Cartas de amor por Navidad; el mejor regalo estas Navidades

Modelos de cartas para dedicar a tu familia, amigos, pareja...

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Las Navidades son sinónimo de celebración, de alegría y de reuniones familiares, aunque a veces no son tan bonitas como cuando éramos niños por las grandes ausencias alrededor de la mesa. En cualquier caso, uno de los símbolos navideños por excelencia son los regalos que nos hacemos entre amigos, familiares o compañeros de trabajo. 

Pero además de los regalos materiales puedes obsequiar a los tuyos con presentes mucho más sentimentales cargados de emoción. ¿Un ejemplo? Las cartas de amor por Navidad, que nunca están de más por expresar todo lo que queramos a una persona que haya tenido un peso significativo en nuestra vida. Sin duda alguna, ¡es el mejor regalo para estas Navidades

¿A quién puedes mandar una carta en Navidad? 

Son muchas las personas a las que les puedes enviar una bonita carta de amor con motivo de las navidades. Ten paciencia, escribe todo lo que piensas sobre él/ella, y ya verás como te salen unas frases preciosas. Además, puedes ser más original y mandarle la carta por correo (o echarla en el buzón de su casa) en vez de dársela en mano. Algunas de las personas a las que puedes escribir son las siguientes: 

- Familia: tu madre, tu hermana, tu abuela, tu tío, tus primos… Da igual la persona de tu familia que escojas, seguro que tienes muchas razones para agradecerles todo lo que han hecho por ti. ¿Qué te parece escribir unas líneas a alguna persona de tu familia? ¡Seguro que le va a encantar! 

- Amigos: los amigos son la familia que escogemos para nuestra vida, y no dudamos en que seguramente estés pensando en un amigo/a en concreto en este preciso instante. ¿Por qué no le escribes una carta? Estas Navidades aprovecha para dar las gracias a tu mejor amigo, a un amigo de la infancia o a un amigo del que te estés enamorando… 

- Un amor: tu pareja o tus amantes se merecen que les recuerdes todo lo que les quieres en una carta, ¿no te parece? En Navidad es un buen momento para decir que les quieres y que siempre vas a estar con esa persona. Otra opción es mandársela a tu ex, para intentar recuperarle o para contarle lo bien que estás sin él… ¡Tú decides! 

- Compañeros de trabajo: especial mención tienen en Navidad tus compañeros de trabajo o las personas que trabajan en tu mismo edificio. Con ellos compartes muchas horas al día, muchas emociones o muchos sentimientos así que no se nos ocurre mejor regalo navideño que una carta. ¿Te animas? 

- A una persona que ya no está: la Navidad es una fecha muy dura y muy difícil cuando falta una persona importante en tu vida. Se ha ido, ya no va a volver y ya no pasarás más fiestas navideñas junto a él/ella… Pero también puedes enviar una carta para que pueda leerla allá donde esté. Y te aseguramos que lo hará. 

Modelos de cartas de Navidad según el destinatario

+ Carta para una persona de tu familia en Navidad

En esta ocasión hemos escogido un hermano o una hermana para dedicar una carta navideña. Pero es igual de válida si se la quieres mandar a un primo o a un tío, o incluso a tus padres o abuelos. Solo tendrás que cambiar el nombre, ¡y listo! 

Querida hermana/o

Nunca te he escrito una carta, y creo que la Navidad es una buena excusa para decirte todo lo que siento por ti. Eres mi hermano/a pero no solo eso, también eres mi mejor amigo/a, confidente, protector y, sobre todo, la mejor persona que podía tener en mi vida, la mejor compañía que podía tener en el camino.

Ya sabes que cuando éramos más pequeños nos peleábamos mucho, y papá y mamá nos castigaban. Incluso tú, al ser el/la mayor, te llevabas broncas por mi culpa. Pero supongo que hasta en las mejores familias los hermanos no se llevan del todo bien cuando son simplemente niños.

Sin embargo no todo eran peleas, también construimos el mejor mundo para nosotros solos. Un mundo que todavía hoy seguimos teniendo. Éramos detectives, superhéroes, profesores, exploradores y un sinfín de personajes, todos los que nuestra imaginación nos proporcionaba. ¿Y qué me dices de aquellas tardes infinitas en las que no podíamos parar de reírnos por las bromas que le hacíamos a nuestros padres? ¡Seguro que más de una vez les hemos arrancado una enorme sonrisa!

