Clorofobia: el miedo al color verde existe

Existe la fobia a los colores y te puede complicar mucho la vida

Laura Sánchez

Qué es la clorofobia, también conocida como el miedo al color verde

El mundo de las fobias no deja de sorprendernos con reacciones desmedidas ante los estímulos más variados. Si bien la fobia a las arañas nos resulta más familiar, hay otras que nos parecen inverosímiles, pero existen. Es el caso de la clorofobia o el miedo al color verde, un trastorno que te puede complicar mucho la vida.

Qué es la clorofobia

La clorofobia es el miedo al verde o, mejor dicho, al color verde. Sí, también existen las fobias a los colores y se trata de un problema que puede complicarte mucho la vida porque, ¿cómo evitas el color verde? Puede que consigas no tener ninguna prenda de ropa de ese color y que en tu casa no haya nada de color verde, pero en cuanto salgas de tu entorno, las posibilidades de tener que enfrentarte al verde se multiplican.

Personas que llevan ropa verde, paredes en la oficina pintadas de ese color, cuadros en los que predomina el verde, autobuses verdes, algún coche también. El césped del parque, un batido, un puré...estamos rodeados de verde, pero solo se dan cuenta quienes sufren clorofobia.

Los síntomas de la clorofobia

Una persona con clorofobia reacciona ante la visión del color verde con todos los síntomas de ansiedad. Se sentirá nerviosa, con palpitaciones o taquicardia, sudores, mareos, náuseas, sensación de asfixia, confusión mental y puede llegar al ataque de pánico.

Pero peor que los síntomas físicos, que al final sabes que van a pasar, son los síntomas psíquicos. La autoestima baja porque eres consciente de que tienes un problema pero no tienes la solución. La evitación es la reacción ante el estímulo y muchas veces el color verde no se puede evitar. El miedo, la distorsión de la realidad y la sensación de incapacidad pueden llegar a ser paralizantes.

Cómo superar la clorofobia

Por qué se produce el miedo al color verde

La pregunta que todos nos hacemos es qué genera una fobia. La mayoría de las veces, las fobias se desarrollan a consecuencia de un trastorno de ansiedad, que provoca unos miedos irracionales ante los estímulos que la mente considera peligrosos y que varían de una persona a otra.

Otras veces, la causa de la fobia es una experiencia traumática relacionada con ese estímulo. La clorofobia puede ser el resultado de una situación complicada vivida en un hospital, por ejemplo, con la visión del uniforme médico que en algunos centros es de color verde.

Cómo superar el terror a este color

La clorofobia se puede superar. Son evidentes las consecuencias que puede provocar este miedo al color verde, porque la persona que lo sufre terminará por aislarse para no tener que enfrentarse a su miedo. La solución, evidentemente, pasa por una terapia de exposición.

Las terapias de exposición ayudan a esa persona a enfrentarse a la situación que le provoca el pánico. Pero no es algo se pueda hacer por cuenta propia, así que es necesario pedir ayuda psicológica. Por norma general, superar una fobia también requiere la práctica de técnicas de relajación que reducen la ansiedad ante la situación específica.