningún tipo. En ambos casos, lo principal es que la mujer esté muy relajada a la hora de ponerlo. Si estás en tensión te será más complicado meterlos y, lo que es peor, será más doloroso.

Lo ideal es probar los distintos objetos para la menstruación para quedarte con el que más te conviene según tus necesidades y preferencias. En cualquier caso, si te preocupa el estado de tu himen y cómo podría afectar el uso de copas menstruales y tampones, puedes plantearle la duda a tu ginecólogo.