Ideas decorativas para reciclar objetos que tienes en casa (y que no usas)

Dale una segunda vida a las botellas, al vidrio, a los cartones...

El problema de la contaminación es muy grave, más de lo que pensamos, y es muy importante aprender a cuidar nuestro planeta. Día a día se tiran toneladas de basura y eso, con el paso del tiempo, perjudica la flora, la fauna, el aire, el agua y el suelo. Por fortuna, es posible aportar nuestro granito de arena y disminuir, aunque sea un poco, la cantidad de desechos que se botan.

Una manera de hacerlo es reciclar cosas que ya se tienen en la casa para reutilizarlas y evitar el desperdicio. Podemos hacer cosas muy bonitas e inclusive comenzar nuestro propio negocio con algunas de ellas. En Diario Femenino te traemos algunas ideas decorativas para reciclar objetos que tienes en casa y que no usas, cosas que seguramente tenías pensado tirar. ¡Mira, mira!

7 ideas geniales para reciclar cosas que tienes en casa

1 Macetas con latas de conserva

Antes de deshacerte de las latas de conserva de durazno o de tomates cuando preparas alguna deliciosa receta, puedes intentar transformarlas en pequeñas macetas y sembrar ahí hierbas aromáticas o lo que más te guste.

¿Qué necesitarás?

- Una lata

- Una lija para metal

- Pintura en spray o acrílica del color que más te guste

- Un clavo

- Un martillo

- Pegatinas, botones, hilos o lo que desees para decorar (opcional)

Cómo proceder:

Lo primero que debes hacer es lavar y secar muy bien la lata que vas a transformar en maceta.  Posteriormente, lija los bordes para que queden parejos. A continuación, en la parte de abajo de la lata, haz algunos agujeros con la ayuda del clavo y del martillo.

Pinta la lata del tono que más te guste. Procura darle dos o tres manos para asegurarte que el color cubra bien toda la superficie. Finalmente, ponle las decoraciones que desees.

Nota: también puedes transformarlas en lapiceros. La única diferencia radica en que no necesitarás hacerle los agujeros en la parte inferior.

2 Organizador con tubos de papel higiénico

Los organizadores que podemos comprar en cualquier comercio suelen ser caros ¡de eso no hay ninguna duda! Sin embargo, se puede emplear algo tan sencillo de conseguir como lo tubos de cartón del papel higiénico para armar uno con nuestras propias manos y allí colocar nuestros lápices, bijouterie o lo que desees.

¿Qué necesitarás?

- Tubos de cartón del papel higiénico, la cantidad que necesites

- Pintura del color que más te guste

- Pistola encoladora

- Tijeras

Cómo proceder:

Corta los tubos de cartón del tamaño que desees. A continuación, píntalos con dos manos de acrílico que puede ser de diferentes colores o todos iguales. Deja que se sequen muy bien y pégalos entre sí de la forma que más te guste, puede ser como pirámide, cuadrado o en círculo, ¡eso queda a criterio de tu imaginación!

3 Farol con un frasco

Se ha puesto muy de moda, últimamente, colocar dentro de un frasco tiras de luces para decorar y así poder iluminar un rincón de la casa. Es algo muy simple que lo puede hacer hasta la persona menos hábil con las manualidades.

¿Qué necesitas?

- Un frasco de vidrio de boca ancha con tapa a rosca

- Una tira de luces led a pilas

Cómo proceder:

Lava muy bien el frasco para quitarle la etiqueta y sécalo. Una vez que esté bien seco, pon dentro la tira de luces led, enciéndela, cierra la tapa ¡y listo!

4 Bloques de hielo con cartones de leche

Si hay algo que ocupa muchísimo lugar en el cesto de la basura son las cajas de leche. Una buena solución para reutilizarlas es lavarlas muy bien, llenarlas de agua y ponerlas en el congelador para conseguir un gran bloque de hielo. Es una manera económica de enfriar, por ejemplo, las heladeras portáties los días de mucho calor y tener siempre a mano bebidas frescas.

