Cómo vestirse para facilitar la lactancia: 7 looks imprescindibles

Outfits que tienes en tu armario para dar el pecho a tu bebé de forma sencilla

María Cerrato de la Fuente

Durante la lactancia materna vestirse puede resultar complicado a primera vista, pero nada más lejos de la realidad. Es necesario buscar la comodidad para poder dar el pecho en cualquier lugar sin necesidad de desnudarnos más de lo necesario y eso aveces, sobre todo en invierno, puede parecer difícil (sobre todo a las mujeres primerizas).

Existen marcas que cuentan con ropa especial de lactancia, pero al final se trata de un periodo relativamente corto que puede durar unos meses, algunas veces incluso años (en estos casos la alimentación de leche materna ya no es única ni exclusiva) y la ropa específica de lactancia suele ser cara. Además, seamos sinceras, cuando termina el periodo de embarazo te apetece volver a vestir tu ropa y variar en tus outfits. 

¿No sabes muy bien qué ponerte en este periodo de tu vida? ¡Tranquila! En Diario Femenino vamos a echarte una mano para que aprendas cómo vestirse para facilitar la lactancia con 7 looks imprescindibles que te harán la vida mucho más sencilla. ¡Vamos a verlo! 

Invierte en un buen sujetador durante la lactancia materna

A pesar de que os recomendamos que no os volváis locas comprando ropa de lactancia, sí es necesario invertir en algún que otro sujetador específico de lactancia. Además, no tiene por qué ser demasiado caro ya que las marcas low cost cuentan entre sus colecciones de maternidad con este tipo de ropa interior. Se trata de sujetadores especiales que suelen tener un corchete o presilla para descubrir solo la parte del pecho necesaria y, además, suelen ser de algodón orgánico muy blandito y ergonómico. 

Ya sabemos que, durante la lactancia, el pecho se vuelve muy sensible y es necesario cuidarlo mucho para evitar las temidas grietas y problemas mayores. Por eso, un buen sujetador que transpire correctamente y que sea cómodo a la hora de amamantar a tu bebé resulta fundamental en esta época. Además son muy cómodos al no tener costuras por lo que evitarás roces en tus pezones, que se encuentran en un momento crítico

También es cierto que cada vez más mujeres optan por continuar con la lactancia hasta los dos o tres años de edad de sus hijos. En estos casos, como el alimento de la leche materna se convierte en adicional a otros alimentos y ya la lactancia no es tan constante como cuando es alimento exclusivo, la mayoría de las mujeres, deciden ponerse sus sujetadores habituales y muchas dejan los de lactancia para estar por casa por la comodidad que aportan.

Ideas de looks para facilitar la lactancia materna

Por supuesto, no podemos decirte que no es necesario invertir dinero en ropa de lactancia y no darte alternativas para que dar el pecho a tu bebé sea lo más cómodo posible. Vamos a darte algunas opciones de outfits para que dar el pecho cuando estés fuera de casa te resulte lo más cómodo posible. Ya te adelantamos que el quid de la cuestión es que la parte cercana al pecho vaya abotonada, con cordones o sea escotada

1 Jersey y jeans

Cuando las temperaturas son frescas lo más cómodo es recurrir a un jersey de lana gordito y tus vaqueros favoritos. Además, cuando se lleva un carrito de bebé o una mochila de porteo, lo ideal es calzar unas sneakers o unas botas planas y cómodas. Lo mejor para que este look sea lo más cómodo posible a la hora de dar el pecho es que debajo del jersey te pongas una camiseta de tirantes.

De esta manera, te podrás subir el jersey y bajar la camiseta de forma que solo quede al descubierto lo fundamental para dar de comer a tu bebé y también te será muy útil para que la zona de tus riñones no quede al aire en pleno invierno. Otra opción mucho más cómoda que el jersey cerrado es el abierto, es decir, las conocidas rebecas que al llevar botones delanteros facilitan mucho más la lactancia. 

2 Vestido camisero

Otra opción genial, tanto para el verano como para el invierno, son los vestidos camiseros. Se pueden combinar para cualquier evento con un stiletto y tener un look mucho más formal para cualquier boda, bautizo o comunión o llevarlo con manoletinas, botines o playeros, si es de algodón y sport. Será un básico en tu armario durante la lactancia, pero además, lo podrás seguir utilizando hasta que te canses de él después de la misma.

3 Camisa y jeans o falda

Y después del vestido camisero, la segunda mejor opción a la hora de vestirte durante la lactancia es la camisa básica. En este sentido tienes múltiples opciones en el mercado, desde las tradicionales blancas o de rayas hasta las de lunares o estrellas… Combínalas en looks más informales, por ejemplo con tus jeans o baggy pants junto con una de estampado de rayas azules. O bien con una falda de tubo negra y una camisa más especial de color blanco para los looks más formales.

4 Vestido o camisa con lazo o cinta

Otro básico que puedes encontrar en cualquier tienda low cost son los vestidos de estilo boho-chic largos, mini o midi con estampados de flores o lunares, de corte bohemio y amplio. Muchos de ellos suelen llevar en la parte del escote una cinta o dos que se puede cerrar o unos botones. Este invento es ideal a la hora de amamantar ya que te permite abrochar y desabrochar el vestido cuando desees. Combina tu vestido con unas botas cowboy y serás la mamá más chic, glamurosa y cómoda. 

5 Vestido escotado de algodón

Durante el verano, sin duda, es mucho más fácil vestir con ropa normal y que a la vez sea cómoda para la lactancia. Esto es por el uso de los tejidos de algodón con un poco de elastán que, junto con la ropa de tirantes, forman el tándem perfecto para que puedas dar el pecho en cualquier lugar. Seguramente tendrás en tu armario vestidos de sport que cumplan con estas características, es decir, que sean de tirantes o que tengan bastante escote y que sean un poco elásticos para poder bajártelos un poco para amamantar a tu bebé sin ninguna dificultad. 

6 Palabra de honor

La cosa puede complicarse un poco cuando tienes que vestirte más arreglada para una boda. En este caso, al ser un día concreto, te recomendamos que utilices un sujetador sin tirantes aunque no sea de lactancia y que optes o bien por un vestido de tirante con un poco de elástico o, en el caso de no encontrar ninguno de estas características, el corte palabra de honor es ideal para sacar el pecho de forma fácil.

7 El trapito de tu bebé

Últimamente he visto a muchas de mis amigas utilizar un truco cuando estamos por ahí con nuestros retoños. Y es que utilizan los trapitos de sus bebés, esos tan versátiles con textura de gasa gigantesca, que son multiusos y que sirven al bebé tanto de dudú para dormir como de pañuelo cuando regurgitan o les rebosa un poco la leche por las comisuras. Mis amigas sacan el pecho para dar de mamar a su bebé y ponen un poco la gasa de parapeto. Esto puede resultar muy útil porque muchas veces tienes que vestirte un poco más formal y no encuentras para ponerte algo abotonado o ya estás harta de ponerte siempre las mismas prendas ya que, entre el embarazo y la lactancia, es cierto que la zona útil de nuestros armarios se ve muy mermada.