Cómo peinarse con flequillo recto: el peinado que siempre está de moda

María Fernández

El flequillo siempre está de moda. En sus distintas variedades, los peinados con flequillo están siempre presentes tanto en las calles como en las alfombras rojas o pasarelas. Los flequillos hacia un lado son muy comunes, pero el rey de reyes es el flequillo recto. Te contamos todas las posibilidades que te ofrece este tipo de peinado.

Dentro de los flequillos rectos hay distintos tipos que puedes escoger según la forma de tu rostro y tu pelo. Por ejemplo, si tienes el cabello muy fino, tu flequillo será más ligero y posiblemente abierto, mientras que si es grueso tu flequillo será más compacto. Aquellas mujeres con el rostro alargado estarán muy favorecidas con los flequillos rectos, especialmente si son hasta las cejas. Lo mismo ocurre con las caras cuadradas o anguladas. Si tu rostro es redondo, es mejor los flequilllos ladeados para alargar la forma de la cara. El flequillo es una buena forma, por ejemplo, de disimular una frente demasiado amplia.

Qué peinado llevar con un flequillo recto

Si finalmente te decides a cortarte el flequillo recto, podrás seguir haciéndote mil y un peinados distintos dependiendo del tipo de pelo que tengas y las distintas actividades que hayas planeado durante el día. Lo que está claro es que el flequillo enmarca tu rostro llamando la atención hacia los rasgos que más te gustan.

El flequillo recto es totalmente compatible con las melenas sueltas. Para darle más movimiento a cualquier cabellera puedes utilizar distintas herramientas para ondular algunos mechones y fijarlos con espuma. No hace falta que lleves el pelo largo para que tu flequillo recto te quede bien. Las medias melenas hasta los hombros -o incluso más cortas- pueden llevarse con flequillo corto. Para que el pelo no te dé calor en verano o si quieres dar un toque elegante a tu aspecto, puedes recoger tu melena en un moño top knot o un moño bajo manteniendo siempre tu flequillo recto. También puedes hacerte una trenza ya sea de raíz, de espiga, de pez.... y conseguir un look romántico. 

El flequillo recto es amigo de distintos complementos. Puedes colocarte una diadema por detrás del flequillo a modo de decoración y para evitar que la melena te moleste en la cara. Si las diademas te resultan incómodas puedes colocarte un lazo, una cinta o incluso una tiara.