Remedios caseros para hidratar los pies

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mayoría de las veces lo que nos impide lucir unos pies bonitos es la falta de cuidados. Nos olvidamos de hidratar los pies a diario y por eso presentan ese aspecto apagado y seco. Por eso sabemos que además de la crema diaria necesitamos un extra de hidratación en los pies y tenemos los mejores remedios caseros para hidratar los pies.

Hidratantes caseras para tus pies

Una de las mejores hidratantes caseras que es muy útil contra los talones agrietados y que aporta una suavidad espectacular en tus pies se elabora con agua de rosas y glicerina. Basta con medio vaso de agua de rosas y dos cucharadas de glicerina para formar una pasta espesa que aplicaremos en los pies. Después envolvemos los pies en unos calcetines y lo dejamos actuar toda la noche.

La miel y el yogur forma otra de las combinaciones más hidratantes para los pies. Se trata de una especie de mascarilla casera super hidratante que actúa contra los pies secos rápidamente. Se añade una cucharada de miel a un yogur y envolvemos los pies con esta crema durante 20 minutos. El resultado es suavidad inmediata. También podemos sustituir la miel por el aguacate con los mismos resultados.

Un sencillo gesto como un masaje en los pies con aceite de oliva aporta un extra de hidratación a los pies y al mismo tiempo evita las molestias de los pies hinchados y cansados. Si al terminar la jornada lavamos los pies y terminamos el baño con un agradable masaje de aceite de oliva, los beneficios no serán únicamente en cuanto a hidratación.

Y si lo que queremos es una crema hidratante casera para usar a diario, lo ideal es mezclar en un tarro pequeño vaselina mezclada con zumo limón y un poquito de sal. El preparado se puede utilizar a diario tras la ducha y en poco tiempo conseguiremos unos pies más bonitos y con un aspecto más sano.