Depilación ¿al estilo brasileño?

Napoleón Fernandez

Por mucho que se nade contra la corriente, los estereotipos terminan imponiendo ciertas lecturas viciadas acerca de los pueblos y sus culturas. En este caso nos hallamos ante una novedad estética que si bien podría entenderse que alude a la sensualidad de los brasileños —híbridos como otros pueblos latinoamericanos entre ibéricos, africanos y naciones aborígenes—, sería difícil precisar cuánto hay de cierto en que el origen de esta moda depilatoria del vello púbico sea verdaderamente brasileña o no.

¿Depilación brasileña?

Pero más allá de dilucidar si es ese el gentilicio que le corresponde o no, vale aclarar que este tipo de depilación se ha puesto de moda a pesar de lo dolorosa que puede resultar pues se trata de eliminar con cera caliente, o fría, la totalidad del vello púbico y anal. Las más atrevidas optan incluso por dejarse bigotillos o figuritas, como estrellas o corazones, que podrían resultar atractivas o simpáticas.

Son varias las opiniones que coinciden en que un pubis liso y lampiño multiplica el atractivo visual frente al conocido y enmarañado Monte de Venus. Es por ello que cada vez son más las mujeres, e incluso hombres, que se atreven a este tipo de depilación en busca de una piel completamente lisa de pelos. La primera vez puede que algunos poros sangren y que la zona tratada se enrojezca, pero así y todo son muchas las que regresan cada mes por una nueva sesión.

Y tiene que valer la pena, digo yo, y en este sentido se habla del efecto que esta nueva imagen provoca en la vida sexual de una mujer u hombre que opta por esta depilación total.

Estilos de depilación a la brasileña

Uno de ellos está vinculado a la autoestima al sentirse más atractiva sexualmente y el otro se asocia a la respuesta de la pareja quien sucumbe ante el efecto visual de limpieza que produce la nueva imagen y termina propiciando una práctica más sistemática del sexo oral.

Pero no es este un tratamiento que sea recomendable hacerlo por nosotras mismas, ni tampoco en casa. Es bueno recurrir a un profesional en la materia. Te advierto además que si la manipulación de tu sexo por extraños te resulta excesivamente incómoda o si su umbral doloroso es muy alto, lo mejor será no arriesgarte y empezar por otras alternativas como la depilación láser o la eterna maquinilla desechable.

Puedes leer más artículos similares a Depilación ¿al estilo brasileño?, en la categoría de Cuerpo en Diario Femenino.