Peinados sin raya: cómo peinarse con un look rebelde

María Fernández

Parece que siempre tienes que llevar la raya bien colocada porque, en caso contrario, tu pelo está desaliñado. Pero lo cierto es que existen un gran número de peinados que no llevan raya. Sin embargo, hay que reconocer que la raya puede ser una ayuda para que tu peinado parezca más profesional y ordenado.

Los peinados sin raya son desestructurados, pero no por ello menos elegantes. De hecho, este tipo de pelo te aporta un look moderno y renovado con respecto a lo que todo el mundo lleva. El look sin raya es casi un sinónimo de rebeldía y de no querer amoldarte a lo común. Con este tipo de corte conseguirás dar un toque de frescura y sensualidad a tu apariencia. 

Cualquier tipo de pelo puede hacerse un peinado de estas características. Tanto las melenas largas como las que tienen un estilo garçon pueden peinarse sin raya. Por ejemplo, puedes dejarte un flequillo que venga desde la parte trasera de la cabeza y que cubran tu frente. Otra opción muy socorrida, y con la que puedes conseguir tanto un look formal como un peinado para dar una vuelta, son las coletas o moños sin raya. Es tan sencillo hacértelos como recogerte el pelo hacia atrás utilizando un peine y cepillo para conseguir que no se te queden bultos en la parte delantera o pelos despeinados.

Cómo se hace un peinado sin raya

Si no tienes el pelo demasiado grueso puedes probar con un peinado al lado y sin raya. Para hacerte este look tan solo tendrás que peinarte tu melena hacia un lado y utilizar algún fijador.

Algunas chicas pueden encontrar muy difícil desdibujarse esa raya que les aparece de forma natural. El pelo, después de muchos años acomodándose a este peinado, ya ha cogido la tendencia de separarse a ambos lados de tu cabeza siempre de la misma forma, ya sea con la raya a un lado como en medio. Tienes que ir entrenando poco a poco tu cabello para que pierda la costumbre de colocarse con raya. Para ello, empieza a peinarte siempre intentando quitar la raya y, sobre todo, a secarte el pelo en la dirección que hayas elegido para tu nuevo peinado. 

­En cualquier caso, si no consigues que tu raya desaparezca del todo siempre te quedan los productos fijadores. Para lograr que el peinado sin raya aguante tu día a día, puedes usar grandes dosis de gomina. En verano, los geles efecto mojado pueden darte un aire distinto.

Puedes leer más artículos similares a Peinados sin raya: cómo peinarse con un look rebelde, en la categoría de Pelo en Diario Femenino.