Cuando tu pareja tiene celos de los hijos

Cuando tu pareja tiene celos de los niños

Nadie tiene el secreto para mantener una familia unida y feliz. Al igual que ocurre en el mundo de las parejas, las familias están sujetas a relaciones diferentes que se van transformando conforme avanza el tiempo. La convivencia significa desgaste para todos los miembros de la familia y es normal que surjan tensiones, roces, discusiones, enemistades y celos. Pero cuando es uno de los progenitores el que siente celos de los niños, la cosa puede convertirse en algo serio, ya que su posición dominante puede llegar a destruir a toda la familia.

Cuando tu pareja tiene celos de vuestros hijos

Que tu pareja tenga celos de los niños no es una situación tan infrecuente. A pesar de que son muchos los matrimonios que recurren a tener un bebé en un momento difícil con la esperanza de que eso les fortalezca como pareja, la llegada de un niño va a alterar los roles establecidos hasta ese momento en la relación. Surgen entonces nuevas emociones que hay que manejar con inteligencia, pero también con mucho cariño.

Ese lazo indisoluble que se crea entre unos hijos y su madre puede hacer que el padre se sienta desplazado. Acostumbrado a tener todas las atenciones por parte de su pareja, los niños demanda mucha más atención y más cuidados, llegando en muchos casos a absorber por completo el tiempo de la madre. En ese momento es cuando surgen los celos de un padre hacia sus hijos, que ve cómo va quedando fuera de esa relación especial.

Hay varias formas de evitar ese sentimiento de desamparo y esos celos hacia los hijos, pero todas ellas pasan por aceptar su propia madurez y su responsabilidad en la consolidación de una familia. Tu pareja debe formar parte activa del núcleo familiar y no mantenerse como un mero espectador, así que en la medida que puedas, procura valorar a tu pareja para que se sienta parte integrante del núcleo familiar.

Cuando tu pareja tiene celos de tus hijos

Si los niños son hijos de ambos, la situación podrá reconducirse en cuanto tu pareja reflexione sobre lo irracional de sus sentimientos y descubra lo maravilloso que es compartir el cariño entre toda la familia. Pero más difícil de solucionar es cuando tu pareja no es el padre de tus hijos y estáis empezando una nueva relación, algo muy frecuente en estos días, donde los divorcios y las nuevas familias son lo habitual.

En este caso es más difícil solventar esa situación de celos porque tu nueva pareja sí puede verse claramente excluida de la familia. Es cierto que los niños tienen otro padre y, ellos mismos pueden hacérselo ver en forma de malas maneras, gritos y conflictos permanentes en casa. Y aunque tu pareja también debe poner de su parte para calmar los ánimos con inteligencia, ya que estamos hablando de un adulto, es sobre ti sobre la que recaerá el peso de la solución.

Tendrás que hacer ver a tus hijos que tu pareja es un compañero ideal para toda la familia, al mismo tiempo que convences a tu pareja de la importancia que tiene en tu vida. Por supuesto, que la prioridad son tus hijos, pero el amor no es excluyente, así que no hay por qué estropearlo con una escena de celos.

Laura Sánchez  •  lunes, 3 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x