Pautas para no comparar a tu novio con tu exmarido

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una cosa es que puedas enamorarte después del divorcio y otra cosa diferente es que puedas olvidar a tu exmarido. Para bien o para mal, ese hombre con el que te casaste forma parte de tu vida y no puedes borrar de un plumazo su paso por ella. Es por eso que a veces te resulta inevitable comparar a tu novio con tu exmarido, un tic que debes hacer desaparecer cuanto antes.

Evitar las comparaciones entre tu novio y tu exmarido

No somos partidarias de borrar cualquier recuerdo de relaciones pasadas porque de los errores se aprende. Los hombres equivocados nos hacen más sabias y debemos utilizar esos recuerdos con inteligencia. Hasta cierto punto es inevitable establecer comparaciones entre tu exmarido y tu actual pareja, pero procura que esas comparaciones no lleguen a oídos de tu novio.

Tu novio actual es un hombre que te quiere y al que quieres con locura, así que puedes evitarle que conozca los pormenores de los apasionados encuentros sexuales con tu exmarido. Él no es tu exmarido, gracias a dios, y tendrá sus propias técnicas amatorias. Que sean diferentes a las que estás acostumbrada no quiere decir que sean peores. Y si sin peores, es otro tema que nada tiene que ver con tu exmarido.

Tampoco tiene que saber tu novio que tu exmarido era el rey del bricolaje y que con él te ahorrabas un montón de dinero en reparaciones y muebles para el hogar. Seguro que tu novio tiene otras cualidades, por eso te enamoraste de él. Si querías un manitas, podías haberte quedado con tu ex. Así que sé consecuente con tus decisiones.

Y por supuesto no hace falta que le digas a tu novio lo bien que te llevabas con la madre de tu exmarido, que era una suegra atípica de esas que no interfieren en la relación de pareja y además preparaba las mejores croquetas del mundo mundial. Que todo eso sea cierto no quiere decir que debas compartir la información con tu novio. Así que si vas a hacer comparaciones, procura que se queden en tu cabeza.