Carta para un amor no correspondido: domina tus emociones

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 Cómo hacer una carta a un amor no correspondidoEsa sensación de euforia, de plena felicidad que nos proporciona el enamoramiento no siempre termina en la consumación de un amor, aunque sea temporal. Y es que para disfrutar plenamente del amor necesitamos que sea una situación bilateral, es decir, que la otra persona también esté enamorada de nosotras.

Desafortunadamente no siempre ocurre y a veces nos enamoramos de hombres que ni siquiera han reparado en nosotras, o no están interesados, por decirlo suavemente. Pero el caso es que "pasan" completamente de nosotras. Así nos quedamos en un estado de ansiedad que combina las mariposas en el estómago con la frustración del corazón roto.

Y como somos mujeres fuertes que no vamos a renunciar a ser felices por un resbalón amoroso, hemos pensado liberarnos de ese amor no correspondido escribiendo una carta de amor. Porque el primer paso para solucionar un problema es reconocerlo, pero después vamos a seguir buscando a nuestro príncipe azul.

Ejemplo de carta para un amor no correspondido

Hola amor,

Para cuando recibas esta carta de amor ya me habré liberado. Pero antes de que desaparezcas de mi vida quiero que sepas lo que ya intuyes; tal vez así seas consciente de lo que tu indiferencia ha destruido. Porque hasta este momento te quería con locura; desde el primer momento en que vi, te quise con locura.

Sin embargo, la emoción del flechazo quedó manchada por tu desinterés. Y así, preferiste pasar de largo y evitar mis besos, mis abrazos, mis sonrisas y todo el amor que tenía guardado para ti. No lo quisiste, y no te culpo, porque entiendo que el amor no se puede forzar.

Pero que lo entienda no evita que me duela hasta el alma de pensar que no deseas que te toque, que te acaricie, que te bese, en definitiva, que no me deseas. Y durante mucho tiempo no he sabido cómo darle salida a este sentimiento tan intenso que me estaba marchitando el corazón por no ser correspondido.

Ahora he entendido que no merece la pena ni un suspiro por ti; y es algo que no te digo desde el rencor, sino desde la perspectiva de una persona que por fin ha asumido que sus deseos no van a cumplirse. No decaigo, no te preocupes. Porque superaré este desamor como he superado tantas otras cosas en mi vida y estaré lista para esa persona que realmente me merezca.

Hasta siempre.

Puedes leer más artículos similares a Carta para un amor no correspondido: domina tus emociones, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.