Miedo a cambiar de trabajo: cómo superarlo para poder dar el paso

¿Necesitas un cambio en tu vida laboral pero te da verdadero pánico?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Qué fue de los empleos estables y para toda la vida? Fue el sueño de muchas personas durante décadas y aún quedan restos de esa expectativa de encontrar un buen trabajo y que sea para toda la vida. Pero la situación actual ha desterrado la estabilidad laboral de nuestras perspectivas y tenemos que aceptarlo cuanto antes para superar el miedo a cambiar de trabajo. Un miedo que, si no lo superamos, nos acompañará durante toda nuestra vida laboral y afectará a otros ámbitos de nuestra vida. ¡Atrévete a dar el paso!

El miedo a cambiar de trabajo

El miedo a cambiar de trabajo entra dentro de ese miedo natural al cambio. Cuando estamos en una situación que conocemos y que en cierta manera manejamos, nos sentimos más seguros. Aunque seguros no quiere decir felices. Es la baja tolerancia a la incertidumbre lo que nos hace ir por la vida con ese temor a que todo cambie; porque además siempre pensamos que el cambio será a peor. Y no es así.

Tal vez porque nos hemos criado en la creencia de que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer preferimos ese trabajo mal pagado o que no nos llena en absoluto antes que dar carpetazo a una etapa vital y comenzar una nueva. Y nos provoca una enorme confusión ese mensaje habitual que nos invita a quedarnos donde estamos mientras que por otra parte nos llegan los nuevos mensajes, a veces positivistas hasta la exageración, que nos obligan a movernos, a arriesgar, a buscar y a seguir buscando.

Así, nos encontramos muchas veces ante este miedo o pánico a cambiar de trabajo. Algunas veces nos lo planteamos nosotros mismos porque no estamos haciendo nada que nos llene: ¿Y si voy a por mis sueños? Pero otras veces es la propia inestabilidad laboral la que nos hace tener que buscar otro trabajo.

Y nos da miedo. Nos da miedo porque no sabemos lo que nos espera en ese nuevo trabajo. Nos da miedo dejar la zona de confort aunque no fuera demasiado confortable. Nos da miedo dejar la seguridad de lo conocido por la incertidumbre de lo desconocido. Nos da miedo no dar la talla, no estar a la altura, no hacerlo bien.

Cómo afrontar el miedo a un nuevo empleo 

Este miedo es natural, por supuesto. Pero nosotros mismos vemos cómo nos está paralizando en una situación que o queremos cambiar para tener una vida más plena y significativa o, simplemente, porque no nos queda más remedio que aceptar esa carta de despido y empezar en otro lugar.

¿Y cómo se puede superar el miedo a cambiar de trabajo? Lo cierto es que no es fácil, porque requiere desaprender muchas cosas que teníamos bien aprendidas, porque requiere una perspectiva vital diferente y eso es difícil de conseguir. Y porque, especialmente, requiere aprender a tolerar mejor la incertidumbre, algo que puede llevarte a sufrir un trastorno de ansiedad y para lo que tal vez tengas que pedir ayuda.

Al cambiar de trabajo perdemos el control de la situación y el miedo surge porque lo consideramos algo negativo. Es cierto que en un nuevo trabajo estaremos perdidos durante un tiempo, no controlaremos el ambiente, ni las tareas y podemos llegar a dudar de nuestras capacidades. Y en el fondo de todo esto se encuentra, como decimos, ese miedo intrínseco al cambio.

¿Y si lo ves como un reto? Al fin y al cabo los retos resultan atractivos y estimulantes. ¿Y si lo ves como una oportunidad para cambiar de vida? Tal vez es lo que estabas necesitando. ¿Y si lo ves como un aviso del destino para que evoluciones? ¿Y si lo ves como el empujón que necesitas para romper con todas tus rutinas y crear una vida nueva? Te damos opciones para cambiar tu perspectiva, pero te recordamos que estarás más preparada para cambiar de trabajo cuanto mejor toleres la incertidumbre.

Puedes leer más artículos similares a Miedo a cambiar de trabajo: cómo superarlo para poder dar el paso, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.