Misofobia: ¿tienes miedo a la suciedad?

Fobias que están relacionadas con el trastorno obsesivo compulsivo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué es la misofobia y por qué tienes miedo a la suciedad

Todas las fobias son para tomárselas en serio por más que algunas nos parezcan imposibles. Sufrir un trastorno fóbico es algo más que tener ciertas manías, es un problema que puede condicionarte mucho la vida y por eso hay que tratar de superarlas cuanto antes. En nuestro diccionario de fobias hablamos del problema de la misofobia o el miedo a la suciedad.

Qué es la misofobia

La misofobia es el miedo a la suciedad, a la contaminación, a las bacterias o a los gérmenes. Es un fobia que está muy relacionada con el trastorno obsesivo compulsivo ya que las personas que la sufren están constantemente lavándose las manos, duchándose o desinfectando todo aquello que tienen que tocar. Es, como ves, una fobia que condiciona e interfiere en la vida de la persona que la sufre.

La misofobia es un miedo patológico que llega cargada de pensamientos obsesivos por contraer una enfermedad. Los comportamientos compulsivos no se pueden evitar cuando alguien te toca o cuando tú tocas algo porque todo es susceptible de tener gérmenes. ¿Te imaginas pasar tu mano por la barandilla de unas escaleras? Hay que lavarse las manos o desinfectarlas.

¿Tengo miedo a la suciedad?

Puede que sientas cierto reparo al entrar a un baño público, por ejemplo, y eso es normal. La misofobia aparece cuando tanto la conducta como los síntomas empiezan a interferir en tu vida cotidiana. Los síntomas más evidentes son los mismos que los de la ansiedad, con nerviosismo, taquicardia, dificultad para respirar o mareos, entre otros.

Pero en el caso de la misofobia tal vez sean más peligrosos los síntomas psíquicos, ya que los pensamientos obsesivos van invadiendo todos los ámbitos de la vida. Ya no te sientes seguro ni en tu propia casa, no digamos en la oficina o en un transporte público. Y esa obsesión unida al comportamiento compulsivo puede llegar a aislar a esa persona.

La persona con misofobia cree que todo tiene un peligro relacionado con la contaminación, la suciedad y los gérmenes. Para frenar la ansiedad que le produce ese miedo, se dedica a hacer rituales de limpieza o prevención que dificultan bastante la convivencia en sociedad.

Cómo superar la misofobia

Causas de esta fobia

Las causas de una fobia son difíciles de determinar, aunque la mayoría de ellas están relacionadas con un problema de ansiedad que va generando miedos y más miedos. En el caso de la misofobia, por su relación con el trastorno obsesivo compulsivo, debe de ser tratada lo antes posible.

También es frecuente buscar el origen de una fobia en una experiencia traumática por condicionamiento y, en este caso concreto del miedo a los gérmenes, puede ser el resultado de la imitación si algún creciste con un familiar obsesionado por la limpieza.

El tratamiento de la misofobia

El tratamiento de la misofobia requiere ayuda psicológica. Como ocurre con la mayoría de las fobias, al terapia cognitivo conductual es la más eficaz porque con ella se puede transformar el pensamiento que te lleva a la conducta compulsiva. Y no hay que descartar la medicación para tratar este miedo a los gérmenes.

Las fobias encuentran alivio en las técnicas de relajación debido al componente de ansiedad que está presente en todas ellas. El Mindfulness y los ejercicios de respiración son muy eficaces para esos momentos en que la situación está llevando a esa persona al límite de su resistencia emocional.

¿Quieres saber más sobre las fobias? Aquí te lo contamos todo