Carta de amor y pasión: recupera el deseo por tu pareja

Te inspiramos para escribir una carta picante y demostrarle tu deseo

Laura Sánchez

Escribe una carta de amor y pasión para tu pareja

Ocurre en la mayoría de las relaciones de pareja que la pasión va desapareciendo con el tiempo para dejar paso al cariño. Tu antes amante apasionado se ha convertido en un compañero de cama con el que cubrir necesidades (con un poco de suerte) y poco más. Algunos expertos incluso establecen los límites temporales y predicen el tiempo que va a durar ese deseo que extasiaba a la pareja. Pero, ¿podríamos hacer algo pare revertir este proceso? ¿Funcionaría una carta de amor y pasión para encender la llama?

Nosotras no estamos dispuestas a ver cómo la pasión y el deseo se marchan sin mirar atrás. Por eso, te proponemos probar con una carta romántica y apasionada para intentar que el deseo vuelva como en los primeros tiempos. 

Cómo escribir una carta picante

Para escribir una buena carta de amor que consiga volver a encender la chispa de tu relación, debes dejar los prejuicios y timideces de lado. Debes escribir todo aquello que a ti te gustaría leer, porque el objetivo de este escrito es llevar a tu pareja hasta las nubes. Por eso, la extensión no importa y la presentación también está en un segundo plano. Lo importante es el contenido de tu carta... ¡y cuanto más subido de tono, mejor!

Puedes enviarle esta carta en cualquier momento a través de Whatsapp, pero también se la puedes dejar sobre la bandeja del desayuno. Estamos seguras de que no tardará en volver a tu cama para besarte apasionadamente. Se trata de cogerle cuando menos se lo espere para que la sorpresa le cause una emoción mayor. 

A continuación, te dejamos algunos ejemplos de estos textos para que te inspires. Personalízalos para que exciten más a tu pareja. ¿Preparada para ir caldeando el ambiente?

Los mejores ejemplos de una carta de amor y pasión

1 Ejemplo de carta de amor y pasión

Hola amor:

Mi propósito en esta carta que te escribo no es otro que recordarte lo que te quiero. Pero también cuánto te deseo. Sé que no estamos pasando por nuestro mejor momento, sé que la pasión se va apagando con la convivencia. Eso dicen y eso es lo que nos ha ocurrido. Pero me niego a que la rutina nos robe los sentimientos más enloquecidos con los que tanto disfrutábamos. ¿Por qué no recuperamos la pasión?

Tal vez si te acordaras de cómo nos mirábamos cuando nos encontrábamos, de esas miradas que se posaban en los ojos chispeantes de deseo para ir bajando a otras partes del cuerpo. O de esas otras miradas en medio de la gente con una sonrisa a medias que decían: aquí y ahora. Tal vez si pudieras recordar esas miradas que nos dedicábamos antes podríamos encendernos de nuevo.

O quizás recordando lo que nuestros cuerpos hablaban. Cuando con solo tocarnos la cintura estallaba el deseo de ser una única piel. Cuando nos era imposible darnos la mano y nada más, cuando necesitábamos tener en contacto la mitad de nuestros cuerpos. Cuando tus manos no soltaban mi cadera ni las mías tu pecho. Quizás si dejamos hablar a nuestros cuerpos podríamos unirnos de nuevo.

Recordamos juntos.

¿Quieres escuchar una carta picante?

2 La carta más apasionada para tu pareja

Hola cariño,

Esta carta de amor y pasión va a despertar tus sentidos. Quiero excitarte, como lo hacía antes cada noche. Hemos perdido la costumbre de buscarnos nuestra intimidad y siento mucha nostalgia de tu cuerpo.

Echo de menos tus labios recorriendo mis curvas, de arriba abajo y de abajo arriba. Me falta cada uno de esos roces que hacían temblar mis piernas. Me da pena pensar que ya no entrelazamos nuestras piernas como solíamos. Quiero volver a sentir tu calor en mi interior, ahora ya sin ningún tipo de preocupación.  

Y estoy segura, de que tu lengua se siente perdida separada de mi piel después de tanto tiempo; de que tus manos buscan mis pechos desesperadamente; y de que tus brazos buscan mi volumen cada noche.

Porque me gustaba demasiado oír tu respiración entrecortada y ver tus muecas al llegar al máximo de placer.

¿Por qué no recuperamos los gemidos y arañazos? Era en esos momentos cuando conseguía quitarme todo de la cabeza y centrarme en nosotros. Cualquier momento complicado del día, se borraba con cada uno de tus besos y tus caricias; en lo verdaderamente importante.

Te espero, cualquier noche en nuestra cama.

Recupera el deseo por tu pareja con esta carta de amor

3 Escribe una carta de amor picante

Amor,

Imagínate que, cuando llegues mañana de trabajar, te estoy esperando ligera de ropa en nuestra cama. Me pondría el camisón rojo que tanto te gusta y que acumula polvo en el armario desde hace tiempo. ¿Estarías preparado para volver a unir nuestras manos bajo las sábanas? ¿A recuperar el ritmo acompasado de nuestros cuerpos? ¿A gemir como hace tiempo que ya no hacemos?

Te iría quitando la ropa poco a poco, porque no podría parar de besar tu cuello. Entre masaje y masaje, se me escaparía algún pequeño mordisco en tu oreja o un pellizco en tus pezones. Te susurraría al oído que he echado mucho de menos el olor de tu pecho y el sabor de tu piel.
Querría sorprenderte con algo que nunca esperarías. Querría prender la mecha de la pasión que un día, sin que nos diéramos cuenta, se apagó. Querría volver a presentarme a cada rincón de tu cuerpo porque, después de tanto tiempo, no sé si sería capaz de reconocerlo.  

Sería como si el tiempo nunca hubiera pasado para nosotros. Como si aún fuéramos esos chiquillos que se escondían dentro del coche para manosearse con cierta intimidad. ¿Estarías dispuesto a recuperar nuestros deseos carnales? ¿Querrías volver a saborearme? Gracias por darme esos orgasmos. 

Imagínate que, cuando llegues mañana de trabajar, te estoy esperando ligera de ropa en nuestra cama.

Te deseo. 

Echa un ojo al resto de nuestras cartas de amor y pasión para inspirarte antes de escribir la tuya. 

Carta de amor picante; recupera la pasión

Carta de amor picante; recupera la pasión

Carta de amor erótica: despierta la pasión

Carta de amor erótica: despierta la pasión

Carta de amor a un amante: aventura y pasión

Carta de amor a un amante: aventura y pasión