Los juegos de mesa para Navidad y Nochevieja más entretenidos

Ideas de juegos de mesa tranquilos o dinámicos para mayores y pequeños

Sería imposible imaginar la comida de Navidad o la cena de Nochevieja sin unirlo con una charla familiar donde todos, muy animados, intercambiamos opiniones y anécdotas. Igual que es imposible imaginarla sin las sobremesas que se alargan horas y horas. Estas son un momento perfecto para aprovechar y disfrutar de los mejores juegos navideños en familia

Seguro que no es el primer año que algún miembro saca el Parchís o el Monopoly y os ponéis todos a jugar como si no hubiera un mañana. Si bien es cierto que esos juegos jamás pasan de moda, la realidad es que hay miles de opciones para jugar de distintas maneras sin tener que acudir a los clásicos de siempre. Da igual si te apetece algo más dinámico para no dormirte después de una gran comida o si prefieres algo más tranquilo en el que solo tengas que pensar una estrategia, apunta estas opciones de juegos de mesa para Navidad y Nochevieja MUY entretenidos y elige la que más se adapte a ti y a tu familia, ¡lo pasaréis en grande! 

10 juegos de mesa para divertirse esta Navidad

1 Dixit

Sin duda, un juego en el que hace falta imaginación y conexión. A partir de un tablero con puntos, un panel y una serie de cartas algo extrañas debéis hilar e imaginar conceptos a los que os recuerden las cartas. El objetivo es ganar los máximos puntos posibles. ¿Cómo se consigue? Haciendo que algunos de los jugadores adivinen la carta a la que te refieres pero ojo, si lo pones demasiado sencillo, ¡también podrás perder! Si a todos los jugadores les queda clara cuál es tu carta, ninguno de los puntos irá para ti. 

2 Jenga

Las risas están más que aseguradas con este juego. Eso sí, es uno de los que requiere algo de habilidad física y mental, no es para ti si buscas un juego tranquilo. El objetivo es ir retirando bloques de la torre de madera que se construye al empezar. En total son 54 piezas, que forman 18 niveles. Cada participante quitará una pieza de los niveles más inferiores y la irá colocando en la parte superior de la torre, así hasta completar una ronda y volver a empezar. La partida dura hasta que la torre no aguante más y se caiga. El jugador que derrumbe la torre será el perdedor y el anterior a este el ganador. 

Las variedades y diferentes versiones para este juego son muchísimas. Hay quien juega con chupitos para que las partidas sean más dinámicas, quien pone pruebas al perdedor o quien, simplemente, va sumando puntos hasta echar varias partidas y saber quién gana definitivamente. ¡Tú eliges! 

3 Party & Co: un juego de mesa clásico e ideal para Navidad o Nochevieja

La verdad es que es de los juegos más clásicos de nuestra lista, pero de los que nunca defrauda y te explicaremos por qué. Por si no sabes cómo funciona, el Party & Co es un juego para toda la familia que combina diferentes pruebas: desde preguntas de cultura general, mímica, dibujo hasta la lectura de labios

Uno de los puntos positivos de este juego es que da igual el número de jugadores que seáis, pues podéis organizaros en equipos (el número de miembros lo elegís vosotros) y todos pueden participar adivinando. La combinación de todas esas pruebas que te hemos dicho lo hace divertido, dinámico y para toda la familia pues, aunque no tengáis la versión para niños, estos siempre pueden participar en una u otra prueba. Por ejemplo, quizás la pregunta de cultura general les cueste pero el dibujo o la lectura de labios les sea más sencillo.

4 Times up

Puede que este sea el juego con cartas (que no “de cartas”) más divertido que exista. Personalmente, no hay ni una vez en la que haya jugado a este juego que no haya acabado llorando de risa. Consta de una baraja de cartas y un tiempo. La baraja tiene series, películas, personajes famosos, cuentos, novelas, etc. El juego se divide en 3 fases: descripción, mímica y una palabra. Se eligen 40 cartas y se jugará con ellas todas las fases. En la primera fase deberás describir lo que te encuentres en la carta sin pronunciar palabras que estén en el título (como el mítico juego Tabú). En la segunda ronda deberás hacer gestos y en la última deberás utilizar solo una palabra. 

