Cacofobia: ¿te da miedo lo feo?

El miedo a lo feo es una de las fobias más sorprendentes

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Te contamos qué es la cacofobia, como se conoce al miedo a lo feo

Tendemos a pensar que las fobias se generan por estímulos concretos y bien definidos como las arañas, los espacios cerrados, las multitudes o la sangre. Sin embargo, también hay fobias en las que entra en juego lo abstracto y la subjetividad y por eso son más difíciles de detectar. Descubre en nuestro diccionario de de fobias qué es la cacofobia o el miedo a lo feo.

Qué es la cacofobia

La cacofobia es el miedo a lo feo, miedo a las personas feas o a los objetos feos. Es evidente la complicación que existe para detectar esta fobia porque, ¿cómo se decide si una persona o un objeto es feo? La fealdad es algo subjetivo y responde al criterio de cada persona, lo que dificulta bastante el diagnóstico de este trastorno.

No hay dos personas con cacofobia que reaccionen con ansiedad a los mismos estímulos. Lo que para uno es feo, para otro puede no serlo. Y tampoco hay una lista concreta de fealdades que provocan la fobia. Cada persona es un mundo y en este caso, cada persona con cacofobia entiende la fealdad de una manera diferente.

¿Me da miedo la fealdad?

En cualquier caso, cuando una persona detecta algo feo, ya sea una persona o un objeto, experimenta los mismos síntomas de la ansiedad. Palpitaciones, sensación de ahogo, hormigueo, mareos, dificultad para respirar, dilatación de la pupila, sensación de irrealidad o sudoración excesiva, entre otros.

El miedo que sienten ante una persona fea o un objeto feo es irracional, desmedido, intenso e incontrolable. Los pensamientos fatalistas entran en acción porque temen que lo feo pueda hacerles algún daño. Y esos pensamientos obsesivos retroalimentan los síntomas físicos.

A pesar de que pueda parecernos una situación surrealista, podemos imaginarnos que se trata de una sensación cercana a la coulrofobia o el miedo a los payasos, que también se produce debido al aspecto.

Cómo superar la cacofobia

Causas de las fobias

La mayoría de las fobias encuentran su desarrollo en un trastorno de ansiedad que hace que la mente de la persona se llene de miedo y vea más peligros a su alrededor. La ansiedad te pone en guardia frente al peligro y cuando los niveles son excesivos, se puede encontrar peligro en cualquier estímulo.

En el caso de la cacofobia se puede pensar también en causas educacionales o culturales. Y nunca se descarta la aparición de una fobia por condicionamiento después de haber vivido una experiencia traumática. Imagínate una terrorífica noche de Halloween que quedó grabado negativamente en la mente de un niño.

Tratamiento del miedo a lo feo

Es importante tratar esta fobia porque resulta del todo imposible evitar el estímulo que la produce. ¿Cómo evitas lo feo? Además está el factor imprevisible. Cuando tienes miedo al avión, es relativamente fácil evitar subirte a uno. Cuando tienes miedo a las multitudes, es fácil evitar exponerte a una situación con mucha gente pero, ¿cómo sabes cuándo y en qué lugar te vas a encontrar con una persona que consideras fea o un objeto horrible?

La mejor opción para superar la cacofobia es la terapia cognitivo conductual. Con esta terapia se consigue transformar los pensamientos que genera el estímulo, en este caso lo feo, y poder así modificar la conducta. La terapia obtiene mejores resultados si se acompaña de técnicas de relajación para reducir los efectos de la ansiedad.

¿Crees que puedes padecer algún tipo de fobia? Aquí hablamos de las más frecuentes.