El tiempo pasó y me di cuenta de la maravillosa persona que eres. Siempre has mirado por mi a la vez que por ti, y siempre me has tenido en cuenta para todo. Me has ayudado a ser mejor persona, a ser más generosa y, sobre todo, a tener plena confianza en ti para contarte todo lo que se me pase por la cabeza. Y siempre has estado ahí, ayudándome en todo lo que necesitase. 

Ahora que es Navidad, otra época que pasamos juntos, quiero decirte que te quiero y que no podía haber tenido un hermano/a mejor. Quiero darte las gracias por todo lo que has hecho y todavía haces por mi, por darme los mejores consejos que me podrían dar, por animarme a conseguir todo lo que me proponga, por ser mi mayor apoyo y por levantarme cada vez que me caigo. Te quiero más que a nadie, y estaremos juntos para siempre aunque a veces las discusiones o la distancia nos separe. 

¡Feliz Navidad! 

+ Carta para un amigo/a en Navidad

En este modelo escribimos una carta para tu mejor amigo/a, esa persona que siempre está ahí para lo que necesites. Seguro que a esa persona le gusta tanto el detalle que te lo agradecerá enseguida. ¡Atenta! 

¡Feliz Navidad!

Mi querídisima mejor amiga, no se me ocurría una mejor forma de felicitarte las navidades que con una bonita carta como las que nos mandábamos cuando éramos más pequeñas y todavía estábamos en el colegio. No somos muy dadas al sentimentalismo, pero esta vez te vas a tener que aguantar porque quiero que sepas todo lo que siento por ti y por nuestra amistad.

Desde que llegaste a mi vida has llenado todo de alegría y de color de rosa. Eres una de esas personas que no sabe hacer otra cosa que repartir felicidad allá donde va, y gracias a ti he descubierto que sonriendo a los problemas puedes afrontarlos mucho mejor. Gracias por enseñarme tanto y sobre todo gracias por enseñarme que la familia no solo es la que es de sangre, porque para mi te has convertido en mi hermana

A lo largo de todos estos años en los que hemos disfrutado de una amistad leal y muy significativa hemos vivido muchísimas cosas que nos han unido todavía más. Risas, muchas noches y tardes de chicas, muchas fiestas en las que hemos bailado hasta no poder más. Pero también hemos vivido momentos peores, como las rupturas que nos han dolido tanto a ti como a mi, los momentos de llantos y las confidencias y secretos que solo tú y yo sabemos. 

Estas Navidades son las primeras que no vamos a poder vernos, pero desde donde estás estoy segura de que te acuerdas tanto de mi como yo de ti. Estoy deseando verte de nuevo y que me cuentes qué ha pasado con ese chico que tanto te gusta, cómo has pasado estas fiestas con tu familia y, sobre todo, que me cuentes lo feliz que estás. Porque recuerda: si tú sonríes, yo sonrío. Si tú caes, yo te levanto. 

Gracias por ser mi mejor amiga, mi hermana, mi compañera de risas y de llantos, mi confidente… Gracias por ser una amiga para lo bueno y para lo malo, por decirme las cosas como las piensas en vez de darme la razón en todo. Te quiero mucho, amiga. 

¡Nos vemos muy pronto! 

+ Carta navideña para un compañero/a de trabajo

Hay compañeros de trabajo que rápidamente pueden convertirse en amigos. Incluso esta carta te puede servir si hacéis el famoso regalo del amigo invisible para Navidad, para ponerla junto a un pequeño detalle que vayas a regalar. ¿Qué te parecen estas palabras?

A mi compi:

Estas Navidades no quería irme de vacaciones sin recordarte lo feliz que me hace trabajar a tu lado. Sabes que pasamos mucho tiempo en la empresa/oficina y que al final te has convertido en una persona imprescindible en mi vida. Me haces sonreír cada mañana, compartimos madrugones, risas y preocupaciones por el trabajo... Y eso es algo que nos ha unido mucho. 

Este año quería tener un detalle contigo por lo bien que te has portado conmigo desde que llegué. Yo era 'la nueva' en la oficina pero tú me recibiste con los brazos abiertos e hiciste que me sintiera muy a gusto trabajando. Gracias, de verdad, por hacerlo posible. 

Te escribo esta carta y te la mando junto a un pequeño regalo que espero que te guste mucho y que, cuando lo veas, te acuerdes de mi. Es algo que nos representa bastante y que creo que es un gran detalle para estas navidades. Espero que las pases con tus seres queridos de la mejor manera posible y que, a la vuelta, me cuentes todo lo que has hecho. 

Gracias por ser la/él mejor compañero que puedo tener. 

