Consejos útiles para organizar la oficina en casa (y que no sea un caos)

Imprescindibles para organizar tu espacio de teletrabajo

Leticia Pérez
Leticia Pérez Organizadora profesional

Son muchas las personas que han convertido un pequeño espacio de su casa en su oficina. Sea por la situación que sea, el teletrabajo se encuentra presente en muchos hogares y hay que adaptarse a cada situación de la mejor manera posible. Pero, ¿dónde puedes encontrar un lugar adecuado para trabajar en tu casa? ¿Qué hacer si no puedes disponer de una habitación entera para ti? ¿Cómo puedes evitar el desorden?

En Diario Femenino hemos hablado con Leticia Pérez Serrano, organizadora profesional, para averiguar algunos consejos útiles para organizar la oficina en casa y evitar así que sea todo un caos. ¿Estás preparada? ¡Vamos a descubrir sus trucos! 

La oficina en casa: ¿cómo puedes organizar un espacio adecuado?

Lo primero que debes tener en cuenta es que necesitas un espacio para tu oficina: no vale poner tu ordenador encima de la encimera de la cocina o de la mesa del comedor y luego tener que quitarlo cada vez que termines de trabajar. Si no dispones de una habitación aparte y entera para ti, no hace falta que tengas una casa grande para poder trabajar a gusto. Basta con tener un espacio en una habitación (salón, dormitorio…) que te permita tener algunos imprescindibles:

+ Para trabajar desde casa necesitamos un escritorio o mesa adecuada: lo ideal es que tenga cajones para poder almacenar todas las herramientas o utensilios que utilicemos diariamente. 

+ Una silla cómoda: debes tener en cuenta que vas a pasar muchas horas delante de un ordenador o realizando una actividad por lo que, además de bonita, la silla debe ser muy cómoda para evitar así contracturas en tu espalda

+ Un flexo, una lámpara y, por supuesto, un ordenador. En este sentido, ten en cuenta que el lugar que escojas para teletrabajar debe ser lo más luminoso que puedas, preferiblemente con luz natural. 

+ Encima de la mesa, cuantas menos cosas mejor. Además del ordenador, que debe estar sí o sí encima de tu mesa, hazte con unas bandejas organizadoras de papeles y será más que suficiente para evitar el desorden que se pueda formar. 

+ Para los bolígrafos, cuadernos, clips, grapadoras, etc…, lo ideal es tenerlos guardados en un cajón, pero cada uno dentro de una bandeja organizadora de cajones. Así, cada vez que necesites un bolígrafo, sabrás dónde está exactamente. Y cada vez que termines de utilizarlo, sabrás dónde dejarlo de nuevo. 

+ Además de todo esto, es importantísimo disponer de muebles y de paredes de colores claros. El blanco es perfecto porque nos aporta sensación de orden, de limpieza y de paz. Si además añadimos un toque de madera, tendremos el combo perfecto: un lugar de trabajo acogedor y tranquilo

¿Qué errores debes evitar a la hora de instalar tu oficina en casa?

Como bien has podido observar en el punto anterior, es importante que tu oficina esté en un lugar de la casa que sea exclusivamente para trabajar. A pesar de que el escritorio esté en el salón, en el dormitorio o en la habitación de invitados, todos los miembros de tu familia (o las personas que vivan contigo) deben saber que ese espacio es únicamente para tu jornada laboral

Además, como ya hemos visto, tener la zona de trabajo lo más despejada posible utilizando para ello organizadores, cajones y un escritorio apropiado te aportará mayor tranquilidad. Incluso podrás tener mayor creatividad y concentración que si estás en un lugar de tu casa lleno de cosas, como por ejemplo los juguetes de tus hijos o los mismos papeles de tu trabajo encima de la mesa. 

También debes evitar unas cuantas cosas a la hora de trabajar en casa, como bien nos comenta Leticia en su libro. Por ejemplo, es mejor que no trabajes en pijama, que no tengas la televisión puesta mientras estás en tu puesto de trabajo y, por supuesto, no mezclar horarios: las tareas de la casa no se pueden mezclar con las del trabajo. 

Con todo, también es importante tener en cuenta que en tu escritorio o lugar de trabajo deben estar todos los papeles que sean del mismo. Es decir, no mezcles los papeles de tu negocio con otros, como los del médico, las facturas, los dibujos de tus hijos (si los tienes)... Recuerda que es esencial tener una diferenciación entre tu casa y tu trabajo; aunque en tu casa esté tu oficina o lugar de trabajo. 

Intenta tener todo a mano: no tengas bolígrafos, libretas o folios en otra estancia de la casa porque entonces tendrás que levantarte cada vez que quieras alguno de esos materiales. Es mejor tenerlos en la misma mesa, en tu escritorio o en tus archivadores correctamente colocados. ¡Crearás un espacio genial! 

¿Y cuál es la mejor manera de ordenar tu tiempo?

Leticia nos comenta que la mejor manera de poner orden en tu tiempo, además de en tu espacio de trabajo o en tu casa, es creando un sistema. Debes elegir el tipo de sistema de planificación que mejor te funcione: una agenda, un calendario, un planificador semanal o digital… En este sentido, recuerda que tu agenda de trabajo debe ser exclusivamente para tu trabajo, por lo que puedes adquirir otra para tus tareas del hogar o para el ocio con tu familia.

En el caso del trabajo, según podemos leer en el libro de Leticia, es importante hacer descansos, programar las tareas y marcarte unos objetivos diarios, semanales, mensuales y anuales para así organizar mejor tu tiempo. Dependiendo, claro está, del tipo de trabajo que desempeñes. 

Muchas veces queremos llegar a todo: a trabajar bien, a ser una buena madre, a tener tiempo con nuestros amigos o nuestras parejas… Pero nos damos cuenta de que no vamos a poder llegar a todo y eso puede ser muy frustrante. Podemos llegar a casi todo, según nos comenta Leticia. No somos máquinas, somos personas y durante el día surgen muchos imprevistos. Lo importante es gestionar correctamente nuestro tiempo y establecer nuestras prioridades

Referencias bibliográficas: 

  • Pérez Sánchez, Leticia (2021). Ordena tu casa, tu mente y tu vida. Barcelona: Alienta Editorial. 

Puedes leer más artículos similares a Consejos útiles para organizar la oficina en casa (y que no sea un caos), en la categoría de Trucos de casa en Diario Femenino.