Mis pies no se calientan: pautas para conseguirlo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay personas que siempre tienen los pies fríos, en invierno y en verano. Y solo ellas (y sus parejas) saben lo molesto que resulta este problema de los pies fríos. Pero no todo está perdido en la batalla contra los pies fríos, porque hemos encontrado algunas soluciones para calentar los pies y regular la temperatura.

Pautas para calentar los pies

Si a veces nos olvidamos por completo del cuidado de los pies, menos atención aún le prestamos a los calcetines, elementos indispensables para combatir los pies fríos. Si siempre tienes los pies fríos, prueba a cambiarte varias veces al día de calcetines, porque puede que esa sensación de frialdad se deba a que los pies sudan y los calcetines mantienen la humedad.

Uno de los remedios caseros más efectivos para los pies fríos y también para todo tipo de problemas en los pies como pueden ser los pies hinchados o el dolor de pies es el baño alternando agua fría y agua caliente. Puede que te de mucha pereza meter tus pies en agua fría, pero es una de las técnicas más rápidas para calentarlos y regular su temperatura.

En muchas ocasiones los pies fríos son consecuencia de la mala circulación y vienen acompañados de unos pies cansados y doloridos. En ese caso puedes recurrir a infusiones de jengibre o canela que además de regular la temperatura corporal mejoran la circulación sanguínea. Un poco de ejercicio o incluso unos saltos sobre la alfombra también son trucos eficaces para calentar los pies.

Tener los pies fríos es bastante molesto, pero se puede remediar fácilmente con un masaje nocturno. El masaje además no solo te aportará una sensación de bienestar y de calor inmediato, sino que además te ayudará a tener unos pies más bonitos, suaves e hidratados.

Puedes leer más artículos similares a Mis pies no se calientan: pautas para conseguirlo, en la categoría de Pies en Diario Femenino.