Cartas de cumpleaños para mi novio: un bonito regalo cargado de amor

Expresa tus sentimientos en su día especial

Laura García
Laura García Periodista

Suele suceder que en algunos momentos de nuestra vida nos cuesta expresar o comunicar más lo que sentimos que en otros momentos. Especialmente si este sentimiento es muy fuerte o verdadero puede asustarnos un poco y nos cuesta abrirnos, como una forma de hacernos una pequeña coraza para defendernos, para no parecer tan vulnerables o no mostrarnos tan sensibles. Y esto se multiplica cuando hablamos de amor. ¿Te has parado a pensar si, a menudo, le dices a tu novio lo que realmente sientes? De hecho, ¿te has parado a pensar si se lo has dicho alguna vez? ¿Deberías decirle un poco más lo que se te pasa por la cabeza en cuestión de sentimientos? ¿No encuentras nunca el momento perfecto para ello? Es posible que tengamos que plantearnos si necesitamos decirlo o nuestra propia pareja necesita que se lo digamos de vez en cuando. 

Por eso, más allá del regalo físico que queramos comprarle, un buen detalle a tener en cuenta para el día de su cumpleaños es sincerarse con él y abrirnos de par en par a lo que realmente sentimos. Cuando una persona no se lo espera, unas palabras sinceras sobre lo que habéis vivido y lo que te ha hecho sentir en este tiempo son de los mejores regalos que se pueden recibir cuando se cumple un año más. ¡Son los detalles que más marcan y se recuerdan para siempre! Así que en Diario Femenino te vamos a echar una mano y hemos preparado un par de cartas de cumpleaños para tu novio. No dudes en adaptarla como más te guste o redactar la tuya propia. ¡Tu novio alucinará y se enamorará aún más de ti cuando vea el bonito regalo cargado de amor que le has preparado! 

Carta de cumpleaños para tu pareja: elegirte fue la mejor decisión

Amor, 

Sabes que no soy mucho de decir a todas horas lo que es para mí nuestra relación pero la ocasión lo merece. Hace ya bastante tiempo que decidimos compartir camino y cuando lo pienso me suceden dos cosas: siento que fue ayer mismo pero que, a la vez, hemos vivido muchísimas cosas. Cuando decides compartir la vida con alguien los miedos y inseguridades se multiplican. Tienes miedo a que te hagan daño, tienes miedo de que todo salga mal, de perder a la persona que quieres… Sin embargo, contigo tuve, a la vez, una seguridad inexplicable. Todo lo hiciste sencillo desde el principio

Poco a poco fuimos viviendo cosas juntos, nuestros viajes, nuestras celebraciones, los fines de semana que nunca quieres que acaben, incluso las discusiones o malos momentos como pareja. Esos que, cuando echas la vista atrás, también te hacen sentirte orgullosa porque hemos sido capaces de superarlo. 

En el día de tu cumpleaños no quería dejar pasar la oportunidad de darte las gracias por todo ello y recordarte lo mucho que te quiero. Podía darme miedo lanzarme a esta aventura contigo, podía darme miedo lo que íbamos a vivir, podía darme miedo las discusiones que íbamos a pasar, los baches… Pero la realidad es que siempre nos imaginamos todo peor de lo que es en realidad y contigo he encontrado el perfecto compañero de viaje que lo pone fácil hasta en los momentos más complicados.

Querido cumpleañero, elegirte fue sin duda la mejor decisión. No me imagino cómo hubiese sido todo este tiempo sin ti, al igual que tampoco me imagino cómo serían los días que vienen. Te deseo un feliz cumpleaños y espero que podamos celebrarlo juntos muchísimos años más.

Te quiero. 

El compromiso de lo que nos queda por delante en una carta de cumpleaños

Querido cumpleañero, 

Querido novio, querido amigo, querido compañero, querido confidente, querida pareja… ¡Puedo llamarte de mil formas hoy! ¡Hoy es tu día! A pesar de haberte felicitado de mil formas diferentes, no quería dejar pasar este día tan especial para ti (y también para mí) sin escribirte algunas palabras. Las pienso mucho, lo reconozco, pero reconozco también que a veces me cuesta decirlas en voz alta. 

Desde que decidimos empezar este camino juntos he tenido la oportunidad de admirarte como trabajador, amigo, persona y, por supuesto, como pareja. Te admiro y te quiero a partes iguales. Tu capacidad de superación, de ver el vaso medio lleno, de sacarle una sonrisa a todo, tu tenacidad, tu cabezonería… Son muchas las cosas que he podido descubrir de ti. 

Está claro que el camino no ha sido fácil. Hasta aquí nos han traído grandes momentos. Los buenos siempre se recuerdan y son bonitos pero también están los malos. Esos amargos en los que hemos compartido penas, lloros y tristezas. Nos hemos apoyado. A todo esto se le suma otra cosa más: nuestras ganas de comernos el mundo juntos. No ha habido momento en el que no hayamos soñado con un viaje o un plan. En el que no hayamos imaginado algunas cosas o reído organizando otras. 

Con todo esto, ¿quién va a pensar en un futuro sin ti? No me lo imagino. Por eso, quería dejar por escrito mi compromiso de vida contigo. Todo lo que nos quede por delante no será maravilloso, eso te lo aseguro. Habrá días buenos y días malos. Habrá días inolvidables y días que querremos borrar de un plumazo y no podremos hacerlo, pero lo que haremos será seguir como hasta ahora: juntos, inseparables. Por eso, 

+ Me comprometo a sonreír contigo en las cosas buenas que te pasen.

+ Me comprometo a reír cuando no quede otro remedio que sacarle el humor a la situación.

+ Me comprometo a abrazarte cuando todo se esté desmoronando a tu alrededor.

+ Me comprometo a llorar contigo cuando no quede otra solución más que desahogarte.

+ Me comprometo a decirte las cosas con sinceridad, tal y como las pienso, aunque también me comprometo a poner verde al que haga falta cuando no puedas más y solo quieras quejarte. 

+ Me comprometo a quererte, eso sí, a mi manera.

+ Me comprometo a intentar comprender cómo te sientes, sea la situación que sea, y a hablar todo lo que haga falta para solucionar las cosas. No guardármelas. 

+ Me comprometo a cuidar y trabajar mi paciencia, al igual que me comprometo a poner a prueba la tuya.

+ Me comprometo a que todo lo que nos quede por delante sea juntos, en la distancia o en la cercanía. 

Esta es la forma más sincera de demostrarte lo que te quiero y, sobre todo, de darte mi regalo "no físico" en el día de tu cumpleaños. Tengo claro que no quiero alejarme de ti, quiero que esto siga creciendo, madurando y que cada día que pase, podamos mirar hacia atrás y veamos lo que hemos construido entre los dos. 

Te deseo un muy feliz cumpleaños, compañero de vida, ¡y que sigamos celebrándolo por muchos años más! 

¿Con cuál de estas bonitas cartas de cumpleaños para tu novio o para tu pareja te quedas? Prueba a escribirla tú misma, estamos seguras de que será un detalle que tu chico no podrá olvidar jamás. ¡Manos a la obra! 

Puedes leer más artículos similares a Cartas de cumpleaños para mi novio: un bonito regalo cargado de amor, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.