9 juegos para la cena de Navidad de empresa (divertidos y amenos)

Diversión asegurada con estos juegos para hacer con tus compañeros o jefes

Las cenas de empresas en Navidad son las más esperadas (por muchos) y las menos deseadas (por algunos). Está claro que todo depende del ambiente laboral en el que nos encontremos, pero a veces, aunque nos llevemos bien con nuestros compañeros, la cena puede llegar a ser tediosa y un poco aburrida. Si este año te toca organizar la cena de empresa, evita el aburrimiento organizando juegos con los que todos los empleados interactúen y se diviertan. Al fin y al cabo, el juego ayuda a relajar el ambiente, favoreciendo la cercanía y la confianza entre unos y otros. Te proponemos 9 juegos para la cena de Navidad de empresa muy divertidos y amenos, ¡toma nota!

Juegos navideños geniales para la cena de empresa 

Si quieres huir del aburrimiento en tu cena navideña de empresa, unos días antes puedes organizar alguno de estos juegos para hacer con tus compañeros o incluso con tus jefes. Pasarás un rato muy agradable que seguro que todos recordarán y, además, servirá para conocer mejor a tu empresa y a sus componentes.

1 El teléfono escacharrado 

El teléfono escacharrado (o el teléfono descompuesto, como le llaman en algunos países) es un clásico que siempre ayuda a relajar el ambiente. Se puede jugar en la mesa de la cena y cuantos más participen, mejor. Se trata de comenzar con una frase larga y algo complicada escrita en un papel y un empleado de un extremo de la mesa la leerá en secreto y memorizará. Después se la tiene que decir al oído al compañero de al lado, y esté a su vez al de su lado, así sucesivamente hasta llegar al último compañero que está junto al que comenzó. Entonces este dice la frase en alto y el que empezó el juego lee el papel con la frase original. Generalmente, no coinciden y la frase final es más que disparatada, lo que acaba provocando muchas risas. 

Escoge una frase divertida que tenga que ver con la empresa, con el día a día, algo sobre los clientes, sobre el funcionamiento de la empresa, con el fin de fomentar la cultura empresarial (al fin y al cabo estamos en una cena de empresa). Es importante que la frase inicial sea respetuosa y no atente contra ningún compañero.

2 Lotería de imágenes 

Este juego es similar al bingo. Se trata de imprimir cartones con líneas y columnas de imágenes que tienen que ver con la empresa. Por ejemplo, si es una empresa de muebles, puedes poner los muebles que vende la empresa. Cada participante tendrá un cartón distinto y uno será el encargado de ir sacando las imágenes impresas en grande de una caja o bolsa. Los participantes deben ir tachando su casilla si sale la imagen correspondiente.  El primero que cante !¡línea!! se llevará un detalle y el que cante "¡Bingo!" o "¡Lotería!" ganará un regalo mucho mayor, el premio gordo. Por supuesto, alguien debe asegurarse que es real la línea o el bingo.

3 Preguntas y respuestas 

Haz un pequeño cuestionario sobre la empresa que los empleados tendrán que rellenar y guardar. Ha de haber preguntas difíciles y fáciles, para aquellos que no conozcan tanto la empresa. Tras un breve tiempo para responder las preguntas (no se dejará mucho para que tenga más emoción y se evite buscar en el móvil las respuestas), se comenzará a descifrar las preguntas. Aquel o aquellos que hayan respondido correctamente todas las preguntas se llevarán un premio. En el caso de empresas pequeñas se puede hacer de forma individual, y en el de empresas grandes con cenas en las que hay varias mesas, se puede hacer por equipos, es decir, por mesas.

4 Conoce más sobre...

Este juego es ideal para conocer más sobre los compañeros de trabajo. Se trata de rellenar de forma individual una tarjeta con algunos datos personales que no sean demasiado invasivos, como el color favorito, película o libro favorita, si prefieren el mar o la montaña, si tienen algún hobbie poco conocido... Cada quien guarda su carta. 