¡Feliz Navidad! 

+ Carta para un amor en Navidad 

En este caso vamos a escribir una carta de amor a una pareja reciente, pero puedes utilizarla también en el caso de que tu relación sea de muchos, muchos años. Ten en cuenta que puede ir acompañada de un bonito regalo ya que estamos seguras de que no se lo esperará para nada. ¡Atenta!

Mi amor,

Esta es nuestra primera Navidad juntos y te aseguro que solo es la primera de muchas. A ninguno de los dos nos gustan demasiado estas fechas, pero sé que contigo todo va a ser diferente. Estoy segura de que celebrándola juntos nos va a gustar hasta el punto de desear que lleguen año tras año. 

Cuando te conocí supe que serías el amor de mi vida. Sé que aún es pronto para decirlo, pero es que nunca había estado tan feliz con nadie, jamás me habría imaginado lo que es estar enamorada de alguien hasta que apareciste en mi vida de la manera más sorprendente del mundo. Los dos andábamos sin rumbo por la vida, sin querer tener nada que ver con una pareja, pero el destino quiso que nos encontrásemos y no puedo estarle más agradecida. 

Gracias por hacerme reír como nunca lo habían hecho, gracias por esos momentos de peli y manta que tanto nos gustan, gracias por llevarme a conocer mundo, gracias por estar conmigo en los malos momentos, cuando ni yo misma me entiendo. Gracias por llenar mi corazón de amor cuando pensaba que nunca iba a encontrar a nadie que lo hiciera. 

Te quiero muchísimo, y estas Navidades quiero que sepas que nunca me voy a separar de ti. Quiero que sepas que estaremos juntos pase lo que pase, y que superaremos todos los baches que tengamos en la vida. Porque, como ya sabrás, juntos podemos con absolutamente todo. Mi mejor regalo de Navidad eres tú y ya no necesito a nadie más para ser feliz. 

¡Te quiero! 

+ Carta de Navidad para una persona que ya no está 

Sabemos de sobra lo duro que es enfrentarte a unas Navidades cuando hay grandes ausencias alrededor de la mesa. Pero una buena manera de felicitar a esas personas que ya no están es escribiendo una bonita carta que, aunque no la vayan a leer, nos servirá de ayuda para superar el difícil trance. 

Para ti, estés donde estés:

Hace ya unos meses que te fuiste y todavía sigo preguntándome por qué. Pienso en ti a todas horas, te echo muchísimo de menos y aún hoy no sé si voy a ser capaz de volver a celebrar las Navidades como a ti te gustaban, llenas de alegría, de decoración, de dulces y de familia. 

Te encantaba esta época tanto que cuidabas cada uno de los detalles de la celebración: la cena, el árbol de Navidad, las flores de Pascua, las felicitaciones a tus seres queridos y los regalos a TODO el mundo. Jamás voy a conocer a una persona tan generosa con los demás hasta el punto de pensar tanto en ellos, en nosotros, y dejar de pensar en ti. 

Me cuesta mucho celebrar otras Navidades sin ti. Ya nada es igual desde que te fuiste y la vida se ha teñido de un color tan oscuro que ni siquiera las guirnaldas brillan como cuando tú estabas aquí. Todavía escucho tu voz cantando villancicos y te veo bailando mientras decorabas la casa y, sinceramente, es uno de los recuerdos más bonitos que tengo en mi vida. Y es uno de esos recuerdos que me tranquilizan cuando pienso que ya no estás. 

Me enseñaste a ser una luchadora en potencia, a no rendirme ante nada y ante nadie. Me enseñaste que las personas que tenemos a nuestro alrededor lo son todo, y que por ellos es por lo que tenemos que sonreír y celebrar el poder reunirnos aunque solo sea una vez al año con motivo de la Navidad.

Te prometo que en estas fechas voy a intentar sonreír y celebrar porque sé que de alguna manera vas a estar conmigo y con todos nosotros. Que te vas a sentar en la misma mesa, que vas a estar feliz al vernos compartiendo momentos de risas, esos que tanto te gustaban, y que vas a cogernos de la mano para no soltarnos jamás. 

Espero que tus Navidades sean también muy felices, y que te reúnas con tus seres queridos allá donde estéis. Te quiero y te querré siempre. Acompáñame en esta vida, y ayúdame a ser como tu: la mejor persona que ha pisado este mundo

Feliz Navidad al cielo, Te quiero. 

Y tú, ¿a quién vas a mandarle una carta por Navidad? ¡Es uno de los mejores regalos que existen!