9 juegos de Navidad y Año Nuevo para adultos (dinámicos y divertidos)

Diviértete en la mejor compañía durante las cenas y comidas navideñas

Laura García
Laura García Periodista

La Navidad es una época perfecta para disfrutar con la familia y los amigos de tardes y noches largas hasta el amanecer con champán, turrones, confesiones, cotilleos y muchas risas. No nos hace falta nada más. Después de las comidas o cenas buscamos esos ratos para pasarlos en buena compañía y, muchas veces, la animación de los juegos los convierte en momentos inolvidables. 

¿Vas a recibir gente en casa? ¿O encargarte de la sobremesa o de la post-cena? Sea como sea, te traemos 9 juegos de Navidad y Año Nuevo para adultos dinámicos y divertidos que puedes hacer tanto con tu familia como con tus amigos. Algunos requieren más confianza, y otros simplemente poner límites para hablar de ciertos temas. Lo que necesitas es tener la mente abierta, capacidad para perder la vergüenza y una buena dosis para pasarlo bien. ¡Vamos a verlos! 

¿A qué podemos jugar después de comer o cenar en Navidad? 

1 Preguntas para intercambiar anécdotas

Hace un tiempo, una tienda de muebles publicó un anuncio por Navidad en el que denunciaba que las familias estaban tan inmersas en los móviles que, en realidad, no conocían su propia historia. Estas fechas son momentos perfectos para conocerse un poco más e intercambiar anécdotas entre mayores y pequeños a través del juego. ¡Es la forma perfecta!

El planteamiento consiste en que cada uno escriba en varios papelitos unas preguntas. Por ejemplo: ¿cuál ha sido tu momento más vergonzoso?, ¿una anécdota para llorar de risa? Y un largo etcétera de cuestiones. El recorrido de las preguntas puede ser el que cada uno quiera y se le ocurra, pero te recomendamos pactarlo un poco antes para que no sea demasiado disperso. Luego, solo tienes que juntar todos los papelitos e ir sacando aleatoriamente. Pregunta que saques, ¡pregunta que te tocará contestar! 

2 Yo nunca

El clásico juego por excelencia en las reuniones con amigos. Se ha jugado desde hace tantos años al 'Yo nunca' que en la actualidad hay muchísimas preguntas por Internet para realizar, ¡así no tendrás que pensar! Aunque también puedes hacerlo más divertido y, además de las preguntas que puedes encontrar en Internet, puedes dejar algunas en blanco para que tus amigos vayan escribiendo espontáneamente. ¿Cómo se juega? Alguien dice algo que nunca ha hecho, como por ejemplo: "yo nunca he criticado a alguien presente en esta sala". Las personas que sí lo hayan hecho tendrán que beber un trago. 

3 ¿Qué es peor? 

Inventar situaciones extremas en las que imaginarte y tener que elegir entre dos opciones es algo realmente divertido, así que este es un gran juego para pasarlo bien en los días de Navidad. Por ejemplo: "¿qué es peor: no poder celebrar nunca la Navidad ni ver a tu familia o tener que aguantar a tu suegra todos los días viviendo contigo durante toda la vida?" Podéis organizar el juego para tener que contestar todos o para que solo tenga que contestar la persona a la que le toque. Eso sí, aquí va una recomendación: es mejor si tienes pensadas algunas cuantas preguntas y solo tienes que leerlas porque, a veces, la inspiración falla y se rompe la dinámica del juego... 

4 ¿Qué contestarías en su lugar?

Es una variante del primer juego de Navidad que te proponíamos pero con rebote incluido. Es decir, una persona hace la pregunta a otra. Y esta última decide a quién mandársela de rebote. Así que será una tercera persona la que conteste a esa primera pregunta. Esto hará que cada vez más las cuestiones vayan subiendo en complicación y tono. ¡Uhh! 

5 Las películas

Otro clásico que nunca falla, especialmente si hay alcohol de por medio o gente muy divertida. Hacer varios equipos para imitar películas y adivinarlas será entretenido y os dejará muchas anécdotas pero ¡ojo! Aquí va una variante de juego: podéis ir cambiando de categorías y además, meterle personajes de política, humorísticos, series, concursos… 

6 1, 2, 3. Responda otra vez

Para pasar un rato divertido estrujándote los sesos podéis organizar un concurso 1, 2, 3. Es decir, en varios papeles escribís categorías como: marcas de coches, móviles, ropa...  Formas de defenderse de un atraco, no ir a trabajar.. Y todas las locuras que se os puedan ocurrir. Iréis sacando papeles y habrá que ir enumerando hasta que uno falle. Para hacerlo aún un poco más interesante podéis "castigar" a aquel que falle con alguna prueba. 

7 El mítico furor

Necesitarás muchas ganas de cantar y dos equipos. Lo demás, ya sabes que vendrá solo. La persona que haga de organizador o presentador pensará una palabra, color o nombre propio y los equipos tendrán que ir cantando canciones que la contengan de forma alternativa. El primero que se quede sin ideas ¡pierde! Podéis ir perdiendo puntos o hacerlo más divertido para los perdedores: pegarse celo, pintarse algo en la cara, ponerse ropa de abrigo...

8 El detector de mentiras

A la persona a la que le toque hablar se le dará un tema, como por ejemplo cama, cuñado, trabajo... Él o ella tendrá que contar una historia que tenga que ver con este tema. La gracia del juego es que sea una historia un poco surrealista, por lo que la gente de tu alrededor no sabrá si es verdad o no lo que estás contando. Al final de la historia los demás se posicionarán: habrá quienes digan que es mentira y otros que digan que es verdad. Si la mayoría de personas dicen que es verdad y la realidad es que es una mentira, ¡habrás ganado! Pero si te pillan... ¡El punto irá para el resto! ¿Te atreves a jugar? 

9 La gymkana de la Navidad 

¿Serías capaz de pasar diferentes pruebas sin moverte mucho? Hace algún tiempo hubo un concurso en televisión que iba de superar diferentes pruebas, y es exactamente este juego el que te proponemos para que hagas en tu cena de Navidad. No te llevará mucho tiempo ni mucho material para preparar, pero lo pasaréis genial. Algunas pruebas que puedes hacer son las siguientes:

- Water bottle challenge: consiste en tirar la botella de agua al aire, hacerla girar y que caiga de pie encima de la mesa. 

- La prueba de la corbata: busca una pareja y con ayuda de una sola mano intenta atar el nudo de la corbata de tu compañero. 

- El juego de la galleta: agarra una galleta, póntela en la ceja y haz que baje por la cara hasta la boca. Eso sí, sin ayuda de tus manos.

- Cuestión de pasta: solo necesitas un espagueti en la boca y 5 macarrones por persona. Los macarrones estarán puestos al borde de la mesa, y con el espagueti en la boca deberás intentar cogerlos sin utilizar las manos ante cualquier otra persona. Pero lo más divertido será que jugando entre adultos no habrá reglas ni límites, ¡todo vale! 

- Torre de tuercas: agarra un palillo chino y coloca 8 tuercas en él. Cuando el tiempo comience, sujeta el palillo y empieza a colocar una tuerca encima de otra, de forma vertical. El que termine la torre sin tirarla, ¡ganará! Ojo, que parece fácil pero no lo es. 

 

¿Ya tienes ideas para pasar las noches más especiales del año entre risas y diversión? Prepáralo todo ¡y a disfrutar!