Trucos para que no olvides (nunca más) tomar la píldora anticonceptiva

Consejos para que te acuerdes de la pastilla cada día

Laura D
Laura D Periodista

Seguro que a tu alrededor ha pasado más de una vez. Algún familiar o amigo no se ha tomado la medicación, y no porque no quiera sino porque se le ha olvidado por completo. Crear un hábito para ingerir un medicamento es esencial pero, aún así, hay veces que no podemos evitar que se nos olvide. 

Lo mismo ocurre cuando empezamos a tomar la píldora anticonceptiva. Durante las primeras semanas es normal que se te pueda pasar porque no tienes costumbre de ingerirla. Sin embargo, es muy importante no saltarse la toma diaria. En general, no tomar la medicación puede tener consecuencias pero si hablamos de píldora anticonceptiva... ¡El susto puede ser grande! 

A pesar de que la advertencia de tomártela sin saltarte un solo día está ahí, hay que ser conscientes de que en nuestra vida diaria tenemos la cabeza en mil sitios y es normal que no te la tomes como deberías. Cruza nuestra mente una idea pero, como no la hagamos en el momento, se nos olvida de la misma forma que vino. ¡Tranquila! En Diario Femenino queremos ayudarte con algunos pequeños trucos para que no olvides nunca más tomar la píldora anticonceptiva. ¡Atenta! 

Consejos para acordarte de las pastillas anticonceptivas

+ Utiliza aplicaciones o alarmas

Sin duda, la opción más utilizada es la ayuda tecnológica. Pero, dentro de esta alternativa, existen por lo menos tres formas diferentes para recordar la píldora anticonceptiva. En primer lugar, puedes usar la alarma del móvil (la misma que te pones para despertarte). Lo único que debes hacer es programarla de forma diaria, aunque lo mejor es que sea a una hora en la que suelas estar tranquila y no tengas que posponerla, tanto por la mañana como por la noche. 

En segundo lugar puedes echar mano de las aplicaciones. Muchas de las apps de calendarios menstruales vienen con una alarma para anticonceptivos. Así que, además de un recordatorio, podrás apuntar síntomas, ciclos y demás temas relacionados con la menstruación. ¡Todo en uno! 

Por último, tienes la opción de la pulsera inteligente. Si cuentas con un Smartwatch o una pulsera conectada al móvil, muchas de ellas vienen con la opción de poner una alarma silenciosa. Con ella, te vibrará la pulsera y solo te enterarás tú de que lo está haciendo, pero no habrá manera de que se te pase. ¡La llevas en la muñeca! 

+ Crea una rutina

Para intentar que no se nos olvide nada es mejor crear una rutina y repetirla siempre. Ciertos expertos aseguran que hacen falta alrededor de 21 días para convertir una simple acción en un hábito de vida. Por ello, puedes tomarte la pastilla justo cuando vas a desayunar o dejarla junto a las llaves y tomártela cuando vas a cogerlas.

Si creas un hábito y consigues llevarlo a cabo durante un período de tiempo, el día que no lo hagas lo sabrás de primera mano. Eso sí, debes tener muy presente que, aunque crees una rutina, habrá momentos que te la saltes: las vacaciones, cambios de casa, cambios de horario... No olvides tomar la píldora anticonceptiva cuando experimentes estos cambios. 

+ Utiliza algo que te llame la atención

Existen ciertos elementos u objetos que pueden advertirte de que debes tomar la pastilla. Un post-it, una frase escrita en la pizarra de la cocina o dejar las pastillas en una cesta grande que llame a la visa. La idea es que cuando lo veas te acuerdes de que tienes que tomártela, aunque esta opción te dejará de funcionar si un día no pasas por casa. 

+ Marca el calendario

Seguro que en casa de tus abuelos marcan y tachan las cosas en un calendario enorme que tienen en alguna habituación, como la cocina o el salón, ¿verdad? Puedes seguir la misma técnica para que cada día te tomes la pastilla. Aunque suelen venir marcadas en la propia tableta, es una forma de asegurarte que te la has tomado. Además, cada vez que entres en la habitación en la que está el calendario lo verás y no se te olvidará tan fácilmente. 


Si además de todos estos trucos y consejos le pides a tu pareja (si la tienes), a tu compañ[email protected] de piso o a tu madre que esté pendiente de vez en cuando para preguntarte si te la has tomado, será mucho más fácil ¡Ya no se te olvidará nunca más!