Grandes beneficios de las técnicas de relajación para tu cuerpo y mente

Estos ejercicios para relajarte te aportarán todos estos beneficios

María Fernández

Los 8 beneficios de las técnicas de relajación para tu cuerpo y mente

Las reuniones del trabajo, los problemas familiares, algún conflicto con una amiga… El día a día nos causa mucho estrés que a la larga carga mentalmente, pero también físicamente. Todos necesitamos momentos para liberar la mente y dejar de pensar en las preocupaciones a través de la relajación.

En Diario Femenino te contamos cuáles son los beneficios de las técnicas de relajación y cómo los ejercicios te pueden ayudar cada día.

Ventajas de convertir las técnicas de relajación en rutina

Estas son las principales ventajas de practicar los ejercicios de relajación como rutina para reducir el estrés.

Toma nota de las ventajas de estas técnicas de relajación

1 Ganas en calidad de vida

El ritmo de vida tan rápido al que estamos sometidos hace que cada vez más gente pruebe con las diferentes técnicas de relajación para aliviar el estrés. Al relajarte se reducen las pulsaciones y, por tanto, nos sentimos mucho más tranquilos.

2 Disminuyen el riesgo de problemas cardiovasculares.

Estos ejercicios ayudan a reducir la presión arterial gracias a la reducción del ritmo cardiaco y a la respiración pausada. Con ello, se reduce el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares o enfermedades de corazón.

3 Te hacen sentir mejor

Relajarse ayuda a sentirse mejor con uno mismo, a ser un poco más positivo, a tomar los problemas con cierta perspectiva, a llenarse de nuevo de energía… La relajación es una buena cura para los momentos de bajón.

4 Ayudan a la relajación muscular

El estrés provoca agarrotamiento muscular y, si se alarga demasiado en el tiempo, puede causar dolores. Realizadas correctamente, las técnicas de relajación te ayudarán a aliviar el estrés y la tensión del cuerpo.

Relajación muscular para luchar contra el estrés

5 Son el remedio contra los dolores

El estrés puede causar náuseas, diarrea, dolores de cabeza, molestias en el estómago… Las técnicas de relajación son un buen primer remedio para todas estas dolencias. Además, te harán más resistente a sus efectos.

6 Mejoran el humor

Sentir la mente descansada ayuda a mejorar el humor. Las técnicas de relajación te permiten olvidarte momentáneamente de las preocupaciones. Cuando el relax guía tu vida, tienes más momentos para disfrutar de los pequeños placeres del día a día.

7 Te aportan más memoria y concentración

Encontrar un momento cada día para relajarnos te hará una persona más eficiente en el trabajo ya que mejorará tu capacidad de concentración y de memorización.

8 Acaban con el insomnio

Aquellos que dominan las técnicas de relajación, sufren menos insomnio y descansan más durante la noche. Maiko Tahara, especialista en técnicas de relajación, te enseña a hacer algunos ejercicios que puedes practicar antes de ir a dormir para descansar mejor por la noche. 

Ejemplos de ejercicios de relajación

Toma nota de estos ejercicios para relajarte y empieza a beneficiarte desde ya de todas sus ventajas.

+ Controlar la técnica de la respiración profunda es el primer paso para aprender a relajarse. Consiste en inhalar mucho aire fresco (mientras notas que el estómago se hincha) y soltarlo lentamente mientras se contraen los músculos abdominales.

+ La técnica de la atención plena te invita a concentrarte en el presente siendo muy consciente de todo lo que te rodea mediante la meditación.

+ La técnica de relajación progresiva de Jacobson busca relajar primero los músculos para luego poder liberar la mente. Se trata de tensar y soltar cada parte del cuerpo siendo conscientes de nuestros movimientos.

Los mejores beneficios de las técnicas de relajación

Consejos para hacer bien las técnicas de relajación

No hay requisitos imprescindibles para llevar a cabo estos ejercicios de relajación. Solo es necesario pararse un momento allí donde estemos para tratar de conectar con nosotras mismas. Sin embargo, hay una serie de consideraciones que se pueden tener en cuenta para que la relajación resulte más sencilla y efectiva, sobre todo al principio.  

+ Trata de encontrar un sitio aislado sin grandes distracciones o un lugar que te transmita buenas vibraciones. A veces, un parque puede ser mucho más cómodo que una habitación vacía.

+ Acondiciónalo para sentirte muy a gusto: busca una buena temperatura, pon una iluminación cómoda, utiliza los diferentes aromas para sentirte más calmada...

+ Busca una silla o sillón cómodo, aunque también puedes realizar estos ejercicios sobre la cama.

+ Hay quien encuentra muy reconfortantes ciertos sonidos como el ruido blanco, el sonido del mar, el de pájaros piando… Trata de encontrar alguno que te relaje o apuesta por el silencio.

Relajarse contra el insomnio

¿Sueles practicar las diferentes técnicas de relajación? ¿Has empezado ya a notar sus beneficios?