5 Muebles con los cajones de madera de fruta

Seguramente más de una vez te has encontrado este tipo de cajones de verdura en la calle pero no te los llevaste a casa porque no sabías qué hacer con ellos. Cuando te des cuenta de lo sencillo que es reciclarlos empezarás a buscar estas cajas cuando salgas a hacer las compras.

¿Qué es lo que necesitarás?

- Un cajón de madera

- Lija para madera

- Pintura del color que más te guste

- Pincel o rodillo

- Martillo

- Clavos o tornillos

Cómo proceder:

Lija la superficie del cajón hasta dejarla lisa por completo. A continuación, con mucho cuidado, pinta la superficie del cajón por dentro y por fuera con dos o tres manos de pintura para asegurarte de que se cubra toda la superficie.

Una vez que esté bien seco, cuélgalo en un muro con ayuda de los clavos o tornillos o ponlo sobre el suelo para guardar tus libros o colocar adornos. También puedes apilar dos o tres cajones o colocarlos uno al lado del otro. ¡Pon en marcha tu imaginación y verás qué bonitos muebles podrás diseñar!

6 Botellas decorativas

Las botellas de cerveza dejarán de ser un estorbo para pasar a formar parte de la decoración de tu hogar, sobre todo si te gusta pintar. Inclusive, puedes transformar esto en un pequeño emprendimiento y ganar algo de dinero.

¿Qué necesitarás?

- 1 botella de cerveza de vidrio de 240 centímetros cúbicos (puedes utilizar la que tengas en casa, pero ese es el tamaño ideal)

- Pintura acrílica blanca para vidrio (para pintar el fondo)

- Pintura acrílica para vidrio de diferentes colores

- Barniz transparente

- Pinceles de diferentes anchos

- Pegatinas

- Cinta de papel

Cómo proceder:

Antes que nada, lava y seca muy bien la botella, quítale las etiquetas y el pegamento. Recuerda lavarla por dentro también. A continuación, cubre toda la botella con pintura blanca para no dejar a la vista el vidrio. Ten en cuenta que deberás darle dos o tres manos de pintura.

Por último, realiza el diseño que más te guste, ¡deja que tu imaginación vuele y se despierte en ti la vena artística que estaba dormida hasta el momento! Para ayudarte con los diseños, puedes colocar cinta de papel donde no quieres pintar y pegatinas para completar la decoración. Una vez que la pintura secó completamente, añade una capa de barniz transparente para proteger tu obra de arte.

7 Hucha con botella de plástico

Ahorrar puede ser algo muy divertido y más si transformas una botella plástica en una bonita alcancía en forma de cerdito.

¿Qué necesitarás?

- Una botella de plástico pequeña

- Cartulina rosada

- Goma Eva blanca

- Marcador negro

- Silicona fría

- Pintura rosada 

- Un cutter

Cómo proceder:

Limpia bien la botella y realiza un corte, con la ayuda del cutter, en lo que posteriormente será el lomo del cerdito. Ten en cuenta que el tamaño te deberá permitir que pasen monedas y también billetes.

Pinta muy bien la botella. Procura darle dos o tres manos para asegurarte de que cubres bien toda la superficie. Mientras la pintura se seca, corta dos círculos de goma Eva blanca a modo de ojitos y píntales un punto negro en el centro. Pégalos en la hucha.

En la tapa de la botella, que también habrás pintado de rosado, dibuja dos puntos negros que simularán los agujeros de la nariz. Recorta dos triángulos de cartulina rosada y pégalos simulando las orejitas. Finalmente, corta cuatro tiras de cartulina rosada, forma rueditas y pégalas en la parte inferior a modo de patitas. También puedes pintar cuatro tapas de botella y pegarlas en lugar de la cartulina.

¿Qué te parecen todas estas ideas para reciclar?

Puedes leer más artículos similares a Ideas decorativas para reciclar objetos que tienes en casa (y que no usas), en la categoría de Decoración en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: