Cómo cortarte tu misma el pelo rizado

Beatriz Iznaola

El pelo rizado es un tipo de cabello muy delicado y más aún si además también tiene tendencia al encrespamiento. Ambas características hacen que nuestro cabello adquiera mucho más volumen de lo que podemos considerar como un volumen normal, para esto podemos utilizar algunos trucos que reduzcan el volumen de nuestro pelo. Si por el contrario, queremos darle mayor volumen, porque nos gusten los cabellos con cuerpo y con muchísima voluminosidad, podemos realizar la acción de forma invertida, es decir, podemos buscar la manera de aumentar el volumen. Hay que tener especial cuidado con los cabellos crespos, pues son cabellos muy finos que sufren más que ningún otro y no podemos abusar ni de los champús, ni de la plancha, ni del secador, ni nada parecido que estropee más nuestro pelo. Este tipo de pelo requiere cuidados especiales y hay que dárselos si queremos lucir una bonita melena. 

Por lo tanto, al ser un tipo de cabello delicado necesita más cuidados e hidratación que el resto de cabellos. El cabello liso, por ejemplo, necesita cuidados pero ni la mitad que el rizado. El primer consejo es no lavarlo con champú varias veces a la semana, pues se estropeará muy rápido. Por esto, es recomendable lavar el pelo solo con acondicionador, con uno que sea específico para este tipo de cabello. Al igual que nos lo cuidamos nosotras mismas en casa, ¿por qué no cortarlo también nosotras mismas?

Cómo cortar el cabello rizado

En primer lugar, lo lavaremos únicamente con acondicionador, con uno determinado que sea perfecto para nuestro tipo de pelo. Enjuagaremos con agua y volveremos a aplicar otra capa de acondicionador. Antes de esto, una vez a la semana, podemos utilizar mascarilla, siempre y cuando sea adecuada para nuestro cabello. Una vez lavado el pelo, salimos de la ducha y no lo secamos con toalla, sino con algo más delicado, una camiseta, por ejemplo, así evitaremos dañarlo. 

Después, lo peinamos con un peine de dientes anchos, nunca con uno fino pues hará nuestro cabello más crespo. Lo desenredamos, hasta que veamos que está liso, dentro de lo que el rizado permita. Si queremos conseguir algo de volumen antes de cortar podemos colocar pinzas en nuestro pelo y soltarlas cuando esté seco. Si no queremos obtener ese resultado, pasamos directamente a cortar, teniendo en cuenta que deberá estar seco ya, pues para cabellos rizados o encrespado no es recomendable hacerlo cuando está mojado. Esto es porque cuando lo cortamos mojado siempre tiende a subir y una vez seco nos daremos cuenta de que hemos cortado más de lo que deseábamos. 

Con unas tijeras específicas para cortar el pelo, no vale cualquiera, y mucho menos se nos puede ocurrir utilizar cuchilla para el pelo, ésta creará un efecto frizz que no nos interesa para nada. Así, pasaremos a cortarlo de manera recta, ni desfilado para abajo, ni para arriba, tanto como nosotras queramos. Si sólo queremos oxigenarl, sólo cortaremos las puntas unos centímetros, esto será suficiente para sanearlo.