Qué comer para tener un vientre plano

Coge estos consejos como hábitos y tendrás un abdomen plano

Beatriz Martínez

Cómo conseguir abdomen plano  

Dejando de la lado a la celulitis, esa que ataca sin piedad alguna a casi todas las mujeres, sobre todo, llegadas a cierta edad, hay otra grasa que nos preocupa y mucho, más aún cuando se acerca el verano. Hablamos, como no, de la que tiende a acumularse en el abdomen, o ¿a caso no te has preguntado en más de un ocasión qué puedes hacer y qué puedes comer para tener un vientre plano? Y es que es en esa zona donde la grasa, los gases y los líquidos parecen querer ganar la batalla...

Entonces piensas, hacer dieta, mucho ejercicio, comer esto y no comer lo otro... No desesperes, no es cuestión de tener un vientre plano como las modelos, eso es una meta demasiado grande para la mayoría de las mortales, se trata más bien de presumir de barriga en plena forma. Para ello solo tienes que comer bien y hacer un poco de ejercicio, fácil ¿verdad?

Alimentos para lograr un vientre plano

Qué comer abdomen plano

Jengibre, sí por favor

Fresco, rallado, batido... Tómalo como quieras, pero no lo dejes de lado puesto que es antiinflamatorio intestinal excelente, ¿qué quiere decir esto? Que gracias a él no sabrás ni lo que es la retención de líquidos.

Batidos de frutas y semillas

¿Qué ocurre si combinamos frutas, verduras y semillas? Pues que tendremos una herramienta idónea a la par que deliciosa para ganar en vientre plano. Llena tu nevera de piña, pomelo, semillas de quinoa, o tal vez plátano, zanahoria y remolacha, te ayudarán con tu objetivo y te aportarán un extra de energía.

Hablando de semillas, las de chía, con alto contenido en ácidos grasos omega 3, las de sésamo y lino, con contenido en fibra y las de cáñamo con mucha proteína, también son excelentes para tener un abdomen plano.

Toma fruta de temporada

Aquí está otro de los secretos mejor guardados para presumir de vientre plano todos los días del año: toma fruta de temporada al menos tres veces al día. Todos ellos indicados para tener una alimentación sana, equilibrada y nutritiva.

Que no te falte un yogur al día

Abdomen plano

A la hora de la merienda, a media mañana o después de las comidas, un yogur al día te ayudará a que tu abdomen se mantenga plano por más tiempo; ya sabes que el yogur tiene probióticos naturales y que éstos, en su justa medida, fomentan una correcta flora gastrointestinal. El resultado, te sentirás más ligera y menos hinchada.

Un aperitivo a media mañana

Aquí tienes otro consejo que no falla nunca para no llegar con un hambre feroz a la comida: toma algo saludable a media mañana. Chips de verduras, fruta de temporada, un bocadillo pequeño de atún o unos cuantos frutos secos. No abuses de la máquina de snacks y ¡problema solucionado!

A por un abdomen plano 

+ Y recuerda... No te saltes ninguna comida. "No desayuno y así no se me llena el estómago”, “O mejor no ceno o me tomo tan solo un yogur”. Olvídate de cosas como estas y acuérdate de la importancia de hacer cinco comidas al día para no llegar a la siguiente con mucha hambre.

+ Haz ejercicio. No se trata de que vayas al gimnasio cada día y que te machaques a más no poder. El objetivo es hacer ejercicio dos o tres veces a la semana. Encuentra un deporte que te guste y no lo dejes nunca.

Coge estos consejos como hábitos y estarás espléndida por dentro y por fuera y tendrás un vientre plano.