Carta de amor para pedir perdón: discúlpate sin miedos

Son muchas las personas que son incapaces de expresar sus sentimientos

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Aunque algunas se sorprendan, son muchas las personas que son incapaces de expresar sus sentimientos y, muchas más, las que no saben pedir disculpas, ni siquiera a través de una carta de amor para pedir perdón. Es cierto que no todos los daños se pueden reparar pidiendo perdón, porque hay daños de amor irreparables, pero muchas veces, cuando nuestra pareja se siente decepcionada, bastaría con pedir perdón de forma sincera.

¿Por qué nos cuesta tanto? Tal vez nos da miedo reconocer nuestros errores y mostrar nuestras limitaciones para que un futuro no sea utilizado en nuestra contra. Pero esa es una perspectiva de las relaciones basada en la idea de una especie de guerra entre dos corazones, algo que no nos parece saludable.

Por eso cuando nos equivocamos y hacemos daño a nuestra pareja, se impone pedir perdón, de la forma que mejor nos salga. Y puede que una carta de amor sea la mejor manera de pedir disculpas a nuestra pareja. Escribimos por ti esa carta de amor para pedir perdón. Te ofrecemos varios ejemplos para que te inspires al escribir la tuya. 

Requisitos para escribir una carta de disculpas 

Antes de comenzar a redactar tu propia carta de amor para pedir perdón, es importante tener en cuenta algunos consejos o trucos que te servirán de gran ayuda. Ten en cuenta, primero de todo, que lo más importante es tener muy presente a la persona a la que vas a dedicar las palabras. Después, haz tuyos estos consejos para que tu carta sea más especial que nunca: 

- Muestra tus sentimientos: abre tu corazón de par en par y no tengas miedo al qué dirán, pues solo tú y esa persona vais a leer la carta. Intenta que las disculpas sean lo más sinceras posibles y muestra lo que sientes por él/ella. 

- Redacta una carta de prueba: no mandes la primera carta que escribas con las primeras palabras que se te ocurran, esto no hará que sea una misiva bonita y especial. Ten en cuenta que tendrás que hacer una o varias pruebas antes de dar con la carta perfecta. 

- No le des vueltas a la discusión o al distanciamiento que habéis tenido: es mejor que los motivos por los que tienes que pedir perdón queden atrás y mires hacia delante con mucho optimismo y sinceras disculpas. No conviene remover más el pasado o lo que habéis vivido para que estéis en la situación en la que estáis. 

- Acuérdate de que no se trata de justificarte, sino de pedir disculpas sinceramente y reconocer el error que has tenido. De esta manera, el perdón será mucho más sentido que si te inventas cualquier excusa para disipar tu error. 

- No tengas prisa por conseguir una respuesta. Una vez que envíes la carta de disculpas tendrás que esperar unos días (o incluso semanas) a que te respondan. Si no lo hacen, puedes mandar otra pero sobre todo no estés encima para que la persona pueda meditar muy bien tus palabras. 

Una vez leídos estos consejos, vamos a ver algunos ejemplos de carta de amor para pedir disculpas. ¿Con cuál de ellos te vas a quedar? 

Ejemplo de carta de amor para pedir perdón

Lo siento, mi vida

Sobre todo lo siento, y por eso te escribo esta carta, porque las disculpas me salen mejor sobre el papel y así me aseguro que lo puedas entender todo, leyéndola las veces que sea necesario. Siento tanto haberte decepcionado, que la verdad es que no sé muy cómo darte todas las explicaciones, ni sé cómo pedirte perdón.

En cambio, sí sé perfectamente que me equivoqué, que traicioné la confianza que habías depositado en mí y en nuestra relación y que rompí tantos sueños e ilusiones. Y por eso te pido perdón. Pero quiero que sepas los motivos o, más bien, el único motivo, que me llevó a decepcionarte. Fue por miedo.

Tenía tanto miedo del camino que estaba tomando nuestra relación, tenía tanto miedo de estar yendo demasiado deprisa que algo en mi interior me obligó a dar un paso atrás. Tampoco fui muy consciente del daño que te estaba haciendo, la verdad. La verdad es que fue algo motivado por el egoísmo y el miedo y por eso te pido perdón.

No tengo ni idea de cuál es la mejor manera de reparar el daño, pero estoy dispuesta a trabajar en esta relación y cuidarla hasta recomponerla. Porque si de algo estoy segura en estos momentos, si de algo ha servido mi error es para saber lo que quiero y lo que no quiero. Te quiero a ti y no quiero perderte.

Lo siento, amor.

Reconocer y pedir perdón por una infidelidad

Hola mi amor,

Si te estoy escribiendo esta carta de amor, en vez de hablar contigo cara a cara, no es porque me quiera esconder; es más bien porque esta situación me tiene tan confusa que las palabras para explicarme parecen escondidas en algún lugar muy oculto de mi cabeza. Necesito mucho tiempo para pensarme cada una de ellas, por lo que nunca habría podido mantener esta conversación contigo.

Por eso, hoy te escribo para reconocerte mi gran error, ese fallo del que estaré arrepentida el resto de mis días. Esa impulsividad ha conseguido perderme de nuevo y otra vez quiero viajar al pasado para evitar ese momento de debilidad en el que encontré otros labios.

Creo que no hay forma de justificar un acto así, por lo que no trataré de hacerlo. No sé por qué sucedió, ni qué me llevó a ello. Pero es una traición que no te mereces. He jugado con tu confianza, que ahora ya no me merezco. Y te debo mil y una disculpas.

