¿Puedo hacerme el microblading durante el embarazo o en la lactancia?

Recomendaciones sobre hacerse las cejas pelo a pelo si esperas un bebé

Beatriz Martínez

El microblading, también llamado cejas pelo a pelo, es un tratamiento de belleza por el que se 'tatúan' las cejas logrando que sean semi-permanentes, bellas, tupidas y súper naturales. En las siguientes líneas, además de conocer todos los secretos de esta novedosa técnica, vamos a dar respuesta a otras dos preguntas que muchas seguro que os habéis hecho: ¿puedo hacerme el microblading durante el embarazo? ¿Y si le estoy en la lactancia? ¡Sigue leyendo y sal de dudas!

¿En qué consiste la técnica de las cejas pelo a pelo?

Como su nombre indica, la técnica de las cejas pelo a pelo consiste en dibujar sobre la piel cada pelo de la ceja para que no haya espacios en blanco. Se trata de un tatuaje que no es permanente pero casi mediante el cual se colorean las cejas para que estas queden bonitas, naturales y sin espacios en blanco a la vista.

¿Por qué decimos que no es permanente pero casi? Pues porque dura de 12 a 18 meses. A diferencia de la micropigmentación que sí puede ser permanente, el microblading dura como el primer día poco más de uno, dependiendo, claro está, del tipo de piel de cada una y de los cuidados que se les de.

Tenemos entonces que gracias a este tratamiento de belleza tan chic las cejas quedan tupidas, llenas de color y muy naturales además de pobladas y maquilladas de la mañana a la noche. Entonces, ¿las cejas pelo a pelo son aptas para todas? ¿Me las puedo hacer yo también si estoy esperando un bebé? ¿Y si estoy dando el pecho? ¡Vamos a verlo!

¿Puedo hacerme el microblading si estoy esperando un bebé?

El microblading es un tratamiento de belleza que requiere más de una visita a tu centro de estética por lo que es muy común pensar si se tienen que aplazar dichas visitas durante los 9 meses que dura el embarazo.

Pues bien, hemos de decirte que no hay evidencias ni estudios que indiquen que sea contraproducente hacerse el microblading durante la gestación, sin embargo, son muchos los expertos que recomiendan cancelar las sesiones hasta que nazca el bebé ya que los pigmentos que se emplean en el microblading están compuestos de diferentes elementos. Es ahí que surgen dudas de si dichos elementos, una vez entran e contacto con la piel, pueden llegar a la sangre de la madre y, por lo tanto, cruzar a la placenta.

Hay que tener en cuenta también la posibilidad de una infección por el hecho de que las agujas no estén correctamente esterilizadas. Es un riesgo mínimo ya que todos los estudios saben de la importancia de seguir ciertas normas, no obstante, puede haber descuidos. En casos de infección se pautaría antibiótico a la madre que, como ya bien sabes, no son muy recomendados durante el embarazo.

Nuestro consejo es el mismo que el de los médicos, ante la duda mejor aplaza tus sesiones de microblading por un tiempo y hazlas en otro momento en el que estés totalmente segura de que no va a pasar nada.

El microblading durante la lactancia materna, ¿sí o no?

En el caso de la lactancia ocurre lo mismo que en el del embarazo, no hay evidencias que diga que no es aconsejable el microblading en esta etapa, sin embargo, los riesgos, aunque mínimos, son reales. Piensa además que es una técnica algo dolorosa por lo que no tendrás ninguna gana de pasar por ella si estás dando el pecho, sobre todo si la lactancia materna aún está en sus inicios.

Ya sabes, aplaza tus sesiones de microblading y disfruta de tu embarazo o de la lactancia materna si riesgo alguno. 

Puedes leer más artículos similares a ¿Puedo hacerme el microblading durante el embarazo o en la lactancia?, en la categoría de Cara en Diario Femenino.