La rutina que sí te puede ayudar en tu relación de pareja

¿Qué cosas ayudan a mantener el amor?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A estas alturas ya todos sabemos que uno de los principales enemigos de la relación de pareja es la rutina. La rutina que llega acompañada de la pereza, de la costumbre, de la inercia, del dar por supuesto y de la dejadez. Pero lo cierto es que no todas las rutinas son perjudiciales y algunas pueden ayudarte a mantener el amor. ¿Te apuntas a esta rutina?

La rutina que mata el amor

La rutina se instala en la convivencia, apropiándose de cada lugar de la casa. Ella se coloca justo en el sofá, en medio de vosotros dos, para impedir que estéis tan cerca el uno del uno. Pero la rutina no llega un día anunciándose a bombo y platillo, sino que entra poco a poco sin daros ni cuenta.

Su mejor aliado es el cansancio diario, que hace que no tengáis fuerzas para esforzaros cada día en esa relación. Y mientras vosotros descansáis y lo dejáis para mañana, la rutina va ganando terreno. Más tarde se trae a vivir con vosotros a su amiga, la inercia, y así se harán las dueñas de la relación hasta que se tambalee. ¡Cuántas veces han ganado la partida!

Con este panorama, lo normal es que no quieras ni oír hablar de la rutina en tu vida en pareja y lo mejor será que te sigas empeñando en cerrarle la puerta. Pero, ¿qué pasaría te dijéramos que hay rutinas que sí pueden ayudarte en tu relación? No nos hemos vuelto locas, sigue leyendo.

La rutina que sí te puede ayudar en tu relación de pareja 

Entendiendo la rutina por gestos cotidianos que fortalecen el vínculo, podemos afirmar que hay rutinas buenas para el amor. Y tenemos algunas ideas:

+ El desayuno de los sábados. Puede que entre semana no tengáis tiempo para dedicaros un homenaje antes de ir a trabajar, pero podéis esmeraros en un desayuno fabuloso los sábados e institucionalizarlo como un momento sagrado en pareja. Y si es en la cama, mejor.

+ El post it en el frigorífico. Que no falte en la puerta del frigorífico un mensaje de amor. Sí, justo al lado de la lista de la compra, pero varía el mensaje cada día para que no se quede ahí como un papel más en el que ni te fijas.

+ La caricia justo ahí. No seas mal pensada, que no estamos hablando de calentar el ambiente, aunque también podría ser. Se trata de buscar un lugar  -el muslo, la cara interna de la rodilla, el antebrazo o lo que te parezca - para acercar tu mano y regalarle unas caricias todos los días mientras estáis sentados en el sofá viendo las noticias.

+ El 'te quiero'. Debería ser de obligación decir un 'te quiero' diario a la pareja. Decir y sentirlo, claro está. Si se lo dices todos los días a la misma hora, por ejemplo cuando os encontráis en casa después de trabajar, se convertirá en una de esas rutinas que te ayudarán en la relación.

+ El beso. No nos cansamos de señalar la importancia de los besos en una relación. Un beso diario, aunque sea ese beso rápido antes de salir para el trabajo. Pero para que sea una rutina beneficiosa, ha de ser un beso consciente, no un gesto automático.

+ ¿Y si vemos una serie? Pocas cosas unen más a una pareja hoy en día que ver una serie juntos. Todos los días y a la misma hora, tenéis una cita para ver acurrucados en el sofá o en la cama un capítulo (o dos) de vuestra serie favorita.

Y tú, ¿qué rutinas tienes con tu pareja?