Ahora que he conseguido escribirte esta carta de perdón, que también es de amor, estoy a tu disposición para sentarnos y hablar de lo ocurrido. Lo necesito. Lo necesitamos.  

No quiero que esto termine aquí pero entiendo que necesites un momento para pensar en lo que te acabo de contar.

Cuando tú quieras, te espero.

Te quiero.

Una carta de perdón por hacerlo mal

Hola mi amor,

¿Te has dado cuenta de que, a pesar de que los años pasan nosotros seguimos de la mano? Llegado este momento, creo que te debía una carta de amor. Aunque a estas alturas, conocemos de sobra nuestras virtudes y nuestros defectos, hay algo de lo que me sigo arrepintiendo; no entiendo por qué aún sigo siendo tan orgullosa.

Sé que es algo en lo que aún tengo que trabajar, pero te quería pedir disculpas por haberme dejado llevar de esa manera hasta ahora. Creo que esta carta de perdón está siendo un buen comienzo: he aparcado mi orgullo y he decidido exponerme a ti abiertamente. Sin duda, esta carta de perdón me ayuda a salir reforzada y aprender una nueva lección.

Te escribo para pedirte perdón por mi conducta en nuestras discusiones. Hay algo dentro de mí que posee cada vez que nos enfadamos y me transforma. Te pido perdón también por mi dificultad para olvidar tus ofensas y esperar que tú dejes pasar las mías. Discúlpame mis salidas de tono y contestaciones arrogantes.

Por lo nuestro, estoy dispuesta a aparcar mi orgullo, porque sé que no me va a llevar a ninguna parte salvo a alejarme de ti.

Te quiero.

Carta para pedir perdón por las mentiras

Hola mi amor,

He buscado muchas maneras para pedirte perdón, pero ninguna me ha parecido suficiente. Quería disculparme, desde lo más profundo de mi corazón, por las mentiras con las que he infectado nuestra relación.

Perdóname, porque sé que te he ofendido y que te sientes traicionado. Perdóname por los nubarrones de desconfianza con los que he encapotado nuestra relación. Perdóname por fallarte a pesar de que siempre he sabido que tú lo dabas todo por mí. Perdóname, porque sé que he herido tu confianza, y lo peor de todo es que fue por una mentira tonta.

Perdóname porque tu honestidad no merece estas mentiras. Perdóname porque estas mentiras han sido mi peor desprecio. Perdóname por poner en riesgo esto tan bello que nos une.

Ahora, ante la posibilidad de perderte, mis pasos se han vuelto muy inestables. Pero debes tener algo muy claro: te habré podido decir algunas mentiras, pero sé que el amor que me une a ti no es falso. Un sentimiento tan puro y enorme no puede ser un engaño de mis sentidos. Puedes estar seguro, de que te has convertido en una gran parte de mi vida.

Por favor, mi vida, perdóname.

Te quiero.

Perdón desde lo más profundo de mi corazón

¿A quién le debes una carta de perdón?

Mi vida,

Esta carta es para ti, para que me perdones. No he sido esa compañera que tú te merecías. Me he dejado llevar por esos demonios que habitan en mi interior. Pero ahora que te tengo lejos, ahora que nos hemos separado porque has decidido poner tierra de por medio, sé que te debo mil y una disculpas.

Tu ausencia me pesa como una losa sobre mis hombros. Los lamentos se han convertido en el maldito aire que hace respirar a mis pulmones. Y ahora, me arrepiento de todo lo que dejé pasar sin haberlo disfrutado lo suficiente. Sé que te he fallado y ahora busco tu perdón de día y de noche. No sé si mi arrepentimiento te servirá como muestra de amor, pero mis días están repletos de ‘ojalá no’.

Por lo nuestro, soy capaz de luchar sin descanso. Ojalá, tarde o temprano, consiga tu perdón. Nuestra linda relación necesita volver a ser lo que antes fue, que tan felices nos hacía. Este perdón significa todo para mí porque, a pesar de todo, mi amor hacia ti no se ha reducido ni un centímetro.

Te escribiré mil cartas de amor hasta que logre tu perdón. Te espero. Te quiero.

Cartas de amor de personalidades conocidas: inspírate en autores famosos 

Las cartas de amor han existido desde siempre, sobre todo cuando hace unos años (no tantos como pensamos) no existía ni WhatsApp, ni Tinder, ni redes sociales en general. Es entonces cuando las personas se tenían que declarar a la cara o escribiendo unas bonitas frases a sus parejas sobre todo lo que les querían, lo mucho que les echaban de menos o también para pedir disculpas.

En la actualidad esas cartas de personalidades famosas, desde Frida Kahlo hasta Pablo Neruda, pueden servirte de inspiración para que puedas coger lápiz y papel y ponerte a redactar unas bonitas palabras. Por ejemplo, las cartas de amor de Rosa de Luxemburgo, según la propia Fundación Rosa Luxemburgo, sirven para conocer mucho más el carácter de una mujer apasionada que no se escondía ante nada y ante nadie. 

Y, como ella, existen infinidad de personalidades o autores de relevancia que también se enamoraban, también necesitaban pedir perdón, también sentían la necesidad de escribir a sus amados para conseguir mantener la llama del amor viva. 

 

Y tú, ¿con cuál de estos ejemplos de cartas te quedas? ¿Tienes alguna carta propia? ¡Cuéntanosla en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Carta de amor para pedir perdón: discúlpate sin miedos, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.