¿Lo bueno de este juego? Pueden jugar todos los miembros de la familia, pues es en equipo y podemos ayudarnos unos a otros. Además, es sorprendente la cantidad de risas que surgen solo por hacer que tu equipo adivine lo que aparece en la baraja. ;-) 

5 El bingo: típico juego navideño para entretenerse

Sin lugar a dudas, el juego más clásico de todos los tiempos para jugar en Navidad. Lo hemos incluido en la lista porque tanto mayores como muy pequeños pueden participar en él y se pueden hacer versiones tan variadas como originales. Podemos jugar con cartas. Si no tienes un bingo normal, necesitarás dos o tres barajas, dependiendo de los que seáis. Una de ellas para cantar y la otra para repartir 10 cartas a cada jugador. Se va cantando (“rey de copas”) y si algún jugador tiene esa carta, la da la vuelta hasta completar línea o bingo. Se puede jugar con premios, en equipo, de manera individual… ¡Este juego nunca defrauda!

6 Jungle Speed

De los juegos más dinámicos y movidos que habrá en esta lista, pero también de los más divertidos. Especialmente recomendado si en la mesa hay muchas personas jóvenes. El Jungle Speed cuenta con un tótem y una baraja de cartas. Según algunas reglas del juego, deberás coger el tótem en ciertos momentos y te aseguro que harás todo lo que esté en tu mano por conseguirlo. Yo he visto a personas luchando sin piedad por hacerse con él. ¡Cuidado!

7 El misterio de la Abadía

Este juego entra en la clasificación de tranquilo y podríamos compararlo con el mítico Cluedo. En la abadía ha muerto un monje y hay que descubrir quién es. Moviéndote por las diferentes estancias intentarás recopilar pistas para saberlo. Recomendable para pasar un rato entretenido pero sin demasiada agitación.

8 Dobble: un juego sencillo para un Fin de Año en casa

Una de las cosas que más me gusta de este juego es lo pequeño y manejable que es. Olvídate de cajas grandes, el Dobble es una pequeña caja redonda que podrás llevar a cualquier sitio prácticamente sin darte cuenta. Este juego es básicamente de rapidez visual y mental. Hay 55 cartas y cada una contiene ocho símbolos. Siempre hay un símbolo que coincide entre dos cartas, así que tu objetivo será ser el más rápido y encontrar la coincidencia. ¿Lo conseguirás?

9 Rummikub

Si has jugado o has oído hablar del mítico Chinchón (el juego de cartas) este te parecerá de lo más sencillo. La esencia es la misma, es decir, hay unas fichas con números y colores y deberás crear o bien escaleras o bien tríos o cuartetos con los mismos números. La dificultad en este juego viene en que puedes mover las fichas puestas por otro jugador para crear tus propias jugadas, así que es necesaria agilidad mental para ello. ¡Cuidado! Que una vez que empiezas vas a querer echar más de una partida.

10 Uno o Dos: el mítico juego para todos los públicos

Para que los más pequeños disfruten de un buen rato de risas, el Uno es un juego de cartas mítico, que funciona por colores y números y nos permite hacer que el de al lado se coja hasta 20 cartas más. El Dos es una versión reciente y muy parecida. A pesar de ser un juego con el que niños y adolescentes disfrutan mucho, ¡los mayores también lo pasarán en grande con él! 

¿Y tú? ¿Conocías estos juegos de mesa? ¿Conoces alguno otro? Déjanos tus recomendaciones navideñas en los comentarios.

Puedes leer más artículos similares a Los juegos de mesa para Navidad y Nochevieja más entretenidos, en la categoría de Planes en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: