6 consejos para mantener el bronceado después del verano

Puedes hacer más cosas además de comer zanahorias

Andrea Azcona

Consejos para mantener el bronceadoPaula Echevarría, bronceada tras las vacaciones. Gtres

Ahora que todavía estas a tiempo de conservar ese bronceado tan ideal que has cogido este verano en la playa, no te pierdas estos 6 consejos para mantenerlo más tiempo y seguir presumiendo de él.

Piel bronceada e hidratada por más tiempo

1. En primer lugar, la alimentación. Hay alimentos que pueden favorecer nuestro moreno e incluso potenciarlo, ya que segregan betacaroteno y nos ayudan a mantener el color moreno durante más tiempo. Apunta: espinacas, sandía y sobretodo, zanahorias. ¡Inclúyelos en tu dieta!

2. Para mantener la piel hidratada es fundamental beber agua. Después de haber estado expuesta al sol durante tanto tiempo, la piel tiende a deshidratarse y se ve muy apagada; por eso lo ideal es beber al día unos dos litros de agua.

3. Si te gustan las infusiones, este consejo te va a encantar: prepara una infusión de té negro y deja que se concentre lo más posible, y después aplícalo por todo el cuerpo a modo de loción. ¡Notarás tu piel súper hidratada y con un aroma delicioso!

4. No te olvides de hidratar tu piel también con cremas y lociones hidratantes que, además de prolongar el bronceado, aportarán la elasticidad y luminosidad que necesita tu piel. Ten en cuenta que cuanto más hidrates tu piel, menos posibilidad tienes de que se cuartee y aparezcan los temidos pellejos. Prueba con la crema de cacao y el aceite de coco, te van a encantar.

5. Cuando te duches utiliza agua fría o templada, pero nunca caliente, ya que esta temperatura hará que tu bronceado desaparezca más fácilmente. El agua fría, además de prolongar el color, también te ayudará a mejorar la circulación sanguínea.

6. El exfoliante es tu gran aliado para mantener tu color playero, pese a que parezca lo contrario, si exfolias tu piel en profundidad dos veces por semana, eliminarás células muertas acumuladas y tu bronceado se verá más uniforme y sin manchas.

¡Larga vida al bronceado!