Xilofobia o miedo a la madera: síntomas, causas y tratamiento

Algunas fobias son muy difíciles de llevar en el día a día

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Xilofobia o miedo a la madera: síntomas, causas y tratamiento

Puede que algunas fobias no te resulten familiares, que las consideres raras y que nunca hayas oído hablar de ellas. Pero eso no significa que no existan, que no sean reales y que no condicionen hasta el extremo la vida de las personas que las sufren. En nuestro diccionario de sueños hablamos de la xilofobia o el miedo a la madera.

Qué es la xilofobia

La xilofobia es el miedo a la madera. ¿Algún tipo de madera o en algún formato especial? No, nada de eso. La madera en general, la madera de los árboles en el bosque, la madera de una mesa en la oficina, la madera de un suelo en una casa cualquiera o los propios muebles con los que convives a diario.

El miedo a la madera es una fobia específica muy limitante, ya que la conducta por excelencia que provoca cualquier fobia, la de la evitación, resulta muy difícil en este caso. ¿Cómo evitas la madera? Como mucho puedes evitarla en tu propia casa y aún así te resultará muy difícil. Pero, ¿cómo te alejas de la madera en tu vida social o laboral?

Síntomas de la xilofobia

Hasta que no sufres una fobia como esta no te das cuenta de que estamos rodeados de madera. Ocurre como con la clorofobia, cuando el color verde te produce un pánico irremediable y te lo encuentras allá donde vas. La primera sensación es la de peligro y, por lo tanto, miedo.

Luego se experimentan toda la serie de síntomas de ansiedad, llegando al ataque de pánico en las situaciones más graves. Como decimos, el recurso de la evitación no funciona en el caso de la xilofobia y los pensamientos distorsionados hacen su aparición. La baja autoestima por no poder desarrollar una vida normal es también síntoma y consecuencia de esta fobia a la madera.

Cómo superar la xilofobia o miedo a la madera

Causas de la xilofobia

Pero, ¿qué puede desarrollar esta fobia? Resulta difícil imaginarse una experiencia traumática con la madera, aunque todo es posible. Puede que perderse en un bosque durante la infancia y haberlo pasado mal o haber vivido un incendio en una cabaña de madera te lleve a la xilofobia.

Sin embargo, en este caso es más probable que la fobia aparezca como consecuencia de un trastorno de ansiedad que hace los miedos se diversifiquen y también se intensifiquen. Asociar la madera al peligro se produce por un proceso cognitivo distorsionado que hay que tratar.

Tratamiento de la xilofobia

Y el tratamiento de la xilofobia, como de cualquier otra fobia, requiere ayuda psicológica. La terapia cognitivo conductual permite hacer una reestructuración cognitiva con la que dejas de asociar la madera al peligro y, por lo tanto, puedes modificar la conducta ante ese estímulo en concreto.

Superar una fobia lleva un proceso y ha de hacerse con calma. Para ayudar a esa calma y a reducir los síntomas de ansiedad, que no desaparecerán de un día para otro, es conveniente practicar técnicas de relajación y ejercicios de respiración.

Y tú, ¿conoces a alguien que sufra xilofobia?