Aritmofobia: ¿tienes miedo a los números?

El temor a la aritmética o al cálculo matemático puede convertirse en fobia

Laura Sánchez

¿Qué es la aritmofobia? ¿Por qué se tiene miedo a los números?

El mundo de las fobias es tan complicado que uno de los principales problemas a los que se enfrentan quienes sufren algún trastorno fóbico es la incomprensión de los demás. Por eso queremos visibilizar un problema real y que nadie se lo tome como una manía o una particularidad del carácter. Hay fobias que nos pueden extrañar muchísimo, como es el caso de la aritmofobia o el miedo a los números.

Qué es la aritmofobia

La aritmofobia es el miedo a los números, a la aritmética o al cálculo matemático. Se trata de una fobia específica como puede ser la aracnofobia o la fobia a la sangre porque el pánico se desarrolla ante un estímulo concreto. En este caso, tener que hacer una sencilla cuenta matemática en el día a día puede resultar todo un calvario.

No hay que confundir la aritmofobia, con la calculexia, una especie de dislexia pero con los números. La aritmofobia es una fobia con unas características muy parecidas al trastorno de ansiedad que hacen que la persona que lo padece experimente no solo temor, sino que tenga reacciones desmedidas ante la necesidad de hacer un cálculo.

Las consecuencias del miedo a los números

Como otras fobias, la aritmofobia interfiere en la calidad de vida y puede ocasionar diferentes trastornos. Lo más habitual es que el problema derive en un trastorno de ansiedad y a partir de ahí se pueden desarrollar muchos otros problemas, todos ellos relacionados con la evitación del estímulo que te produce el pánico.

Porque, ¿cómo evitar o eludir los números en nuestro día a día? No se puede. Desde recoger el cambio en un comercio hasta organizar las cuentas del hogar, saber cuánto te puedes gastar en el supermercado o si te puedes permitir comprarte ese coche. No hay posibilidad de escape, por lo que el miedo a los números hay que tratarlo cuanto antes.

Cómo superar la aritmofobia, el miedo a los números

¿Cuáles son los síntomas de las fobias?

¿Cómo saber si se trata de aritmofobia? Mucha gente siente cierto rechazo por las matemáticas o se hace un lío con los números. A mucha gente le resulta una tarea complicada realizar un cálculo numérico que supuestamente tiene aprendido desde primaria, pero eso no es una fobia.

La aritmofobia se manifiesta con los clásicos síntomas de la ansiedad como sudoración, mareos, palpitaciones o taquicardia. También confusión mental, sensación de irrealidad y distorsión de la realidad. Lógicamente se trata de una situación de peligro irreal porque un cálculo matemático no puede hacerte daño. Pero la lógica poco tiene que decir ante un trastorno fóbico.

Causas del miedo irracional al cálculo

Muchas fobias se desarrollan por un incidente traumático en el que, en este caso, los números eran los protagonistas. Tal vez un maltrato en la infancia en la clase de matemáticas puede desencadenar este terror hacia la aritmética.

No es necesario haber sufrido una experiencia traumática, con haber sido testigo de ella puede bastar. Experiencias que han quedado grabadas en la mente y que provocan estas reacciones de temor ante el mismo estímulo que había en aquella ocasión.

Nos imaginamos, por ejemplo, el niño que es testigo de un maltrato cuando estaba haciendo los deberes de matemáticas. La asociación de los números a esa circunstancia hace que se desarrolle la fobia.

Cuando se tiene miedo a los números o cálculos

Un buen tratamiento de la aritmofobia

No se puede tratar una fobia como el miedo a los números por cuenta propia. Da igual si tenemos una buena fuente de estrategias emocionales, porque el tratamiento de las fobias requiere de ayuda psicológica. Si no lo hacemos, tal vez consigamos superar esa fobia, pero a costa de algún otro trastorno emocional.

En cuanto al mejor tratamiento para superar la aritmofobia, depende del caso y del grado de incapacitación vital al que se ha llegado. La terapia cognitivo conductual que ayuda a comprender las reacciones frente a ciertos estímulos y a modificar el comportamiento siempre resulta muy eficaz.

Y en cualquier caso, cualquier terapia para vencer una fobia debería ir acompañada de técnicas de relajación en las que la respiración consciente se ve como muy efectiva y en las que la práctica del Mindulness lleva dando muy buenos resultados desde hace décadas.

Si te interesa conocer e investigar más a fondo el mundo de las fobias, en Diario Femenino te ayudamos a comprenderlas mejor.