Dormir con la copa menstrual, ¿se puede?

La copa menstrual es una de las alternativas más cómodas durante la regla

Tamara Sánchez

Dormir con la copa menstrual, ¿se puede?

Es toda una revolución en el mundo de los productos destinados a la higiene y uso femenino: la copa menstrual está viviendo actualmente su punto más álgido y ya se plantea como una alternativa perfecta al uso de tampones y compresas los cuales habían sido hasta el momento una de las opciones más empleadas por las mujeres durante los días en los que tienen la regla.

Lo cierto es que la copa menstrual tiene muchísimas ventajas: no contiene productos químicos, es muy cómoda (no se mueve, ni se nota, ni se ve), puedes utilizarla hasta doce horas seguidas, no necesitas llenar tu bolso con recambios de compresas o tampones y es compatible con el DIU y el anillo anticonceptivo, entre una infinidad de cosas más.

Su utilización es más que recomendable, sin embargo al emplearla hay millones de dudas que nos vienen a la cabeza: ¿Cómo se pone? ¿Qué hago si se me queda dentro? ¿Cómo se limpia? ¿Qué talla debo utilizar? Y una de las más frecuentes de todas: ¿Se puede dormir con la copa menstrual?

Diario Femenino llega a tu rescate para responderte a la pregunta. ¡Muy atenta!

Dormir con la copa menstrual, ¿sí o no?

Dormir con la copa menstrual, ¿sí o no?

Uno de los factores más cómodos y que más motiva a las mujeres a la hora de utilizar la copa menstrual es el hecho de no tener que cambiársela prácticamente en todo el día (cosa que sí sucede en el caso de las compresas y los tampones). Sin embargo, cuando llega la noche nos entra la duda de si podemos dejárnosla puesta o si es más recomendable quitársela.

Lo cierto es que SÍ se puede dormir con la copa menstrual. De hecho, hay muchas razones por las que se recomienda hacerlo:

1 Un vez introducida, la copa menstrual se adapta a la perfección a las paredes de la vagina quedando firmemente sujeta. Esto lo convierte en un método ideal para dormir cuando se está con la menstruación ya que no se mueve en toda la noche. Además, al no tener ningún hilo colgando como sí sucede en el caso de los tapones, no notas absolutamente nada y es 100% segura e invisible.

2 Generalmente, por la noche se expulsa mucha menos cantidad de sangre que por el día. Eso sumado a que la copa menstrual soporta una capacidad de hasta 12 horas, la convierte en la alternativa perfecta para las noches de regla.

3 La copa menstrual es más higiénica que cualquier otro producto íntimo, por lo que no debes preocuparte ya que el hecho de dormir con ella no te causará ningún tipo de infección o problema de salud.

4 Eso sí, aunque la copa menstrual es perfectamente apta para su uso por la noche, debes recordar vaciarla nada más levantarte.

Cómo se coloca la copa menstrual

Cómo se coloca la copa menstrual

Ahora que ya hemos resuelto tu duda y sabes que puedes utilizar perfectamente la copa menstrual por la noche, te vamos a dar unos consejos a la hora de ponértela. Tranquila, no vas a sentir ningún tipo de dolor al colocártela y una vez que la pruebes no querrás utilizar ningún otro método. ¡Toma nota!

+ El primer paso antes de ponerte la copa menstrual es esterilizarla. El método más sencillo, natural y económico consiste en introducirla en un cazo con agua hirviendo durante cinco minutos.

+ Una vez que tengas esterilizada la copa menstrual, mójala un poco para que resbale y tranquilízate. Dóblala e introdúcela poco a poco en la vagina. Un truco para que te resulte mucho más fácil consiste en abrir los labios mayores con una mano y con la otra ir poco a poco metiéndola. Debes asegurarte de que queda introducida completamente dentro. Empuja hasta que no sobresalga la bolita o extremo que remata la copa.

+ Una vez introducida, levántate. Si te sientes cómoda y no la notas significa que la has colocado perfectamente. Si, por el contrario, al levantarte te molesta quiere decir que no la has colocado del todo bien. Debes introducirla un poco más y para ello debes eliminar el vacío que ha hecho la copa separándola de las paredes de tu vagina y empujando un poquito.

+ Cuando llegue la hora de vaciarla, debes pellizcar el final de la copa e irla moviendo de izquierda a derecha y de adelante hacia atrás. También puedes introducir los dedos para agarrarla de más arriba. Lo más importante es que te centres en eliminar el vacío ya que una vez que lo hagas la copa irá saliendo sin generarte ningún tipo de molestia. Una vez que la saques, vierte su contenido al wáter y aclárala con agua. También puedes limpiarla con una toallita húmeda o con papel. ¡Ya estará lista para que la vuelvas a utilizar!

+ A la hora de ponerte y quitarte la copa menstrual, debes tener mucha paciencia. Al principio es muy probable que te pongas nerviosa, te tenses y cierres los músculos, pero a medida que le vayas cogiendo el truco te irá resultando muchísimo más fácil. ¡Dominarás la técnica a la perfección!

¿Has probado la copa menstrual? ¿Sabías que es perfectamente apta para dormir con ella durante la menstruación?