Cartas de cumpleaños para una amiga: una felicitación muy especial

Dedícale unas bonitas palabras a tu mejor amiga en su día

Laura García
Laura García Periodista

Te pasa todos los años: se acerca el cumpleaños de tu amiga y te pilla el toro organizando un regalito que le sorprenda, sea original y le demuestre lo mucho que te importa. A veces, el secreto no está tanto en buscar el regalo más extraordinario del mundo y gastarte un dineral sino en remover en vuestras pequeñas (o grandes) anécdotas y experiencias. Eso es lo que hace único un regalo o una felicitación muy especial, el hecho de saber que no puede ser igual a otro porque está construido con lo que habéis vivido en vuestra amistad. Y toda relación está basada en muchísimos detalles que solo tú y ella sabéis pero es necesario parar en seco y recordar, incluso tirar de mensajes, fotos y vídeos para ayudarnos a refrescar la memoria. 

Por eso, más allá del detalle físico que puedas o quieras tener con ella, siempre tienes que acompañarlo de unas palabras sinceras, ¡esas son las que más emocionan! Quizás una carta de cumpleaños para una amiga que hable sobre todo lo que habéis vivido y os quede por vivir o sobre lo que querrás hacer en los años que vienen por delante. Cierra los ojos y escribe con los sentimientos en la mano, el resultado será espectacular. Y si necesitas inspiración, aquí van dos propuestas de cartas para escribir a tu amiga en el día de su cumpleaños.

Carta de cumpleaños para tu mejor amiga: por todo lo que habéis vivido

Querida amiga, 

Han pasado ya bastantes años desde que coincidimos en el camino, ¡quién nos lo iba a decir! Da un poco de vértigo echar la vista atrás porque, cuando lo haces, es cuando te das cuenta de que los años pasan demasiado rápido pero también te das cuenta de la maravilla que es ver que la vida avanza y que sigues teniendo a algunas personas a tu lado, de forma incondicional, dispuestas a vivir todo contigo y a sacar el lado más divertido de todo lo que os suceda. 

Atrás han quedado todas las tardes de universidad en la cafetería, comiendo y bebiendo en el césped, organizando algún trabajo de clase mientras deseábamos irnos a casa o quedando para quedar a cenar y luego salir de fiesta requetemaquilladas y dispuestas a darlo todo bailando. Esos tiempos eran buenos pero no los cambiaría por lo que tenemos hoy. No por nada, sino porque en el camino nos han sucedido muchísimas cosas, hemos ido evolucionando, cambiando, viviendo más y todo eso lo hemos hecho juntas. ¿Se le puede pedir algo más bonito a una amistad

Dicen que los cumpleaños son la oportunidad perfecta para hacer un 'remember' de esas cosas ¡y no puedo estar más de acuerdo! Hoy, en el día de tu -- cumpleaños me remonto a la época de universidad y a nuestras “inocentes” expectativas para repasar cada uno de los viajes que nos hemos hecho juntas (y sus anécdotas). ¿Perder un tren a -11 grados bajo cero? ¿Hacer amigos de otros países? ¿Llorar de risa por cualquier anécdota? ¿Planificar un viaje de forma incansable? ¿Tirarnos en la playa a reflexionar sobre la vida y nuestros planes de futuro? ¿Contarnos el pasado sin miedo a juzgarnos? Volvería a vivir cada momento contigo. Hemos llorado, nos hemos acompañado en malos momentos y nos hemos alegrado por todos los buenos porque, al fin y al cabo, en eso consiste una amistad. Y cuando llega una fecha señalada, como la de tu cumpleaños, no puedo alegrarme más por seguir sumando tramas y años a nuestra historia. Me alegro tanto de tenerte como amiga…

Por último, en este año que empiezas no te voy a desear lo típico (sino no sería yo). Te deseo que este "nuevo año" que comienza hoy mismo te rías hasta que te duelan los abdominales (esos que no te dolerán nunca por hacer deporte, y lo sabes), que te sorprendan hasta dejarte boquiabierta, que abraces (en la distancia) como si los más lejanos estuvieran a tu lado y, sobre todo, que aprendas a apreciar los detalles que esta nueva etapa te tiene preparados. Porque al fin y al cabo, en eso consiste la felicidad y la vida. En aprovechar al máximo esos detalles y saber valorarlo. 

Estoy segura de que te vendrán muchas cosas buenas. ¡Feliz cumpleaños! 

Te quiere tu amiga. 

Carta de agradecimiento a su amistad en el día de su cumpleaños

Querida amiga,

No puedo empezar esta carta de otra forma: cumpleaños feliz, ¡cumpleaños feliiiiiz! Espero y deseo que este cumpleaños no sea el más especial y que te queden otros muchos muy especiales, pero sí que lo disfrutes y aproveches al máximo. Es un día al año y eso ¡hay que saber apreciarlo! 

Echo la vista atrás y cada uno de los cumpleaños que hemos celebrado juntas ha sido diferente y especial. Algunos han sido compartidos; otros, separadas en la distancia pero, al final, disfrutamos entre amigas. Y así, poco a poco, han ido pasando los años y míranos ahora, ¡quién nos lo iba a decir! 

Siempre he oído que los cumpleaños son fechas señaladas para repasar todo lo que dos personas han vivido y no quería dejar pasar el día sin recordarte lo muchísimo que te quiero y lo feliz que soy al tenerte a mi lado. Las grandes personas (como yo ja, ja, ja) se rodean de gente extraordinaria y tú sin duda eres de esas. Estoy convencida de que todos deberíamos hacer lo mismo: pararnos un día al año (o incluso más) y repasar de verdad nuestra historia con otra persona: intentar recordar el primer día que vivimos con ella, los días más tristes, los más alegres, los detalles, los ataques de risa, los enfados y los porqués. No deberíamos olvidar cada una de esas cosas porque son las que nutren una relación. El ejercicio de recordarlas las mantiene vivas. 

Así que voy a aprovechar la ocasión para explicarte de forma algo más extensa lo agradecida que estoy por tenerte en mi vida. ¡Allá vamos!

GRACIAS porque desde el primer día que nos vimos me aceptaste sin juzgar y te quedaste a mi lado sin pensarlo. 

GRACIAS porque te has preocupado en conocerme de verdad.

GRACIAS porque aunque no coincidamos en cosas, aunque no pensemos igual. Escuchas, intentas comprender, discutes, aceptas o no… Pero siempre desde el cariño y el respeto de una amiga

GRACIAS porque incluso cuando hemos discutido, has demostrado ser mi amiga.

GRACIAS por dejarme tener mi espacio pero, a la vez, dejarme cuidarte.

GRACIAS por cada viaje que hemos hecho, por cada anécdota que hemos vivido, por cada refresco en una terraza, cada cena, cada noche de fiesta, cada momento importante… 

GRACIAS por dejarme compartir contigo los momentos más dolorosos. Porque ya lo dicen: las penas, si son compartidas, son menos penas. 

GRACIAS por poner verde a las personas que necesitaba poner verdes, aún sabiendo que podía ser un poco injusta. 

GRACIAS porque me aportas esa visión diferente. Ese punto de vista que no veo, desde el cariño y el respeto pero también desde la objetividad de una amiga

GRACIAS por dejarme celebrar contigo un cumpleaños más. 

En definitiva, GRACIAS por ser mi amiga y dejarme serlo. 

Te quiero.

Puedes leer más artículos similares a Cartas de cumpleaños para una amiga: una felicitación muy especial, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.