Insomnio en adolescentes, la época más difícil para dormir

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los problemas de insomnio no son exclusivos de los adultos. Bebés, niños y adolescentes pueden sufrir trastornos del sueño con el riesgo eso implica para su desarrollo y su calidad de vida. La adolescencia es una etapa de la vida especialmente complicada por los numerosos cambios físicos y emocionales que se experimentan. Por eso, la adolescencia es también especialmente sensible al insomnio.

Causas del insomnio en la adolescencia

El insomnio en la adolescencia puede originarse por las mismas causas que en los adultos. Una gran cantidad de los casos de insomnio deriva de un trastorno de ansiedad y eso es algo que los adolescentes conocen muy bien. Los nervios, el miedo, la inseguridad y la rapidez con que deben asimilar los cambios que se producen a su alrededor y en su interior, son motivos más que suficientes para alterar el equilibrio emocional así como su ciclo de sueño.

Pero hay más motivos de insomnio en adolescentes. Parece que hay una clara tendencia a modificar de forma inevitable el ciclo del sueño, con una necesidad más orgánica que otra cosa de acostarse cada vez más tarde. Si el adolescente se muestra cada vez más activo, según va pasando la tarde, posiblemente estamos ante un caso de insomnio adolescente que remitirá con el tiempo.

Además, uno de los motivos principales del insomnio en la adolescencia es totalmente nuevo y afecta también a los adultos. Estamos hablando de las nuevas tecnologías, que hacen que retrasemos cada vez más la hora de ir a dormir, enganchados al ordenador, a la televisión o chateando en las redes sociales.

Tratamiento del insomnio en adolescentes

Las consecuencias del insomnio en la adolescencia pasan un retraso en el desarrollo educativo, por problemas emocionales y por secuelas físicas importantes derivadas de la falta de descanso nocturno. Por eso es importante tratar cuanto antes el insomnio adolescente. Pero como ocurre en el caso de los bebés y los niños con problemas para dormir, hay que tener bien claro que a dormir se aprende.

No nos cansaremos de repetir la importancia de una adecuada higiene del sueño para el descanso de toda la familia, bebés, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Cualquier persona, independientemente de su edad, necesita dormir bien, logar un sueño reparador y conseguir descansar, y eso es algo que pasa inevitablemente por una rutina a la hora de acostarse.

En el caso de un adolescente es necesario que se vaya a la cama libre de inquietudes y preocupaciones, por lo que el diálogo familiar, aunque difícil a esa edad, es más importante que nunca. Un adolescente seguro tendrá menos problemas de insomnio que un adolescente que se acueste con miedo a lo que ocurrirá al día siguiente en clase, con dudas sobre la relación con sus padres o con inquietud sobre su papel en el grupo de amigos.

Puedes leer más artículos similares a Insomnio en adolescentes, la época más difícil para dormir, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.