Limpieza facial en la menopausia: guía para el cuidado de tu cara

Limpieza facial en la menopausia

Una de las consecuencias más evidentes de la menopausia es el deterioro de la piel. La falta de estrógenos hace que la piel pierda elasticidad en todo el cuerpo, pero es en el rostro, lógicamente, donde más notamos los efectos de la menopausia.

Por eso es importante dedicar un cuidado especial a la piel del rostro, porque es posible estar más guapa que nunca en la menopausia siguiendo unas sencillas rutinas de belleza. Y para preparar la piel permitiéndola recibir cualquier crema de tratamiento, lo principal es una buena limpieza facial.

La importancia de la limpieza facial

La limpieza del rostro es un gesto diario que debería ser de obligado cumplimiento a cualquier edad. Una piel limpia se mantiene joven durante más tiempo, presenta un aspecto más luminoso y recibe mejor cualquier cosmético de tratamiento. Así pues, la limpieza facial se incluye dentro de tus rituales imprescindibles por la mañana y por la noche.

Sabemos que durante la menopausia la piel del rostro empieza a evidenciar la falta de estrógenos, disminuye la producción de colágeno y es frecuente que aparezcan problemas dermatológicos como la cuperosis, las manchas o las arrugas profundas. Para paliar todos estos problemas cutáneos podemos ayudarnos de una alimentación que proteja nuestra piel pero, en cualquier caso, vamos a necesitar cremas específicas para cada situación.

Y una piel que no está limpia no recibe todas las propiedades de esas cremas con colágeno que vamos a necesitar a partir de ahora. Por lo tanto, lo mejor es empezar y terminar el día con una buena limpieza facial.

Limpieza facial diaria

La limpieza del rostro empieza por la noche, que será una limpieza más exhaustiva que la de la mañana. Cuando tu día acaba, empieza el cuidado de tu piel, así que tómate el tiempo que necesites para retirar el maquillaje, con un limpiador neutro que no dañe tu piel, ya que en la menopausia, tu piel está más sensible. Tras el limpiador, no puede faltar un tónico para equilibrar la piel y mantenerla húmeda.

Muchas mujeres piensan que no necesitan limpiarse el rostro si no se han maquillado. Un error que puede acelerar el proceso de envejecimiento y más en la edad madura. Así que no te saltes ninguna noche el limpiador y el tónico y repite el gesto por la mañana. Recuerda que una vez por semana, deberás exfoliar tu rostro, utilizando un producto adecuado para tu tipo de piel.

Aunque cada mujer tiene un tipo de piel, durante la menopausia la piel del rostro tiende a estar más seca, por eso es muy importante mantener la hidratación en todo momento. Una buena opción son las limpiezas faciales profesionales, que ayudarán a mantener tu rostro sano, sin imperfecciones, hidratado y tonificado.

Laura Vélez  •  martes, 4 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos