Acoso laboral: Tipos de mobbing y cómo saber si lo sufres

Aclaramos algunos aspectos del acoso en el trabajo

Laura Sánchez

Qué es el acoso laboral

Solo unos pocos afortunados se sienten felices en sus empleos, pero es más habitual relacionar el trabajo con emociones negativas como la frustración, la desesperanza o la desidia. En los peores casos, el trabajo puede llevarte a una depresión si estás sufriendo acoso laboral. Te contamos todo sobre el mobbing en el trabajo.

Qué es el acoso laboral

A veces no sabemos diferenciar muy bien la línea que separa un mal ambiente en el trabajo con los compañeros o con el jefe de lo que es un verdadero acoso laboral. Pero si nos paramos a observar sus consecuencias, lo mejor es que aprendamos a identificarlo cuanto antes.

La definición más habitual de acoso laboral es "una serie de comportamientos y conductas abusivas dirigidas a degradar psicológicamente a un trabajador, minándole la autoestima y la moral mediante un hostigamiento y una situación de violencia psicológica continuada".

Visto así, parece fácil detectar cuándo se está produciendo una situación de mobbing, pero el problema llega a la hora de presentar las pruebas, que generalmente no hay.

Tipos de mobbing

Hay muchas formas de hacer mobbing, que es como se conoce generalmente al acoso laboral, pero solo hay dos tipos.

+ El acoso vertical proviene del jefe, de los superiores jerárquicos o de la dirección de la empresa. Los motivos pueden ser variados, puede tratarse de una enemistad personal o de un objetivo empresarial para que ese trabajador que está sufriendo el mobbing presente la baja voluntaria.

+ El acoso horizontal proviene de los propios compañeros y ocurre en el mismo nivel jerárquico. En este caso el motivo suele ser personal, pero también por una competitividad mal entendida o incluso por razones como la envidia, la discriminación o los prejuicios raciales o de género.

Cómo reconocer el mobbing

Cómo saber si sufro mobbing

El mobbing o acoso laboral se puede presentar de muy diversas formas y todo depende del contexto laboral en el que ocurra, pero hay algunos comportamientos habituales que pueden indicarte cierto peligro.

1 Te resulta imposible ponerte en contacto con tus superiores para tratar temas de importancia.

2 Te separan del resto de compañeros en un asilamiento que puede ser más o menos evidente.

3 Los propios compañeros hacen piña y te menosprecian o se burlan de ti.

4 Los compañeros te ocultan información importante para el desarrollo de tu trabajo de forma que seas menos productivo.

5 Tus superiores te sobrecargan de trabajo.

6 O todo lo contrario. Reducen tus funciones despreciando tu categoría profesional.

7 Todo lo que haces se critica de forma poco constructiva o se pone en cuestionamiento.

8 En tu entorno laboral tu vida personal es objeto de comentarios y críticas.

9 En los casos más graves puedes sufrir amenazas, insultos o humillaciones.

Cómo saber si sufro algún tipo de mobbing en el trabajo

Consecuencias del acoso laboral

A veces el entorno laboral está sujeto a una enorme presión y el trabajador puede sufrir el síndrome de burnout o estar quemado. Pero el acoso laboral es diferente. El estrés aparece pronto y baja el rendimiento, por lo que se puede llegar a encontrar cierto sentido a las críticas.

Otras de las consecuencias del mobbing es la ansiedad, que te hace dudar de todo, hasta de ti mismo. Insomnio, desmotivación e irritación invaden todos los ámbitos de tu vida. Pero el mayor peligro es, sin duda, el de sufrir una depresión. Así que presta atención a las señales de mobbing y procura recopilar pruebas que puedas presentar.