El juego se trata de que los demás deben adivinar las respuestas de cada uno. Por ejemplo, si se comienza con Anna, ella permanecerá callada mientras los demás compañeros en grupo comenzarán a intentar descifrar las preguntas. Puede que haya algún compañero que conozca su color favorito o pueden deducirlo en función de la ropa que suele llevar. Al final se descubrirá si han acertado las preguntas. Este juego se puede jugar por equipos.

5 Quién soy

Se realizan cartas con el nombre de cada uno de los participantes. El que empieza a jugar se debe de poner una carta aleatoriamente en la frente, sin saber cuál es el nombre pero de manera que todos los demás lo vean. La persona que tiene la carta en la frente comenzará a hacer preguntas para tratar de averiguar de quién se trata

6 Imitaciones

Al igual que en el ejemplo anterior debe haber cartas con los nombres de las personas del trabajo. El primer participante toma una carta sin que los demás vean quién es y deberá imitar a quien le ha tocado sin decir su nombre o su rango en la empresa. Los demás deberán averiguar de quién se trata. Se puede jugar por equipos o individualmente. Es un juego muy divertido, porque se muestran facetas de los compañeros a veces buenas a veces no tan buenas de manera lúdica, de manera que ayuda a aceptarnos unos a otros tal como somos.

7 Consigue todo lo que pida 

Es un juego muy divertido perfecto para la sobremesa de la cena. Unos cuantos participantes tendrán que competir para lograr lo que alguien diga que desea. Rápidamente dirá en alto una serie de cosas que pueden encontrar en la cena y los participantes deberán correr para conseguirlos antes que nadie. Por ejemplo: copa, lápiz, corbata, zapato, fruta, paraguas, labial, gafas. ¡A por todas! Todos los presentes se divertirán, tanto los que participan como los que están viendo.

8 El juego de las estatuas

Este juego puede amenizar cualquier cena y los participantes se acordarán mucho de él. Es un juego muy sencillo, alguien o una serie de personas serán los encargados de gritar una palabra que se decida, por ejemplo, ¡piña!, en diferentes momentos de la cena. Cada vez que se grite los participantes tendrán que quedarse quietos en la actividad que estuvieran realizando. Un encargado (o varios, depende de qué tan grande sea la cena) deberá revisar que todos estén inmovilizados. Quien se mueva y sea cachado pierde esa ronda y no jugará más. Se repetirá varias veces hasta que solo quede un ganador o ganadora.

9 Resuelve el acertijo  

Cada mesa de la cena se le asignará un equipo con un nombre (puede ser de colores, de algo relacionado con la empresa, etc). El juego consiste en resolver un acertijo. Cada equipo deberá ir encontrando partes del acertijo en el restaurante a partir de pistas que se irán facilitando a lo largo de la cena. El equipo que antes resuelva gana. 

Lo divertido de este juego es que puede haber personajes que le pidan al equipo que haga alguna prueba para lograr una parte del acertijo. Por ejemplo, se puede pedir a alguien que cante, que baile, que interpreten una pequeña escena de teatro... También se puede involucrar a los camareros de manera que cada mesa deberá encontrar al camarero que tiene la parte del acertijo. Otra idea es que alguien de una pista sobre dónde se encuentra la parte del acertijo (por ejemplo, el baño de señoras), para que alguno de los participantes vaya a buscarlo. 

El acertijo puede ser una frase o también un rompecabezas de varias piezas de madera, de manera qué hay que ir encontrando cada pieza. 

Este juego debe ser pensado con detenimiento y elaborado para que no quede ningún cabo suelto. Un equipo del trabajo puede desarrollarlo o también se puede encargar a una empresa de entretenimiento con actores. Lleva un poco más de tiempo crearlo, pero si se hace bien se convertirá en el protagonista de la noche.

Y tú, ¿conoces más juegos para la cena de Navidad de empresa? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a 9 juegos para la cena de Navidad de empresa (divertidos y amenos), en la categoría de Planes en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: