6 divertidas ideas para hacer una fiesta navideña virtual de empresa

Así puedes realizar un brindis navideño de empresa diferente

Laura García
Laura García Periodista

El mes de diciembre no se podría entender si una de las citas por excelencia a nivel laboral: las cenas y comidas de Navidad. ¡La de momentos que nos han dejado! Si se nos van de las manos pueden llegar a ser la comidilla de toda la empresa durante el resto del año, pero normalmente son una buena ocasión para conocerse un poco mejor entre compañeros, pasar un rato agradable e incluso hacer equipo y acercamiento con el jefe. Los encargados de organizarlas siempre buscar las mejores formas de celebrarlo con los objetivos que te acabamos de contar. Sin embargo, con el coronavirus, lo tienen un poco más complicado. 

Las medidas restrictivas y de seguridad hacen que tengamos que adaptarnos a unas celebraciones navideñas de empresa un tanto extrañas. Nada de aglomeraciones, ni mesas enormes, ni siquiera picoteo cercano de pie. Es por esto que muchos están optando -también porque la mayoría de los empleados están teletrabajando- por fiestas navideñas telemáticas. Este año, las celebraciones y los brindis serán online pero, ¿quién dijo que podría ser menos divertido? Estas son alguna ideas divertidas para organizar tu fiesta de Navidad de empresa virtual y que sea un éxito.

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer una fiesta virtual de empresa

+ Dejar claro los objetivos de este encuentro: quizás la mayoría de los empleados piensen que la cena o comida de Navidad es un momento para aprovechar que la empresa invita (aunque ni siquiera en todas es así) a comer y beber. En este caso deberás dejar claro que es un momento de celebración y unión entre los empleados. Dedica tiempo en trabajar ese mensaje para que todos tengan claro que es incluso un acto de empresa. 

+ La motivación: junto a los objetivos anteriores está la motivación para que la gente acuda a la cita. En este caso es más fácil escurrir el bulto, porque no debemos dar la cara físicamente, así que la invitación debe ser especialmente motivadora. Puedes adelantar lo que habrá: juegos, entretenimiento, premios… E invitar a que la gente participe como un momento de unión entre empleados. 

+ Los imprescindibles: como es algo que nunca antes se ha hecho debes dejar claro lo que no puede faltar en la fiesta de empresa. Por ejemplo, el dress code. Incluso puedes ponerle un poco de humor y decir algo así como "vístanse de forma completa. No se dejen los pantalones del pijama puesto, por si hay que levantarse". Dependiendo de lo que vayas a organizar en la reunión, deja otra cosas claras, como por ejemplo: una copa de bebida para brindar. 

+ El organizador o el jefe, uno más: algo que suele gustar bastante de las fiestas de empresa es que todos somos uno. Todos compartimos de la misma manera. Por tanto, el jefe o el organizador debe ser un participante más. Quizás si se trata de un tema de premios no, pero sí cuando hablamos de juegos, concursos o karaokes. ¡Aquí nadie se libra y eres el primero que debe dar ejemplo de participación! 

Ideas geniales para organizar una fiesta de Navidad de empresa

1 Concurso entre equipos

Para trabajar en el team building podemos organizar un concurso entre diferentes equipos y que tengan que trabajar en una postal navideña, un villancico o una decoración. Si lanzas el reto antes de la fiesta de empresa incluso puedes invitar a las familias de tus empleados a participar. Lo importante es que haya un reto entre equipos y se trabaje en la unión interna de estos. ¿Los concursos? Villancicos, platos, postres, tapas o decoración donde demostrar el talento y, sobre todo, la creatividad SIN LÍMITES. Eso sí, la gente no suele participar por amor al arte, ¿qué tal si les motivas con un premio? 

2 La ruleta de los regalos y premios

Si quieres apostar a lo clásico, rápido y que todo el mundo participe sin pensarlo, vamos a una idea que nunca falla: ¡los regalos! Para ello debes pensar en lo que te vas a ahorrar no invitando este año a todos tus empleados a una comida y repartir ese presupuesto en diferentes regalos. Desde una caca de mentira hasta un fin de semana o un patinete eléctrico, pasando por peluches, masajes, jamón ibérico… La idea es que haya un panel como los del los concursos, con muchos premios y muy diferentes. Desde regalazos hasta detalles que ni siquiera querrías que te tocaran (un céntimo, por ejemplo). Será divertido tirar para ver qué toca y que algunos solo se lleven sus ganas de participar. Al final, hay que tener en cuenta ¡que es un juego! Aunque también es importante que pienses que los regalos medios (botellas de vino, bandejas de polvorones…) son de los que debe haber más cantidad. 

La forma de ganárselos puede ser muy diversa: desde un panel con números hasta un panel con preguntas más o menos comprometidas y dependiendo de cuál elijas y contestes, te llevarás el premio que hay detrás. En tu mano está cómo complicar las cosas.

3 El juego de las preguntas de empresa

Este juego virtual será una especie de trivial con preguntas sobre los compañeros, la empresa y el día a día. Es importante no comprometer ni preguntar nada que pueda estropear el buen ambiente que se pueda crear. Las preguntas serán relajadas y divertidas, siempre encaminadas a divertirse sin señalar a nadie o dar la posibilidad de hablar mal. Como serán preguntas abiertas, los propios compañeros (o un jurado) puntuará la respuesta del 1 al 10 e iremos ganando quesitos cada 10 puntos. El premio final se lo llevará el equipo que gane todos los quesitos.

4 Un escape room virtual

La pandemia también nos ha dejado multitud de ocio online, así que si no te apetece pensar mucho en esto, quizás puedas contratar un escape room virtual en el que te lo organicen todo. Muchos te dan la opción de personalizar alguna de las cosas y, al final, tus empleados pasarán un buen rato intentando salir de las habitaciones. Cuando acaben, puedes organizar una pequeña reunión para felicitar al ganador, comunicarles el premio que han conseguido y hacer un brindis virtual con todos los empleados. 

5 El karaoke online

Más de una vez habrás acabado una fiesta de empresa en un karaoke. Vale, esta vez no se os irá tanto de las manos (es probable que aquellas veces alguno ya esté pasado de más) pero sí puede ser una opción divertida para animar ese rato de reunión. Quizás puedas empezar haciendo un pequeño concurso para que la gente se anime. Después, ¡solo queda que tus empleados compartan su talento cantando! 

6 Juegos virtuales

Durante la pandemia se han multiplicado la variedad de juegos virtuales. Aplicaciones como 'House party' nos permiten dibujar o jugar al 'Quién es quién' de forma online. En concreto, esta aplicación, solo permite a 4 jugadores pero lo que te queremos proponer es que organices tu propio 'House party', es decir, prepares una serie de 3 o 4 juegos diferentes, invites a tus empleados a una reunión vía Teams o Zoom y participen jugando y retándose a las diferentes pruebas que hayas organizado. En realidad, no te llevará nada de tiempo. Solo tendrás que pensar algunas 'cartas' y organizar bien los grupos de participación.

¿Se te ocurre alguna otra idea para organizar una fiesta virtual de empresa? ¡Cuéntanosla en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a 6 divertidas ideas para hacer una fiesta navideña virtual de empresa, en la categoría de Planes en Diario Femenino.